No es solo chile





Chile no es un candidato obvio para protestas violentas y saqueos a gran escala. Es el IDH m├ís alto de Am├ęrica Latina y la econom├şa m├ís rica. La desigualdad es alta para los est├índares de la OCDE, pero no aberrante para los est├índares continentales. Seg├║n la CEPAL (Comisi├│n Econ├│mica para Am├ęrica Latina y el Caribe), est├í por debajo del promedio latinoamericano y ha ido disminuyendo a lo largo de los a├▒os.





Chile tiene las calificaciones m├ís altas en Pisa (examen que eval├║a a estudiantes de diferentes pa├şses) en Am├ęrica Latina. Tiene estabilidad pol├ştica, democracia s├│lida con alternancia de poder y buena forma econ├│mica. En t├ęrminos de corrupci├│n, se encuentra entre los mejores puntajes en el ranking de Transparencia Internacional en el continente. Segundo solo a Uruguay.

┬┐Hay problemas relacionados con el suministro de agua? S├ş, pero la cobertura de saneamiento b├ísico llega a casi el 100% de la poblaci├│n. Compare esto con las maravillas del sistema estatal brasile├▒o, donde la mitad de la gente no tiene recolecci├│n de aguas residuales.

Mucho se dice sobre la crueldad de la jubilaci├│n chilena, otra posible causa de la revuelta popular. Casualmente, la semana pasada tuvimos el Melbourne Mercer Global Pensions Index 2019, una clasificaci├│n comparativa de los sistemas de pensiones en docenas de pa├şses. En ├ęl, el puntaje de seguridad social chileno es B (m├ís alto que el C brasile├▒o), en un concepto que incluye varios componentes. Cuando se eval├║a solo por el componente social, la pensi├│n chilena realmente deja algo que desear (incluso pierde para Brasil). Sin embargo, incluso en este aspecto social, Chile est├í cerca de Colombia y por encima de pa├şses como M├ęxico y Argentina. No es un punto negativo fuera de la curva.

En otras palabras, por supuesto, la poblaci├│n tiene sus insatisfacciones, pero es un error pensar que las protestas a gran escala indican algo sobre el estado "real" de la sociedad. Los ciudadanos que incendian tiendas y trenes no son portavoces de un an├ílisis racional de la realidad, sino solo de sus propios sentimientos radicalizados. Y estos son los que debemos entender. Cada pa├şs tiene problemas que pueden servir como pretexto para desahogar un deseo de revuelta m├ís temprano y latente: ya sea por 20 centavos o 30 pesos, lo que sea.

Debido a que las protestas a gran escala han sacudido al mundo desde 2008: Tea Party y Occupy Wall Street en los EE. UU., Primavera ├ürabe, junio de 2013 y camioneros en Brasil, chalecos amarillos en Francia, etc. Con ellos tambi├ęn crece el atractivo del radicalismo populista, ya sea de izquierda o de derecha. Cada protesta tiene sus especificidades, pero es un fen├│meno global. Desde el Chile liberal hasta el bienestar de Francia, nadie est├í a salvo.

Un nuevo factor que afecta a todo el mundo y nos ayuda a explicar la nueva era de inestabilidad social y la tendencia al populismo son las redes sociales. Gracias a ellos, podemos formar grupos de personas de ideas afines que solo consumen informaci├│n dise├▒ada para reforzar sus creencias, descalificando desde el principio cualquier cosa que contradiga los deseos del grupo. No m├ís fuentes compartidas en las que todos creen. En este caldo polarizador, la confianza en las instituciones cae a cero, y la negaci├│n de todo, a veces junto con una revuelta violenta, parece una respuesta natural. Deber├şamos ver m├ís disturbios en el futuro.





Reci├ęn estamos comenzando a comprender esta din├ímica, pero parece claro que, para evitar m├ís violencia y populismo, ser├í necesario, adem├ís de la eterna preocupaci├│n por los indicadores, ya sean sociales, econ├│micos o ambientales, pensar en la dieta informativa de la poblaci├│n y el grado de La confianza que las personas tienen entre s├ş y las reglas b├ísicas de la sociedad en la que viven. En Chile, Brasil, Francia o L├şbano, estamos en el mismo barco.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac├ş en Cuba pero resido en Espa├▒a desde muy peque├▒ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes├ę por el periodismo y la informaci├│n digital, campos a los que me he dedicado ├şntegramente durante los ├║ltimos 7 a├▒os. Encargado de informaci├│n pol├ştica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:┬áhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *