Novela se convierte en granero de políticos pro-Duterte en Filipinas





Decenas de detenidos están apretados en una celda de una comisaría policial. Los policías en servicio están bebiendo, jugando o cochando. Soldados de las fuerzas especiales invaden el local, dispuestos a imponer orden a esos vagabundos.





"El presidente nos mandó derribar a cualquier persona que se quedara en nuestro camino", dice el jefe de la Unidad de Fuerzas Especiales a un policía que estaba cochando y despertó de repente. Y da un golpe en la cara de él.

Es otro día como otro en "Ang Probinsyano", o "Hombre Provincial", una de las telenovelas filipinas más populares y que está en el aire desde hace más tiempo -de segunda a sexta desde septiembre de 2015.

La novela no sólo tiene actores famosos -la también ejerce influencia política improbable en un país donde actores de cine a menudo encuentran una segunda carrera en la política.

Y nada en la cultura pop filipina capta la división tenue entre entretenimiento y política tan bien como "Ang Probinsyano".

Al menos siete miembros del elenco de la novela fueron candidatos en las elecciones parlamentarias de mayo, que ayudaron a consolidar la hegemonía del presidente Rodrigo Duterte.

Tres de ellos fueron elegidos. Uno fue el actor electo senador Lito Lapid, que atribuye su victoria en las urnas en parte a la novela. Su personaje fue asesinado en febrero. El personaje que lo mató es representado por el actor Jhong Hilario, que fue elegido concejal en Makati City, al sur de Manila.





Roland Tolentino, del Instituto de Cine de la Universidad de Filipinas, dijo que "Ang Probinsyano" se destaca entre toda una rejilla de telenovelas del horario noble que tratan de romances y casos extramatrimoniales. Para él, el género acción generalmente tiene "el bien y el mal claramente definidos", y el bien generalmente sale ganando.

"La gente cree en la figura del mesías, tanto en la política y en la televisión", dijo Tolentino. Para él, el entretenimiento distrae a los espectadores de la realidad dura de la pobreza. "Tanto en 'Ang Probinsyano' como en la vida real, el pueblo busca salvadores para sacarlo de su condición.

Las Filipinas est√°n lejos de ser el √ļnico pa√≠s donde actuar en el cine o la televisi√≥n se ha convertido en un camino para la pol√≠tica. La lista de ejemplos en Estados Unidos es larga: Ronald Reagan, Arnold Schwarzenegger, Clint Eastwood, el ex senador Fred Thompson y otros. Y, por supuesto, Donald Trump fue presentador de "The Apprentice" (el aprendiz) e hizo puntas en algunas pel√≠culas.

Algunos países sólo se inician en este pasaje de actores políticos. En Ucrania, el nuevo presidente Volodymyr Zelensky hizo el papel del presidente nacional en una serie de televisión.

Pero pocos electores parecen abrazar a sus actores como los filipinos.

La estrella de cine de acción Joseph Estrada fue presidenta de 1998 a 2001. El boxeador Manny Pacquiao, que apareció en una película de superhéroes, es senador. Otro actor, Bong Revilla, conquistó una silla en el Senado a pesar de haberse involucrado en un escándalo de corrupción de millones de dólares. Su hijo Jolo, actor de "Ang Probinsyano", fue elegido vicegobernador de una provincia al sur de Manila.

En 2004 el actor fallecido de la película original "Ang Probinsyano", de 1997, Fernando Poe Jr., casi fue elegido presidente. Su viuda, Susan Roces, hoy hace el papel de la abuela del protagonista de la novela, el policía duradero Cardo Dalisay.

Grace Poe, la hija de Roces, fue la tercera actriz de "Ang Probinsyano" victoriosa en las recientes elecciones parlamentarias. Fue elegida para el Senado con el segundo mayor n√ļmero de votos.

Mientras que algunas novelas de acci√≥n muestran violencia machista o escenas sensuales, "Ang Probinsyano" es una novela para el p√ļblico familiar, en parte debido a las restricciones impuestas a la programaci√≥n del horario noble. El protagonista, Cardo, es intransigente con bandidos, pero est√° casado y fiel a la mujer, adora a los ni√Īos y se dedica a la familia.

Tolentino dice que ese tipo de acción "moralmente correcta" es presentada como el legado de Fernando Poe.

"Es una narrativa en la que mucha gente cree", comentó. "Ella se convierte en un commodity. Se traduce en consumo. En el caso en pauta, consumo político.

El a√Īo pasado la Polic√≠a Nacional filipina se sinti√≥ ofendida con una subtrama sobre polic√≠as violentos.

El Departamento del Interior dijo que la trama desmoralizaba a la policía y amenazó con partir a una acción judicial -no obstante el discurso intransigente del presidente Duterte, que ya admitió haber matado a sospechosos traficantes de drogas y amenazó con jugar a los jefes del narcotráfico en la bahía de Manila.

"Creo que fue un poco de paranoia de parte de ellos", dijo Jaime Fabregas, que representa al oficial superior de Cardo, Delfin Borja, en la novela. "Hubo una reacci√≥n negativa fuerte del p√ļblico, que los oblig√≥ a retroceder. La gente dijo algo como '¬Ņpor qu√© se mueve tanto con ustedes? ¬ŅSer√° que es verdad?'"

Fabregas, que es crítico de Duterte, dijo que defendió una escena en la que su personaje refleja sobre un tiroteo con otros policías.

"Eso me molest√≥ mucho", dijo. "Incluso si hubiera sido en defensa propia. ¬ŅPor qu√© estamos en una situaci√≥n en que polic√≠as tienen que disparar a otros polic√≠as? ¬ŅC√≥mo podemos volver a una situaci√≥n en que eso no sea preciso?

"Ang Probinsyano" recorre una l√≠nea tenue que separa la subversi√≥n de la servidumbre. La novela critica a los polic√≠as que cometen cr√≠menes. En una ocasi√≥n hizo referencia a Kian Delos Santos, de 17 a√Īos, una v√≠ctima de la guerra de las drogas que acab√≥ convirti√©ndose en un s√≠mbolo de las v√≠ctimas inocentes.

Pero los responsables de la novela también necesitan cooperar estrechamente con la policía para ser autorizados a filmar en la sede de ella y usar sus uniformes.

En medio de los ataques que lanza a la prensa, Duterte ya amenazó no renovar la franquicia del canal que transmite "Ang Probisyano", el ABS-CBN.

"Siento que tiempos espeluznantes están por venir en este país", dijo Fabregas, que apoyó a la oposición. "Es mejor decir algo, no estar quietos."

"La esperanza es que con la novela la gente tambi√©n pueda concientizar al p√ļblico. Pero no s√©. "Soy s√≥lo un actor aqu√≠."

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *