No toda la epilepsia es igual





‚ÄúUn d√≠a, temprano en la noche, me levant√© para ir a la cocina a beber agua y, al pasar frente a la habitaci√≥n de mi hijo de 9 a√Īos, escuch√© un ruido extra√Īo y decid√≠ verificar. Lo vi tirado en el piso, con movimientos descoordinados en su cuerpo y rostro, sus ojos congelados y haciendo sonidos extra√Īos, sin responder cuando lo llam√©. Entr√© en p√°nico y comenc√© a gritar pidiendo ayuda. Para m√≠, en ese momento estaba perdiendo a mi hijo.





Pronto se calm√≥ y no respondi√≥ por un tiempo. Luego fue volviendo poco a poco. Le tom√≥ un tiempo darse cuenta de que estaba presentando lo que parec√≠a ser un ataque epil√©ptico. Una semana despu√©s, sucedi√≥ de nuevo, corr√≠ a la sala de emergencias, pero la crisis se detuvo en el camino. ¬°Casi choco mi auto! ¬°Temo que vuelva a suceder y necesito saber qu√© tiene! ¬ę

La mayor√≠a de la gente no sabe qu√© es epilepsia. Hablamos de una enfermedad que afecta al cerebro, lo que provoca un desequilibrio en la transmisi√≥n entre neuronas, que se traduce en crisis repetitivas. Estas crisis nerviosas ocurren de diferentes formas y tienen diferentes causas. Es como si estuvi√©ramos frente a una caja de l√°pices de colores: cada ni√Īo tiene una causa diferente de epilepsia.

Las convulsiones focales ocurren cuando la función eléctrica cerebral anormal se manifiesta en una o más áreas en un lado del cerebro. Existen dos tipos de crisis focales, sin alteración del estado de conciencia, que suelen durar menos de un minuto. Los síntomas dependen precisamente del área del cerebro afectada. Si la función eléctrica está desajustada en el lóbulo occipital, por ejemplo, la visión se altera.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Pero hay crisis focales marcadas por p√©rdida o alteraci√≥n del conocimiento y que duran entre uno y dos minutos. Pueden asumir una variedad de comportamientos y reacciones en los ni√Īos: asfixia, relamerse los labios, gritar, llorar, re√≠r … Cuando el ni√Īo recupera la conciencia, generalmente se queja de cansancio o somnolencia.

Las convulsiones generalizadas implican disfunci√≥n en ambos lados del cerebro y p√©rdida del conocimiento. Este grupo incluye las crisis de ausencia, caracterizadas por una breve p√©rdida del conocimiento. El ni√Īo mantiene su postura e incluso puede mover la boca o parpadear, pero parece que est√° en otro lugar … La crisis dura unos 30 segundos y se produce varias veces al d√≠a. Cuando pasa, el ni√Īo sigue sus actividades como si nada.





Tambi√©n hay crisis de ca√≠da: las at√≥nicas, en las que hay una p√©rdida de tono muscular y el ni√Īo puede caerse de su posici√≥n o bajar bruscamente la cabeza; en las crisis t√≥nicas, a su vez, hay un aumento repentino del tono muscular y el ni√Īo puede extender bruscamente los brazos o las piernas y tambi√©n caer. No siempre es f√°cil diferenciarlos.

Tambi√©n existe una crisis t√≥nico-cl√≥nica generalizada, m√°s conocida como convulsi√≥n. Se caracteriza por tres fases distintas en el ni√Īo. Primero, el cuerpo, los brazos y las piernas tienden a extenderse, luego se contraen y tiemblan y, despu√©s de la crisis, el ni√Īo puede estar somnoliento, fatigado, cambios en la visi√≥n o el habla e incluso dolor severo de cabeza o cuerpo. .

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Finalmente, todav√≠a tenemos crisis miocl√≥nicas, marcadas por movimientos r√°pidos o espasmos bruscos de un grupo de m√ļsculos, y espasmos infantiles, un tipo de crisis que se da en el primer a√Īo de vida. Hay una alta tasa de esta crisis que ocurre cuando el ni√Īo se despierta o intenta dormir. El beb√© suele tener breves periodos de movimiento en el cuello, tronco o piernas, que duran unos segundos y pueden ocurrir cientos de veces al d√≠a. Es un problema grave, con complicaciones a largo plazo.

La detecci√≥n de estas condiciones es fundamental para iniciar un seguimiento y tratamiento m√©dico adecuados. El tratamiento para la epilepsia inicialmente incluye medicamentos que luchan contra las crisis. Los define el especialista en funci√≥n del tipo de crisis, la edad del ni√Īo, los efectos secundarios, la adherencia y el acceso al f√°rmaco. En algunos tipos de epilepsia infantil, es posible que el tratamiento con medicamentos ni siquiera sea necesario debido a la baja frecuencia de convulsiones.

En ni√Īos cuyas convulsiones no est√°n bien controladas, o que tienen problemas con el uso de medicamentos, se puede planificar una dieta especial, la dieta cetog√©nica, que es baja en carbohidratos, ajustada en prote√≠nas y rica en grasas. Ayuda a controlar la enfermedad. La lista de tratamientos en estas circunstancias tambi√©n incluye el uso de cannabidiol y un procedimiento que estimula el nervio vago.

En algunos casos espec√≠ficos, puede estar indicada la cirug√≠a. En este complejo procedimiento, que requiere de un equipo altamente especializado, el cirujano extirpa parte del cerebro donde ocurren las crisis o detiene la propagaci√≥n de se√Īales el√©ctricas anormales all√≠. Esta opci√≥n requiere una evaluaci√≥n detallada para determinar de antemano si todas las convulsiones salen de un lugar seguro para su eliminaci√≥n.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Resulta que hay varios tipos y manifestaciones del problema. Estar atento a los signos sospechosos y monitorear el desarrollo del ni√Īo con el pediatra es esencial para detectar y buscar el control de la epilepsia.

* La Dra. Let√≠cia Sampaio es neur√≥loga infantil y presidenta de la Sociedad Brasile√Īa de Neurolog√≠a Infantil.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *