Nueva York nuevamente atrae clichés de pestilencia descritos como & # 039; ambientalismo moral & # 039;





Nueva York, con 8,3 millones de habitantes, es el epicentro de la pandemia de coronavirus.





Se registraron, hasta el 29 de abril, 12,509 muertes, un asombroso 22% de todas las muertes causadas por Covid-19 en el país de 330 millones de habitantes.

Incluso con la ca√≠da en el n√ļmero de infecciones y muertes atribuidas a la pandemia, se espera que la ciudad extienda la orden de cuarentena m√°s all√° del 15 de mayo.

Se espera que las ciudades del norte del estado de Nueva York, con una fracci√≥n de los casos en la ciudad, se reabran gradualmente antes, bajo dos condiciones impuestas por el gobernador Andrew Cuomo: mayor capacidad para evaluar a la poblaci√≥n y una disminuci√≥n en el n√ļmero de hospitalizaciones en 14 d√≠as seguidos

El macabro protagonismo de la ciudad con la mayor densidad de población en el país ha inspirado el regreso de clichés viscerales sobre la peste urbana.

Pero, ¬Ņpor qu√© incluso m√°s ciudades verticales como Singapur o Se√ļl han combatido la pandemia con mucha m√°s eficacia? ¬ŅPor qu√© la tasa de infecci√≥n por coronavirus es alta en regiones del sur de los EE. UU. Con menor densidad?

El prejuicio contra la densidad urbana en este país de extensión continental se formó a mediados del siglo XIX, con la industrialización, y creó una cultura de desconfianza que el historiador Alexander von Hoffman describió como ambientalismo moral.





Es la idea de que la aglomeración humana agrava las epidemias, ya sean enfermedades o delitos. El problema no sería la desigualdad que produce los barrios marginales.

De hecho, incluso la creación de parques urbanos en los Estados Unidos fue distinta de la que inspiró los majestuosos parques urbanos europeos.

El urbanista Samuel Kling de Chicago record√≥ en un art√≠culo reciente que Central Park fue dise√Īado para que las masas de trabajadores observen el paseo de √©lite, no para promover el acceso a actividades al aire libre. Entonces se cruz√≥ con aceras.

En otras palabras, fue una experiencia civilizadora y reflexiva, no un lugar para el deporte como vemos hoy.

Hace docenas de veces, cuando viv√≠amos en una habitaci√≥n y habitaci√≥n en Manhattan, cerca de ning√ļn parque, me golpe√≥ un ataque temporal de idilio rural.

Tom√© mi Chevette en ruinas y me dirig√≠ al norte un domingo. Ni√Īo en el asiento trasero, y en su regazo un mapa con el anuncio de la planta baja de una casa de alquiler en el pintoresco pueblo de Dobbs Ferry, en el r√≠o Hudson.

Como es un √°rea relativamente rica, all√≠ habr√≠a una escuela p√ļblica de calidad, respaldada por los impuestos municipales, el sistema que perpet√ļa la desigualdad de la educaci√≥n p√ļblica estadounidense.

La casa blanca de estilo colonial tenía una bandera estadounidense pegada en el jardín delantero. Todo desierto. Si me acostara en el medio de la calle principal esa tarde, difícilmente sería atropellado.

Tom√© el primer regreso y volv√≠ a la cacofon√≠a de la cultura que no pregunta ¬ę¬Ņsabes con qui√©n est√°s hablando?¬Ľ, Sino ¬ę¬Ņqui√©n crees que eres?¬Ľ.

Nueva York se volverá a abrir y, como otras metrópolis, no será lo mismo mientras uno de los asesinos más letales en un siglo no esté encarcelado, ya sea por una vacuna o una mutación.

Pero es demasiado pronto para predecir el escape a los suburbios, el regreso a la vida en cuatro ruedas.

La estéril placidez de aquella tarde en el desierto de Dobbs Ferry desfiló en segundos, en mi memoria, los estrechos sótanos donde había estado a metros de Miles Davis, las galerías de los museos, la acogedora oscuridad de los teatros.

La densidad no es el destino. Es una oportunidad para la transformación.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *