Necesitamos tratar el dolor correctamente y con respeto.





El dolor es uno de los síntomas más comunes y temidos.. En los pacientes con cáncer, es una de las principales causas de sufrimiento, ya que afecta del 30 al 50% de las personas que reciben tratamiento y más del 70% de las personas en las etapas avanzadas de la enfermedad y al final de la vida. Si, por un lado, tenemos varios medicamentos para controlar el dolor, por otro, no siempre se usan adecuadamente. Medicamentos opioides: grupo que comprende codeína, morfina, etc. Рson la base para el tratamiento del dolor moderado a severo, agudo (como en el postoperatorio) o crónico (especialmente en el cáncer) debido a su rápida acción y eficacia y la ausencia de dosis máxima.

Sin embargo, estos analgésicos han generado alarma y desafíos con respecto a su abuso en algunos países, particularmente en los Estados Unidos, Canadá y Australia. Un "Crisis de opioides", caracterizado por el uso prolongado e indiscriminado de estos medicamentos, ha llevado a altas tasas de dependencia y mortalidad en estas naciones. Y ha tenido un impacto profundamente negativo en el tratamiento del dolor en todo el mundo, ya que el miedo a la prescripción de opioides ha aumentado.

Sin embargo, para América Latina y la mayoría de la población mundial, la disponibilidad y el acceso a estos medicamentos siguen siendo inadecuados y su escaso suministro e indicación en el entorno médico conduce a un tratamiento insuficiente del dolor y sufrimiento innecesario. Los datos de las Naciones Unidas indican que la situación en Brasil y la región es diferente de la realidad estadounidense, donde los opioides se han convertido en una amenaza en términos de abuso de sustancias y muertes.

Hoy entendemos el dolor como una experiencia desgarradora asociada no solo con lesiones f√≠sicas sino tambi√©n con componentes sensoriales, emocionales, cognitivos y sociales. Como s√≠ntoma subjetivo, los m√©dicos deben confiar en los informes de los pacientes. La reacci√≥n al dolor y la respuesta al tratamiento var√≠an seg√ļn la capacidad de hacer frente al sufrimiento, el apoyo de familiares y amigos, la aparici√≥n de efectos adversos, entre otros.

Por lo tanto, al referir analgésicos, los profesionales de la salud deben evaluar un contexto completo que pueda influir en la expresión del dolor, incluida la presencia de trastornos físicos y psicológicos y el riesgo de abuso de sustancias.





Se necesita educación y regulación conjuntas para alentar el uso adecuado y el monitoreo de los opioides. Pero teniendo en cuenta que la crisis en América Latina es opuesta a la de los Estados Unidos y otros países desarrollados. El desafío aquí es el subtratamiento y el sufrimiento frente al dolor.

* *André Junqueira es médico y presidente de la Academia Nacional de Cuidados Paliativos. João Batista García es médico y presidente de la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *