Noruega considera atacar con arco y flechas un presunto acto terrorista

La policía noruega ya se había puesto en contacto con el autor del ataque con arco y flecha que dejó cinco muertos en Kongsberg, una ciudad en el sureste del país, por temor a su radicalización, dijo el jefe de policía Ole Bredrup Saeverud durante una entrevista en Tønsberg. de jueves a lunes (14).

Según él, el hombre, un danés de 37 años, se convirtió al Islam, y por eso, «temores relacionados con una radicalización» llevaron a las autoridades a vigilar al individuo hasta 2020.

Cinco personas murieron y dos resultaron heridas en el ataque, lo que provocó una gran conmoción nacional. En la última década, el país escandinavo ha sido blanco de dos atentados cometidos por individuos de extrema derecha.

Ahora, la policía comenzó a tratar la acción del miércoles como un posible acto terrorista.

Las víctimas son cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años; ninguno de los heridos se encuentra en estado crítico. El danés admitió los crímenes durante el interrogatorio, dijo la policía.

Un residente de Kongsberg, una ciudad de 25.000 habitantes a 80 kilómetros de la capital, Oslo, el hombre testificó ante los investigadores y tendrá una audiencia el jueves, cuando se espera su arresto provisional. El abogado Fredrik Neumann dijo que el autor de los ataques mostró su intención de colaborar con la investigación. «Explica en detalle, habla y coopera con la policía».

El ataque tuvo lugar en varios puntos de una gran zona de Kongsberg, especialmente en un supermercado, donde resultó herido un agente de policía fuera de servicio.

Alertada a las 6:12 pm (1:12 pm GMT), la policía arrestó al sospechoso poco más de media hora después, y los agentes fueron atacados con flechas durante el operativo y dispararon tiros de advertencia. Según la policía, el sospechoso también usó otras armas, pero las autoridades no dijeron de qué tipo.

Testigos de la acción, a su vez, relataron una noche de terror. Hansine, una residente que presenció parte del ataque, dijo a TV2 que escuchó gritos y vio a una mujer que buscaba refugio, así como a «un hombre en una esquina con flechas en una bolsa a la espalda y un arco en la mano».

«Entonces vi gente corriendo. Una era una mujer que llevaba a un niño de la mano», dijo.

El ataque tuvo lugar el último día del mandato de la primera ministra Erna Solberg. Este jueves, cede el poder a un nuevo Ejecutivo de centroizquierda, encabezado por Jonas Gahr Støre, quien lamentó los «actos horribles» al igual que el Rey Harald quinto. «Estamos horrorizados por los trágicos acontecimientos».

En respuesta al ataque, la policía determinó que los agentes, generalmente desarmados, portan armas de manera temporal en todo el país.

Noruega, un país generalmente pacífico, ha sido escenario de ataques de extrema derecha durante la última década. En 2011, Anders Behring Breivik mató a 77 personas al detonar una bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo. Luego abrió fuego en un evento de la juventud laborista en la isla de Utøya.

En 2019, Philip Manshaus disparó contra una mezquita en la región de Oslo, antes de ser controlado por una turba, sin que el ataque dejara heridas graves. Antes del atentado, mató a su hermana asiática adoptiva. Las autoridades también anunciaron que habían frustrado varios ataques islamistas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *