Necesitamos hablar (a√ļn m√°s) sobre la incontinencia urinaria





Un incontinencia urinaria, caracterizado por la p√©rdida involuntaria de orina, es un problema que afecta a muchos brasile√Īos y sigue siendo un tab√ļ. Un estudio realizado en el pa√≠s muestra que el 45% de las mujeres y el 15% de los hombres mayores de 40 a√Īos tienen la afecci√≥n.

Existen varios tipos de incontinencia urinaria, la m√°s com√ļn de las cuales es el esfuerzo, que ocurre al toser, estornudar, cargar peso o levantarse, y la urgencia, que es un impulso repentino e incontrolable de orinar tan intensamente que no puede alcanzarlo. a tiempo para el ba√Īo.

Los factores de riesgo para las mujeres están vinculados a antecedentes de cirugía ginecológica, tener muchos hijos u obesidad y diabetes. En ambos sexos, la vejez y las enfermedades neurológicas aumentan la probabilidad de tener el problema.

La incontinencia puede tener varias repercusiones negativas en la vida diaria y la calidad de vida. Las personas con la enfermedad generalmente sufren niveles m√°s altos de ansiedad y depresi√≥n, enfrentan una productividad reducida en el trabajo y se alejan de la vida social y la intimidad con su pareja. Adem√°s, el uso de toallas sanitarias y pa√Īales es una molestia y un gasto para muchos, adem√°s de aumentar el riesgo de dermatitis.

El seguimiento médico es esencial porque, en algunos casos, la incontinencia puede ser una manifestación de problemas de salud más graves, como infecciones, cálculos en la vejiga, trastornos neurológicos o incluso tumores de vejiga o próstata.





Afortunadamente, tiene tratamiento para la incontinencia urinaria, e incluso puede curarse. La elección del plan terapéutico depende de la causa y la gravedad del problema. En general, se priorizan medidas como la prescripción de medicamentos, con gran eficacia y pocos efectos secundarios, especialmente para casos de incontinencia de urgencia y hombres con problemas de próstata, y sesiones de fisioterapia para la vejiga y el piso pélvico. En casos más complejos, se usa cirugía.

Adem√°s de estas intervenciones, el tratamiento tambi√©n implica cambios de comportamiento, como evitar beber l√≠quidos en exceso, orinar de forma m√°s frecuente y peri√≥dica, tratar el estre√Īimiento y controlar otras afecciones como la diabetes y la obesidad.

La prevención de la incontinencia urinaria consiste en la adopción o mantenimiento de un estilo de vida saludable, con la práctica regular de actividades físicas, buena nutrición y, si es necesario, pérdida de peso.

Es esencial tener en cuenta que este es un problema que afecta a muchas personas, pero se puede controlar. Por lo tanto, reconocer la incontinencia y buscar el tratamiento correcto con un urólogo o ginecólogo especializado es el primer paso para que no comprometa la calidad de vida. A mediados del siglo XXI, esperamos que la incontinencia no conduzca a nadie a la depresión o al aislamiento social.

* El Dr. Cristiano Mendes Gomes es ur√≥logo y jefe del Departamento de Disfunciones de Vac√≠o de la Sociedad Brasile√Īa de Urolog√≠a (SBU)


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *