No tiene amistad ni acercamiento con Bolsonaro, dice Evo Morales à Folha





Son casi las 9 am cuando el avi√≥n que sirve a Evo Morales, de 59 a√Īos, comienza a aterrizar en Oruro, el centro oeste de Bolivia.





"Aqu√≠ tiene, se√Īor presidente", dice el ayudante del diputado, ofreci√©ndole un peine. Evo se alisa el cabello con cuidado antes de aterrizar.

Todav√≠a era temprano, pero el d√≠a del presidente hab√≠a comenzado horas antes. A las 5 de la ma√Īana, un guardia de seguridad advirti√≥ a los oficiales, vestidos con uniformes tradicionales del ej√©rcito, que el presidente ya hab√≠a abandonado su residencia.

Poco después, Evo aparece en el patio interior de Casa Grande del Pueblo, la nueva sede ejecutiva, una torre de 120 metros de altura con paredes de vidrio, ubicada detrás del Palacio de Quemado, la antigua sede del gobierno.

En el piso 13 del edificio, Evo lleva a cabo una reunión con sus ministros. Desde allí, sube al helipuerto y se embarca para llegar a la pista de la base aérea.

Folha viajó en el avión del líder boliviano por invitación del presidente. Evo lo utiliza para visitar dos o más departamentos (estados) del país por día.

Dentro del avi√≥n tambi√©n viajaban un ministro, el director de la filmaci√≥n de su campa√Īa electoral y el asistente.





En este día, Evo visitó la ciudad de Oruro, donde se reunió con el gobernador local y participó en dos actos: la entrega de kits de ciencias a estudiantes de varias escuelas de la región y una reunión con militantes, sindicalistas y simpatizantes.

En cualquier caso, debes abrirte camino a través de varias personas que gritan e intentan tomar fotos del presidente.

Al llegar a la escuela, Evo est√° rodeado de solicitudes de selfies de estudiantes. Cuando por fin todos est√°n en el escenario, el gimnasio reverbera el himno nacional, cantado por todos con la mano derecha sobre el coraz√≥n y el pu√Īo en alto.

El presidente visita la universidad visitando laboratorios recién abiertos. A la salida, es detenido por un maestro que tiene las mejillas rojas de la emoción.

En el segundo evento del d√≠a, en un gimnasio multideportivo, Evo pronuncia un discurso m√°s centrado en la campa√Īa electoral. En el poder desde 2006, se postula para presidente a trav√©s de un proceso controvertido que le dio la oportunidad de postularse por cuarta vez consecutiva.

Si habló sobre la importancia de la ciencia para los estudiantes, criticó la oposición a los trabajadores. Mostró copias de periódicos viejos con noticias de corrupción y cifras económicas en gestiones anteriores a las suyas.

En 2006, cuando se hizo cargo, Evo recibió al país con un PIB de $ 9 mil millones. Hoy, esta tasa es de $ 37 mil millones.

Hace trece a√Īos, los pobres representaban el 60% de la poblaci√≥n. Hoy son 35%. Por quinto a√Īo consecutivo, Bolivia es el pa√≠s sudamericano de m√°s r√°pido crecimiento, un 4,2 por ciento en 2018 seg√ļn el Banco Mundial, m√°s que Brasil y Argentina.

"No me abandones ahora, todavía tenemos mucho que hacer". La audiencia canta: "Evoamigo, la gente está contigo".

En el almuerzo, Evo se sienta a la cabecera de la mesa. Un programa de televisión muestra que las manifestaciones programadas para ese día han fallado: la mayoría de los canales están alineados con el gobierno. Evo se queja con la cabeza. "Había tres personas en cada uno".

Las protestas han tenido lugar cada 21 desde el 21 de febrero de 2016. En esa fecha, el gobierno convocó un referéndum para decidir eliminar un artículo en la constitución que evita más de una reelección.

Esta no es la primera vez que maniobra para realizar elecciones consecutivas.

En 2009, se aprobó una nueva constitución, y Evo continuó argumentando que, aunque había gobernado el país por dos mandatos, podía postularse para presidente por tercera vez porque el primer mandato llegó antes de la nueva carta.

El tribunal constitucional acept√≥ el argumento, y en 2014 fue reelegido con el 63,3% de los votos. Dos a√Īos despu√©s, sin embargo, vino la derrota. El refer√©ndum convocado en 2016 result√≥ un fracaso.

Evo no se tragó el resultado y usó otro truco para competir. “Perdí el referéndum. Pero después de ver a mucha gente llorando, y los miembros de mi gabinete diciendo que Bolivia retrocedería si me iba, decidí buscar una nueva figura política dentro de la Constitución que me lo permitiera ", dice Evo Hoja. "Y lo encontramos".

Para el presidente, la cláusula constitucional que garantiza a todos los bolivianos el derecho a postularse para presidente respaldaría su disposición a postularse por cuarta vez.

Seg√ļn el punto de vista de Evo sobre las leyes, si no pudiera participar en la carrera electoral, se violar√≠an sus derechos. El art√≠culo constitucional evocado por el presidente existe para garantizar que cualquier ciudadano, incluidos los presos pol√≠ticos, pueda presentarse, no perpetuar a los l√≠deres en el cargo.

El argumento contradecía a parte de la población, que desde entonces estaba convencida de que Evo actuó antidemocráticamente para impugnar las elecciones del 20 de octubre. Sin embargo, persuadió a los jueces.

Ahora el presidente lidera las encuestas, con el 34 por ciento de las intenciones de voto, en comparación con el 28 por ciento del ex titular Carlos Mesa.

Después de la transmisión del boletín político en televisión llegaron las noticias deportivas. Un Hoja recuerda un juego festivo en el que Evo jugó junto a veteranos de la selección nacional boliviana.

El presidente comienza a malgastar la modestia. Afirma ser un buen penalizador y dice que hoy est√° "pesado, gordo", pero cuando est√° bien hace "3.000 sentadillas en tres series de mil".

El √ļnico sobreviviente pol√≠tico de la llamada "ola roja" en Am√©rica del Sur, con la excepci√≥n del venezolano Nicol√°s Maduro, cuyo r√©gimen se ha convertido en una dictadura, Evo dice que no le gusta el t√©rmino, pero cree que se ha convertido en una "referencia". .

“Todos los presidentes de la región me tienen como un factor de unidad. Porque me relaciono respetuosamente con todos ".

Incluyendo Jair Bolsonaro. Evo hizo la haza√Īa de participar en las posesiones de Maduro y el presidente brasile√Īo, quien estaba satisfecho con la decisi√≥n del boliviano de no ir al Foro de Sao Paulo en Caracas en julio.

En la √ļltima cumbre del Mercosur en Argentina, Bolsonaro hab√≠a dicho que Evo estaba "cambiando", y el s√≠mbolo de ese cambio ser√≠a la ayuda a Brasil en el proceso de extradici√≥n del italiano Cesare Battisti.

Mientras escucha Hoja preguntar acerca de acercarse al brasile√Īo, sin embargo, √©l niega con la cabeza.

‚ÄúPrimero, el caso de Battisti fue un caso de legalidad internacional, no una decisi√≥n pol√≠tica. Siempre actuaremos dentro de la ley ‚ÄĚ, dijo.

“Y no es porque tengamos diferencias ideológicas que no vamos a relacionarnos políticamente. Tenemos una buena relación con todos los presidentes, siempre que hayan sido elegidos democráticamente ".

Durante uno de los discursos matutinos, Evo critic√≥ la pol√≠tica de armas del gobierno brasile√Īo. A bordo del avi√≥n, volvi√≥ al tema. ‚ÄúHe estado leyendo sobre eso y creo que es muy serio. No comparto la idea de permitir que m√°s armas para los blancos maten a los pobres del pa√≠s ‚ÄĚ, dice.

‚ÄúBolivia nunca har√° eso. Hay una diferencia ideol√≥gica importante entre nosotros. Pero incluso si existe tal diferencia, como presidente elegido democr√°ticamente, lo respeto ‚ÄĚ.

El d√≠a termina con otros tres actos en Trinidad, capital del departamento de Beni. Nuevos discursos de campa√Īa y una cena para las autoridades locales en un asador.

Después de comer, anuncia un nuevo tramo del viaje, esta vez a Cochabamba. Su asistente dice "este es el presidente". "Haz lo que quieras".

Al llegar a Cochabamba, Evo se baja del avi√≥n y dice: "Ustedes qu√©dense aqu√≠, ¬Ņde acuerdo?" Eran las 10 de la noche y nadie, incluido el asistente, hab√≠a reservado alojamiento o llevado ropa extra.

Después de un día que comenzó a las 5 am, Evo se dio el derecho de guardar un secreto de lo que haría por la noche. Cuando regresó a la base aérea, se despidió de todos y se fue. El presidente es así.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *