Noticias de mi (ai, ai) país





A lo largo de la historia, muchas batallas se produjeron y muchos hombres murieron semanas despu√©s de alcanzar la paz. Buenos tiempos, marcados por la demora en las comunicaciones, dependientes de caballos, carros y caminos tortuosos. Por azar, no pude vivir esa √©poca, en que una persona sal√≠a del pa√≠s en viaje de vacaciones, matanza o catequizaci√≥n y quedaba impecablemente privado de noticias locales. Con el estilo, se regresaba y se descubr√≠a que, a costa de los fant√°sticos estadistas que tenemos, ya no hab√≠a pa√≠s al que regresar. Pasados ‚Äč‚Äčseis meses, se recib√≠a un telegrama para confirmar la quiebra.





Hoy las dificultades son inconmensurablemente mayores. Recoge ocho vuelos (intereses), alquilar dos coches, se alejan me nueve mil kilómetros de casa y en contra de todos los principios terapéuticos, seguir realizando sin darse cuenta de la mitad el caso de Portugal. Culpo las "apps" de Facebook y del Observador, que no resisto abrir con excesiva regularidad. Al igual que un voyeur suelto en un motel, es imposible evitar el acecho. Y la ligera melancolía que se le sigue. Cada "hecho noticioso" es absurdo, y cada reacción al "hecho" más absurda todavía.

"Hubo la" remodelación "del gobierno, en la que, además de diversos cambios importantísimos, el dr. Costa pateó hacia arriba a aquel funcionario del partido que tiene un poco en la oreja. El asunto generó la indispensable indignación, como si la criatura en cuestión fuera sustituir una sumidad o ocupar la vacante de otra. Quien se enfada con elecciones así está, deliberadamente o no, a exhibir un esbozo de esperanza que el arreglo en el poder nunca mereció. Por definición, la pertenencia al culto hace de cualquier devoto, de igual derecho e igual descaro.

Hubo un pobre que fue a la televisi√≥n hablar de la violencia que obliga a los ni√Īos a besar a los abuelos. Entre la subsiguiente furia de las masas, nadie record√≥ la violencia que obliga a los abuelos a besar a los ni√Īos, sean estos "cient√≠ficos sociales" o no.

"Hubo una" periodista ", cuyo curr√≠culo consiste en frecuentar la intimidad de ladrones sin reparar en los robos, inconformes con el uso de" Hasta ma√Īana, si Dios Quiera "por una presentadora televisiva. Es en lo que da distribuir el ate√≠smo por las cabezas de fan√°ticos.

¬ŅHa habido el sr. prof. Marcelo a proferir frases acerca de Tancos y hubo personas bien intencionadas-e irremediablemente optimistas- a prestar atenci√≥n a las frases que salen de la boquita del sr. prof. Marcelo, coloc√°ndolas a ocupar el espacio que deber√≠a pertenecer a la informaci√≥n.

La publicaci√≥n de un nuevo libro de memorias del prof. Cavaco y la izquierda en peso sali√≥ esbelta para garantizar, a los gritos, que las opiniones del prof. Cavaco no tienen ninguna relevancia. A t√≠tulo de alivio chistoso, algunos se√Īores del PS recordaron la falta de "sentido de Estado".





El anuncio (necesariamente discreto) de que, por obra del dr. Centeno y con la complicidad, demostrada en el tribunal, de los que erigieron el dr. Centeno a algo distinto de una nulidad con dientes, nuestras cuentas terminaron 2017 con el segundo déficit y la tercera deuda más elevada de la Unión Europea.

Y hab√≠a, por supuesto, la carta oportuna de los "intelectuales" portugu√©s para apelar a la derrota de un candidato en particular en las elecciones presidenciales de Brasil. La carta es divertida por una fecha de razones. Tiene gracia porque, de los "intelectuales" en cuesti√≥n, cinco sexos jam√°s se distinguieron por el intelecto y la mayor√≠a se distingue justamente por la respectiva, y flagrante, ausencia. Tiene gracia porque, si tomamos los espec√≠menes a la exacta medida de lo que valen, todo lo que implica el dr. Y el prof. Freitas – "intelectuales" en la perspectiva de un maquinista de la CP – contiene innegable potencial humor√≠stico. "Hay gracia porque hay un evidente efecto par√≥dico en ver la aflicci√≥n dedicada a Brasil por sujetos que no viven y no votan en Brasil, el mismo efecto que tendr√≠a una carta de" intelectuales "argentinos a prop√≥sito de las elecciones en Ruanda. "Tiene gracia porque el" peligro "que los" intelectuales "refiere a un territorio arrasado por la corrupci√≥n, estrangulado por la miseria e inviable por el crimen. Tiene gracia porque buena parte de los "intelectuales" legitimaron por el silencio o apoyaron por la palabra a los bandos responsables de la corrupci√≥n, la miseria y el crimen. ¬ŅTiene gracia porque el temor de los "intelectuales" frente al hipot√©tico fin de la libertad en el "pa√≠s hermano" (?) No se verifica en la real inexistencia de la dicha en pa√≠ses primos, sobrinos y cu√Īados. La gracia porque, dentro y fuera, el √ļnico esfuerzo de tantos de los citados "intelectuales" al pretexto de la democracia consisti√≥, y consiste, en luchar por su abolici√≥n. Tiene gracia porque una curiosa cantidad de esos "intelectuales" es, sin sacar ni poner, comunista. Es gracia porque los "intelectuales" llaman "fascista" al sr. Y en el caso de que se trate de una de las m√°s importantes de la historia. Freitas, ahora absuelto del mal y prueba ambulante de la redenci√≥n. Es gracia porque, dado el curr√≠culo de los "intelectuales" que se le oponen, el sr. Bolsonaro, que por casualidad emite palpites un bocadito fascistas y es sin duda un burgesso, es capaz de ocultar dos o tres virtudes.

Confieso que no las encontré, pero tampoco busqué. Y no tengo intención de buscar. interesarme por la demencia de Brasil con el portugués a mi disposición es un lujo y el masoquismo excusado.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *