Niños en Internet: consejos para una navegación segura



Por crecer rodeadas de tecnología y de adultos que la usan a todas horas del día ya su frente – teléfonos móviles, tabletas, los, ordenadores, smart boxes, etc. – los niños no tardan en aprender a manejar estos mismos aparatos. Algunas lo hacen incluso antes de aprender a caminar oa hablar.

Muchos padres no se preocupan por eso: al final, ¿qué mejor forma de mantener a los hijos entretenidos sin gran trabajo? Sin embargo, es importante imponer límites, no sólo al tiempo de utilización como a la propia navegación de los más jóvenes, para garantizar que no se exponen demasiado ni acceden, accidentalmente o no, a contenidos inapropiados para su edad. ¿Qué se puede hacer en ese sentido? Varias cosas.



1. Utilizar los filtros de control parental

Los filtros de control parental existen en varios sitios, sistemas operativos y hasta como software standalone (caso, por ejemplo, de Family Time), y funcionan, como el nombre indica, como un filtro que restringe el uso y el acceso a determinados sitios o aplicaciones, y que puede ser personalizado en función de los horarios del niño – por ejemplo, que sólo quiere que ésta pueda utilizar el ordenador o el teléfono móvil entre las 16h y las 18h; es posible y, por lo general, muy fácil definir este tipo de regla. En YouTube, muy utilizado entre los más jóvenes, es posible utilizar los filtros de control parental en el sitio principal o restringir el uso de los niños a YouTube Kids, aplicación creada, precisamente, pensando en los más jóvenes, y que incluye, también, una, serie de definiciones de este género.

2. Percibir qué sitios y aplicaciones el niño utiliza / visita

Intenta seguir los hábitos de navegación de los más jóvenes y no se entera de consultar el historial para percibir qué sitios son más visitados. Si percibe que el niño tiende a hacer búsquedas que pueden devolver resultados indeseables, active la herramienta SafeSearch de Google, algo que puede hacer tanto en el ordenador como en tableta o incluso en el teléfono móvil. De la misma forma, verifique que ésta no descargue aplicaciones o juegos poco apropiados para su edad y tenga especial cuidado con las compras asociadas a éstas.

3. Establecer límites y normas de utilización

Incluso sin recurrir a las herramientas arriba mencionadas, es posible promover un uso responsable a través de reglas preestablecidas en el hogar. Los horarios son el ejemplo más obvio. Establezca períodos de tiempo en que se permita el uso de estos aparatos. Impedir su uso durante las comidas o antes de que los trabajos de casa estén hechos, por ejemplo. Otra medida que debe tener en cuenta es limitar el uso de ordenadores, tabletas y teléfonos móviles a las zonas comunes de la casa, nunca a las habitaciones.

4. Hablar de los peligros de Internet

La libertad de navegar por Internet implica responsabilidad. Es importante que los niños perciban esto. Pero no lo van a percibir por sí solo, es importante conversar con ellas sobre el asunto. Debe explicarles, para empezar, que no todo lo que encuentran en Internet es cierto, que hay sitios que no son seguros y que no deben compartir el e-mail sólo para acceder a la información contenida en ellos, ni deben descargar archivos ilegales o potencialmente peligrosos. A partir de los 12/13 años, es normal que quieran crear cuentas en las redes sociales. Los comportamientos en estas también deben ser objeto de conversación: jamás responder a mensajes de extraños, jamás divulgar datos personales, jamás compartir fotografías de momentos íntimos familiares. Busque, a través de una conversación educativa, establecer reglas sobre lo que es legítimo compartir en las redes.

5. Ayudar a establecer privacidad y contraseñas

Cuando los niños o preadolescentes, en este caso, empiezan a usar las redes sociales (Facebook, Instagram, Snapchat, WhatsApp), es importante definir la privacidad de sus cuentas. Ellas no pueden saber cómo hacerlo, por lo que la ayuda de los adultos es esencial. La elección de una contraseña segura también es importante y debe ser hecha con la ayuda de los padres que, sí, deben tener acceso a las cuentas de los hijos. Y sí, deben, también ser amigos o seguirlos en esas mismas redes sociales. Por una cuestión de seguridad, por encima de todo.

En el mundo real, fuera de la pantalla de teléfonos móviles, tabletas y las computadoras, Prosegur es el mejor aliado de su familia y / o empresa, con soluciones para todas las necesidades. Más información en prosegur.es.

Síguenos en: https://observador.pt/seccao/aqui-nao-ha-alarme/

Contenido producido por el Observador Lab. Para más información, Haga clic aquí.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *