¿Necesitas gestionar el uso de las redes sociales?









Un estudio realizado por Sortlist apuntaba que la Los brasileños pasan más de 10 horas al día en internetsiendo que 3 horas y 43 minutos de ese tiempo se dedican a acceder a las redes sociales. Dichos datos nos posicionan como el segundo país en el que la población pasa más tiempo en línea en el mundo.

La importancia de las redes sociales en nuestra vida tiene que ver con la satisfacción de necesidades sociales latentes, pero ya existentes, relacionadas con intercambio de información, mejora de la conexión entre las personas y la posibilidad de compartir conocimientos. En ese sentido, son muy útiles.

+ Lea también: Las redes sociales impulsan la búsqueda de cirugía plástica

Con el paso del tiempo y el desarrollo de múltiples plataformas, hemos observado un aumento paulatino del tiempo destinado en nuestro día a día al uso de estos medios de comunicación.

A raíz de ello empezamos a darnos cuenta de los efectos que el uso de las redes puede tener en nuestra forma de vida, en nuestra autoestima, en el sueño y, como consecuencia de todo ello, en nuestra salud mental.

Las redes y nuestra salud mental

Una encuesta realizada por Real Sociedad de Salud Públicaen el Reino Unido, en asociación con el Movimiento de Salud Joven, demostró que los impactos del uso de las redes sociales más populares: Facebook, Youtube, WhatsApp e Instagram – en nuestra salud mental son muy relevantes.





Se advierte, a través de la investigación y también de la práctica clínica, que la exageración es bastante dañina, ya que puede ser motivo de adicción, crisis de ansiedad, baja autoestima, disminución del sueñoetc.

En el estudio citado anteriormente, por ejemplo, sobre El 70% de los jóvenes participantes revelaron que las redes sociales les hacían sentir peor con su propia imagen.

Otro sentimiento que a menudo se desencadena al permanecer conectado durante muchas horas es la sensación de quedar fuera de una situación o de ser excluido de un evento determinado, esto se llama FOMO, del inglés “miedo de perderse», algo así como «miedo a quedarse fuera».

Continúa después de la publicidad

Un estudio realizado recientemente por neurocientíficos de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, con adolescentes de entre 12 y 15 años, mostró que, alrededor de los 12 años, quienes consultan habitualmente sus feeds en las redes sociales muestran un aumento necesidad de recibir retroalimentación. , junto con una hipersensibilidad a la retroalimentación recibida de sus compañeros en las redes.

En 2021, una encuesta realizada por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS) mostró la intensificación de la búsqueda de procedimientos quirúrgicos y estéticos en Brasil, tanto porque las personas se ven más en fotos y videos publicados, como porque expresan el deseo de asemejarse a los filtros disponibles en las redes.

señales de advertencia

Hay algunos indicios de que el uso de las redes no está funcionando bien y merece atención. Algunos de ellos son:

+ Ocurrencia de ataques de ansiedad
+ Aislamiento por sentirse excluido de situaciones o avergonzado de algún aspecto del cuerpo
+ Tristeza excesiva por un período prolongado
+ Percepción de que pasa más tiempo en línea que fuera de línea (trabajo, reuniones con amigos y familiares, actividades físicas y de ocio)
+ Disminución significativa en el tiempo de sueño

Ante la presencia de algunos de estos síntomas, lo ideal es buscar atención psicoterapéutica. Estar informados y conectados (con las personas y con el mundo) es muy importante, pero siempre y cuando esto no nos impida tener y vivir experiencias en el “mundo real”.

Las redes no reemplazan la experiencia del contacto cara a cara entre nosotros o con nosotros mismos, en el sentido de que somos capaces de ver y reconocer nuestras cualidades y logros, además de las carencias, carencias y frustraciones.

+ Lea también: Cómo la experiencia digital está cambiando el sufrimiento mental

Cierro con un pasaje de Anna Freud, que puede ayudarnos a pensar en el intento de amortiguar nuestras frustraciones (con el cuerpo, la vida y las relaciones) a través del uso excesivo de las redes. Ella dice: “Si algún deseo tuyo no es concedido, no te sorprendas. Lo llamamos vida”.

Ana Gabriela Andriani es psicóloga egresada de la PUCSP, especialista en terapia de pareja y familia de la Universidad Northwestern (EE.UU.), especialista en Psicoterapia Breve del Instituto de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (USP), y miembro de la Sociedad Brasileña de Psicoanálisis

  • Relacionado
  • Mente sanaLos efectos de las redes sociales y el consumo de pornografía en la sexualidad4 de marzo de 2022 – 18:03
  • FamiliaDemasiada televisión y redes sociales pueden causar ansiedad en los jóvenes, dice estudio17 dic 2019 – 18:12
  • Mente sanaSuicidio en las redes sociales29 de julio de 2017 – 15:07
Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *