¬°Nosotros, los virus! Los fragmentos virales que llevamos con nosotros





Peque√Īos agentes infecciosos. Par√°sitos fuera del √°mbito de la vida. Asesinos. Causas de epidemias y enfermedades debilitantes y letales. As√≠ es como la historia nos muestra el virus. Y la influenza, la viruela, el sarampi√≥n, la rabia, Covid-19 y muchos otros virus emergentes, reemergentes y permanentes parecen tener sentido desde este punto de vista. Pero viajemos unos instantes por el mundo microsc√≥pico para observar la inmensidad de una esfera viral y seguir su camino evolutivo. Hay mucho de qu√© sorprenderse.





Hace unos 4 mil millones de a√Īos, bajo el agua y las rocas porosas, se formaron peque√Īas hebras de ARN (√°cido ribonucleico, el abuelo del ADN) que aprendieron espont√°neamente a hacer copias de s√≠ mismas. Pero eran muy fr√°giles y no duraron mucho, hasta que quedaron rodeados de burbujas microsc√≥picas de grasas inorg√°nicas que los proteg√≠an. Ahora, las estructuras envueltas involucraban al ARN replicante: ya eran virus, aunque no hab√≠a c√©lulas.

En este mundo del ARN, la complejidad creci√≥ y las estructuras se sumaron, dando lugar a las primeras c√©lulas. Pero tambi√©n pudo haber sido todo lo contrario: las c√©lulas vinieron antes y algunas terminaron simplific√°ndose hasta convertirse en virus. ¬ŅO los virus provienen de material gen√©tico que se escap√≥ de las c√©lulas? O, qui√©n sabe, las tres alternativas son correctas. Las hip√≥tesis siguen ah√≠.

Bueno, las membranas no solo son envolturas que mantienen un ambiente químico estable para que nuestras células funcionen bien, sino también barreras a la entrada de virus. El grosor de la membrana externa de nuestras células ha evolucionado exactamente debido a la competencia con los virus que querían penetrarlas. Sin virus tampoco hay competencia; sin la membrana celular, no tendríamos algunas funciones fisiológicas esenciales.

Viajando hacia nuestras c√©lulas, encontramos mitocondrias, plantas de energ√≠a llenas de enzimas de las que las c√©lulas obtienen energ√≠a del ox√≠geno y que son, en su origen, bacterias que aprendieron a vivir all√≠. ¬ŅY de d√≥nde vienen las enzimas mitocondriales? ¬°S√≠, virus!

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ahora, al sumergirnos m√°s profundamente en nuestras c√©lulas, encontramos una fortaleza dentro de otra: el n√ļcleo celular, que protege nuestro ADN. Pero no todas las c√©lulas de la naturaleza tienen un n√ļcleo: las bacterias y sus contrapartes no lo tienen. All√≠ se especula que hemos heredado esta estructura de alg√ļn virus que no ha aprendido a replicarse y cuyo ‚Äúcaparaz√≥n‚ÄĚ captur√≥ los cromosomas de nuestras c√©lulas ancestrales.





Hay virus que infectan bacterias, protozoos, plantas y todo tipo de animal imaginable. ¡Hay virus que infectan a otros virus! Hay virus que hacen que una célula se una a otra y se divida rápidamente, lo que puede conducir tanto a la formación de la placenta durante el embarazo (virus cuyos genes se han integrado en nuestro genoma durante siglos) como al desarrollo de algunas variedades de cáncer por otras. tipos de virus.

Pero, despu√©s de todo, ¬Ņson los virus seres vivos? Tenemos que acercarnos a√ļn m√°s para responder. Todo lo que est√° vivo tiene metabolismo, es decir, es capaz de realizar reacciones qu√≠micas para mantener su propio funcionamiento y hacer fluir energ√≠a electroqu√≠mica. Todo lo que est√° vivo tiene el potencial de hacer copias de su genoma, tener una estructura organizada y est√° sujeto a las leyes de la evoluci√≥n.

Todas estas características se encuentran en los virus CUANDO están infectando células. Más que eso: una célula infectada por un virus se convierte en el propio virus, ya que todo su metabolismo es pirateado por él.

Al final de ‚ÄúEl origen de las especies‚ÄĚ, encontramos a Charles Robert Darwin maravillado ante las infinitas formas de los seres vivos, de gran belleza y con origen en un comienzo simple. Asombrarse por los virus no significa permanecer pasivos frente a ellos, sino que nos invita a sentir cu√°nto comparten los peque√Īos y los grandes el fen√≥meno de la vida en este planeta.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *