Novo Banco: una cuestión de incentivos





Uno de los aspectos que m√°s sorprende en las indignaciones colectivas peri√≥dicas sobre las fabulosas sumas inyectadas en Novo Banco es la indignaci√≥n mostrada por quienes ten√≠an la obligaci√≥n de saber que lo que est√° sucediendo es el resultado de la forma en que se resolvi√≥ la instituci√≥n y luego se vendi√≥ a una entidad que, en la jerga de los mercados, puede considerarse, sin ofender, un fondo ¬ębuitre¬Ľ. Qui√©n, como cualquier otro agente econ√≥mico, juega con las cartas a su disposici√≥n.





El Novo Banco es como una casa antigua que el Estado vendi√≥ a una persona privada, con un descuento y con la promesa de otorgarle un apoyo no reembolsable (financiado por una tarifa pagada por todo el vecindario) para hacer reparaciones, si es necesario. El comprador ya sab√≠a, de antemano, que las paredes ten√≠an infiltraciones y que era necesario reemplazar el techo y el piso de madera. Pero como hab√≠a una promesa de una l√≠nea no reembolsable, procedi√≥ con la compra. Luego, hizo las reparaciones con el apoyo del Estado e incluso aprovech√≥ la oportunidad para reemplazar los marcos de las ventanas, que dejaban entrar el fr√≠o, as√≠ como para reparar las tuber√≠as y deshacer la horrible carpa que deshizo la propiedad. Sin embargo, para pagar la deuda que contrajo con el banco para comprar la casa, nuestro inversor vendi√≥ gradualmente el relleno. Hasta unos a√Īos despu√©s, con la casa restaurada, logr√≥ venderla a su vecino a buen precio.

Con las debidas diferencias, esto es lo que Lone Star pretende hacer en Novo Banco. Poner su casa en orden y aprovechar al máximo las condiciones que el Estado le ha garantizado, para que pueda vender con ganancias. Veremos si tendrá éxito (los tiempos siguen siendo difíciles para los bancos) y la auditoría ordenada por el Gobierno dirá si fue demasiado lejos o no, como dice Rui Rio, pero solo por ingenuidad se podría esperar que un fondo no intente aprovechar al máximo dinero que pusieron a su disposición.

Mirando hacia atr√°s, es dif√≠cil no preguntarnos si no hubiera sido mejor mantener el banco en la esfera p√ļblica, reestructurarlo y venderlo cuando llegara el momento adecuado (o no). En Portugal, nos gusta decir que somos liberales, pero el verdadero liberalismo protege el inter√©s p√ļblico, como vimos en Inglaterra con Lloyds, bajo el liderazgo de Horta Os√≥rio. Nueve a√Īos despu√©s de la nacionalizaci√≥n, el Tesoro ya hab√≠a recuperado los ¬£ 24 mil millones que hab√≠a inyectado en este banco. En el caso de BES / Novo Banco, la factura ya est√° en siete mil millones, con una tendencia a aumentar.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *