"Notre-Dame" nunca volver√° a ser la misma pero renacer√° "





José Antonio Falcão es historiador de arte, conservador de museos y vicepresidente de Europa y Thesauri, asociación internacional de museos y tesoros de Europa, de los que forma parte el Tesoro de Notre-Dame de París. Habló al JN sobre el incendio que destruyó dos tercios del techo del templo.





¬ŅEs correcto decir que se han destruido nueve siglos de historia?

Sin duda. La pérdida es, en cierto modo, irreparable, pues se estima que alcance alrededor del 68% del conjunto de la catedral. Sin embargo, hay algunos aspectos importantes que deben tenerse en cuenta:

1) Gran parte de la fisonom√≠a del monumento, tal como lo conocemos hasta ayer, era ya el resultado de una profunda reconstrucci√≥n operada, entre 1844 y 1864, bajo la direcci√≥n de dos notables arquitectos, Jean-Baptiste Lassus et Eug√®ne Viollet-le-Duc , que contribuy√≥ de modo decisivo al triunfo del Neog√≥tico, como estilo art√≠stico. Notre-Dame conserva diversos sectores de la estructura g√≥tica original (siglos XII-XIV), pero releva m√°s a√ļn del siglo XIX. Esto en nada apunta su valor, al contrario, lo enaltece, como s√≠ntesis de dos grandes tiempos del arte franc√©s, el G√≥tico y el Neog√≥tico, que lo reinventa y lleva hasta el l√≠mite.

2) Fue posible salvar, gracias a la competencia y, en ciertos momentos, al heroísmo de los Bomberos de la Ciudad de París y de algunos profesionales del patrimonio, parte considerable del acervo (= botín) móvil, en particular de su Tesoro, el museo de la catedral , situado en una zona menos afectada.

Estamos hablando de miles de obras de arte, que se recogerán temporalmente en el Museo del Louvre y en otros lugares donde se les puede proporcionar los cuidados de conservación y restauración necesarios.

¬ŅQu√© hab√≠a de m√°s importante, en t√©rminos de arte, en Notre-Dame?





La catedral podía ser considerada una verdadera Gesamtkunstwerk, es decir, una "obra de arte total". Se trata de una referencia mayor de la arquitectura del Gótico y del Neogótico, como vimos, pero que absorbió también, en diferentes escalas, las contribuciones de otros períodos, entre ellos el Renacimiento, el Maneirismo, el Barroco y el Neoclasicismo.

El edificio pose√≠a un extraordinario patrimonio integrado, con realce para los vitrales, las pinturas murales, los retablos y otras alfombras lit√ļrgicas, adem√°s de colecciones de obras m√≥viles, en particular pintura, escultura y artes decorativas, sobre todo orfebrer√≠a y textiles, muy relevantes. Aparentemente, logr√≥ salvarse lo esencial de estas colecciones de importancia nacional e internacional, pero las p√©rdidas ocurridas en la nave central y en las naves laterales y en la cabecera, adem√°s de otros sectores de reserva, son incalculables. Notre-Dame nunca volver√° a ser la misma, pero renacer√°.

Es muy de lamentar, en particular, la p√©rdida de la estructura de madera de las cubiertas, una obra de arte maravillosa, un aut√©ntico oc√©ano de asnas y otras piezas; la desaparici√≥n de gran parte de los vitrales, que sucumbieron a las altas temperaturas; pero se saluda el hecho de haber sido posible salvar dos obras de arte preciosas, la Corona de Espinas y la T√ļnica de San Luis, que forman parte de los "regalia" (atributos reales) de la Casa de Francia.

De todos los estilos que pod√≠an encontrarse en la catedral, ¬Ņcu√°l era el m√°s importante?

Los historiadores de arte se dividen a este respecto. Durante mucho tiempo, se dijo que el Neogótico superó, en Notre-Dame, el Gótico, tal su pujanza, gracias en gran medida al genio de Viollet-le-Duc.

Sin embargo, un gran conocedor del arte medieval europeo, Alain Erlande-Brandenburg, llamó la atención sobre el remanente de la obra gótica original, a veces un poco secundarizada, por exagerar un poco la reconstrucción llevada a cabo en el siglo XIX y que colocó el arte medieval en los pilares.

Yo, por mi parte, soy particularmente sensible a la vertiente neogótica de la catedral parisina, que marcó no sólo la irradiación de este estilo tan enriquecedor, sino también el imaginario de muchas generaciones acerca de la propia Edad Media. En cierta medida, todos somos hijos de Notre-Dame.

¬ŅQu√© obras se estaban haciendo?

Hace mucho que Notre-Dame reclamaba una intervención meticulosa de conservación y restauración, el edificio estaba sufriendo bastante con el retraso en los trabajos, debido a la crisis. Hubo polémica en Francia, siendo el Estado acusado de invertir poco en el monumento, que es su propiedad. Finalmente, se puso en ejecución un plan de obras, bajo la orientación de los arquitectos del Monumentos Históricos, con varias fases. Las obras que estaban en curso consistían en la recuperación de las coberturas, un sector muy sensible: llovía dentro de la catedral y la multiplicación de palomas creaba muchas dificultades en el funcionamiento del sistema de aguas pluviales, esencial para buena salud de la vasta mole arquitectónica.

Generalmente, qué tipo de cuidados deben ser tenidos en la restauración de espacios como Notre-Dame?

La gran apuesta consiste en el mantenimiento peri√≥dico, que, en un edificio con la escala de Notre-Dame, es una tarea compleja. Debido a la escasez de medios, hace a√Īos que √©sta no se hac√≠a con la periodicidad deseable, pero todo parec√≠a bien encaminado.

Una paradoja: todo indica que habrá sido un accidente ocurrido durante los tan esperados trabajos de restauración que originó el incendio.

¬ŅEs posible reconstruir Notre Dame?

Es y estoy seguro de que Francia, un país que ha dado pruebas de saber siempre levantarse de sus propias cenizas, no dejará de llevar a cabo una reconstrucción ejemplar, que haga justicia a la historia de un monumento que se confunde con la propia nación francés.

Se trata de una operación muy compleja y costosa, pero Francia posee una amplia experiencia en el sector de la conservación y restauración de edificios y obras de arte y tiene a su servicio a los profesionales más calificados a tal efecto. Además, la disponibilidad manifestada por la UNESCO para colaborar de manera muy activa en el proceso es un excelente pronóstico.

Creo que se tratará de una intervención en torno a una década, en el mejor de los casos, pues son necesarios levantamientos y estudios muy detallados, que no se improvisan.

Hay un aspecto que juega a favor de una reconstrucción muy bien fundamentada desde el punto de vista científico y técnico: Notre-Dame es uno de los monumentos más documentados del mundo, sobre todo a partir de mediados del siglo XIX; se conservan, en gran medida, las tablas (dibujos) originales de los proyectos de Lassus y Viollet-le-Duc, así como los cálculos de sucesivas generaciones de ingenieros, miles de fotografías y una inmensidad de otros documentos de archivo.

Lo sucedido en Notre-Dame es también una alerta, una llamada de conciencia a los peligros que acechan el patrimonio religioso, muy vulnerable no sólo a las catástrofes, como ésta, sino también al abandono, al vandalismo, al robo ya intervenciones poco cualificadas. Ojalá este desastre, que se vuelve casi una metáfora de la Europa actual, sirva para acentuar nuestra conciencia colectiva en relación a la salvaguarda del arte sacro.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *