Nadie cerr√≥ la carretera de Borba pero mucha gente sab√≠a "hace muchos a√Īos". ¬ŅQu√© fall√≥?





Estudios y memorandos muestran que Cámara, empresarios, direcciones regionales y Gobierno sabían del peligro, pero no cortaron la carretera. Con las cinco víctimas ya rescatadas, es tiempo de averiguar lo que corrió mal.





"Durante muchos a√Īos". La expresi√≥n se utiliza en memorandos, actas y discursos, para decir lo mismo: "hace muchos a√Īos" que varias personas sab√≠an del peligro de ca√≠da Carretera Municipal 255 que conecta Borba y Vila Vi√ßosa. No se sabe bien cu√°ntas a la derecha. Se perdi√≥ en el tiempo la fecha concreta en que surgi√≥ el primer aviso. Pero hay varios documentos escritos y enviados y discursos hechos y registrados que demuestran que esas advertencias llegaron efectivamente a varios responsables y entidades. Probar tambi√©n, con absoluta certeza, que mucha gente sab√≠a "hace muchos a√Īos" que la carretera pon√≠a en riesgo la seguridad de quien all√≠ pasaba y trabajaba.

De la cámara a los empresarios, de las direcciones regionales y generales a las secretarías de Estado. Las advertencias fueron ignoradas, olvidadas o encaminadas de persona en persona. Las responsabilidades pasaron de mano en mano también al ritmo de las reorganizaciones y reestructuraciones de la máquina del Estado, como la que extinguió la Dirección Regional de Economía. Las canteras (dentro de la pasta de la energía y las minas) saltaron del Ministerio de Economía al Ambiente, regresaron a la economía para volver a pasar al ambiente. Un ping pong que también encontramos en la asunción de responsabilidades.

Dos trabajadores de la cantera murieron y sus cuerpos ya fueron retirados. (Foto: JOÃO PORFIRIO / OBSERVADOR)

El Ministerio P√ļblico ya abri√≥ una investigaci√≥n para investigar las causas del derrumbe de la carretera en la cantera de Borba. Murieron cinco personas: dos trabajadores de las canteras, dos cu√Īados que estaban simplemente pasando en la carretera y un hombre de 85 a√Īos, arrastrado tambi√©n dentro del coche en que segu√≠a. Todos los cuerpos ya se han recuperado, pero muchas dudas persisten. Circulan estudios y memorandos. Se habla en reuniones y asambleas municipales. La oficina del secretario de Estado de Energ√≠a recibi√≥ un correo electr√≥nico en 2014. El alcalde estuvo presente en varias reuniones en las que fue advertido del peligro de la carretera. Ahora niega y dice que est√° de "conciencia tranquila". Al final, "hace muchos a√Īos se hablaba en esto", muchos sab√≠an. ¬ŅPero qui√©n?

Para responder a la pregunta, el Observador cruz√≥ toda la informaci√≥n a la que tuvo acceso en los √ļltimos d√≠as – son memorandos, informes, correos electr√≥nicos, actas y testimonios esenciales para entender esta historia.

¬ŅCu√°ndo supieron?

Por lo menos desde 1995, de acuerdo con un registro hecho hace 23 a√Īos y que prueba que los empresarios sab√≠an de la inestabilidad de los taludes. Este registro se menciona en el memor√°ndum elaborado por la Direcci√≥n Regional de Econom√≠a en 2014.

¬ŅC√≥mo supieron?

en varios reuniones de la Dirección Regional de Energía del Alentejo (DREAL), Dirección Regional del Ambiente y Recursos Naturales del Algarve (DRARN) y Ayuntamiento, para las cuales fueron convocados. En estas reuniones, se les informó sobre los problemas relacionados con la inestabilidad de los taludes de las canteras.

¬ŅQu√© pod√≠an haber hecho?

Podrían haber hecho obras de consolidación en los taludes y, mientras tanto, haber ordenado una parada inmediata de la explotación para evitar accidentes con los trabajadores.

¬ŅQu√© hicieron?

Encomendaron estudios t√©cnicos que soportar√≠a las obras de consolidaci√≥n de los taludes, impuestas por la DRE en 2001, y m√°s tarde, en 2009. La cantera explotada por la empresa Pl√°cido Jos√© Sim√Ķes, S.A., hizo las obras. La otra, no se sabe.

El propietario de empresa Pl√°cido Jos√© Sim√Ķes, S.A. no se recuerda exactamente de la fecha en que hizo las intervenciones propuestas, que pasaron por el grampado (prender la estructura con ganchos met√°licos), seg√ļn explic√≥ al Observador. En el 2003 se realiz√≥ un estudio por el Centro de Geot√©cnica del Instituto Superior T√©cnico, encargado por la propia empresa, que sirvi√≥ de base a la intervenci√≥n en el talud.

la empresa Contimaro, que exploraba la cantera Olival Grande San Sebasti√°n en el momento, presentar√° "varios informes de estabilidad" que conten√≠an una "propuesta de trabajos a ejecutar" – que no se realizaron al menos hasta 2014. Seg√ļn el Observador, en 2008 fue realizado un estudio por la Universidad de √Čvora, encargado por el propietario de la empresa, a efectos de licenciamiento. El mismo estudio, que advert√≠a para la peligrosidad del talud, sirvi√≥ para ello – la cantera continu√≥ licenciada.

No queda claro, con certeza, qué obras se pidieron y se hicieron. Pero la verdad es que ambas canteras continuaron licenciadas.

Paralelamente, estos empresarios y otros con canteras en la zona fueron participando en reuniones para intentar encontrar una solución para la carretera. En mayo de 2014, algunos empresarios recibieron la información, por parte de la DRE, de que se iba a realizar una reunión más y comenzaron a elaborar un informe en el que se advertía de "cuestiones de seguridad de las personas". La reunión ocurrió: algunos propietarios acordaron el cierre de la carretera, otros no. Después, el asunto nunca más fue abordado.

¬ŅQu√© dicen ahora?

Jorge Sim√Ķes asegura que nunca m√°s le pidieron hacer nuevas intervenciones en el talud, adem√°s de la que ya hab√≠a hecho. El Observador intent√≥ contactar al propietario de la empresa que actualmente explota la cantera Olival Grande San Sebasti√°n, sin √©xito.

¬ŅCu√°ndo lo supo?

Al menos en 1995. El memorando de 2014 que prueba que los empresarios sabían que la carretera estaba en peligro de ruir desde esa fecha es lo mismo que prueba que la autarquía también sabía.

¬ŅC√≥mo supo?

en varias reuniones en las que participó, con la presencia de la Dirección Regional de Energía del Alentejo (DREAL), Dirección Regional del Ambiente y Recursos Naturales del Algarve (DRARN) y con los exploradores de las canteras. En esas reuniones, la autarquía fue alertada para los problemas relacionados con la inestabilidad de los taludes.

¬ŅQu√© pod√≠a haber hecho?

Podr√≠a tener cortado de inmediato el tr√°nsito en la zona, mientras discut√≠a, con otras entidades, la inestabilidad de aquella carretera. A pesar de que despu√©s de concluir que no hab√≠a necesidad de cerrarla, la C√°mara podr√≠a haberlo hecho para evitar alguna tragedia -como sucedi√≥ el pasado 19 de noviembre. A√Īadir a esto el hecho de que una parte de esa ruta han pasado a la gesti√≥n municipal en 2005, tras un acuerdo con el Estradas de Portugal, lo que significa que estaba a cargo √ļnica y exclusivamente de la autarqu√≠a.

¬ŅLo que hizo?

Continuó participando en reuniones para debatir los problemas de inestabilidad, sin tomar nunca la decisión de cerrar la carretera:

25 de junio de 2014
El actual alcalde, Ant√≥nio Anselmo (que asumi√≥ funciones en 2013 y va en el segundo mandato), participa en otra reuni√≥n con elementos de la DRE. De ello resulta un memorando firmado, cinco d√≠as despu√©s, por la ingeniera Maria Jo√£o Figueira, de la DRE. Las conclusiones son claras: la responsable admite que existe un "Riesgo de deslizamiento y ca√≠da parcial del talud por encima de los 50 metros de profundidad". Y a√Īade: "En este deslizamiento de las capas podr√° haber un arrastre de parte de la carretera EM 255". Esta previsi√≥n vendr√≠a a concretarse cuatro a√Īos despu√©s.

20 de noviembre de 2014
El alcalde y dos concejales de la misma autarquía participan en una reunión con siete u ocho empresarios y elementos de la DRE: el ingeniero Bernardino Piteira y la ingeniera Maria João. elementos de la autarquía se enfrentan a dos documentos que se refieren a la posibilidad de caída de la carretera. Uno de ellos fue un memorando realizado por los empresarios en el que alertan para "las cuestiones de seguridad de personas (usuarios de la vía y trabajadores de las explotaciones) y bienes".

26 de noviembre de 2014
El presidente Ant√≥nio Anselmo informa, en una reuni√≥n de C√°mara, que estuvo presente en la reuni√≥n del 20 de noviembre "con el objetivo de encontrar una soluci√≥n" para la carretera y aplaza la discusi√≥n sobre el tema. Sin embargo, advierte que "antes de tomar una decisi√≥n, la misma tendr√° que ser debidamente fundamentada". En respuesta, el concejal Joaquim Serra defendi√≥ que el cierre de la carretera no se trataba "s√≥lo de una cuesti√≥n de seguridad, sino tambi√©n de una cuesti√≥n de intereses econ√≥micos". El mismo concejal agreg√≥ que, a√ļn as√≠, el problema no deb√≠a ser contorneado, pero resuelto, y sugiri√≥ que "hubiera una discusi√≥n de este asunto en una Asamblea Municipal".

27 de diciembre de 2014
En la Asamblea Municipal, el alcalde
, dijo que sab√≠a que la carretera "estaba en peligro" pero acaba por defender que era necesario "un poco de sentido com√ļn en estas situaciones", dejando una cuesti√≥n: "Un problema que se arrastra hace 10 a√Īos, ahora es que est√° en peligro de caer?". En seguida, adelant√≥ su decisi√≥n: "La carretera s√≥lo va a ser derribada si est√° en peligro". La Asamblea Municipal decide marcar una "conferencia explicativa en el Cineteatro" de Vila Vi√ßosa "sobre la situaci√≥n" de la carretera. La conferencia nunca sucedi√≥ y no hay registro de que el asunto haya vuelto a ser debatido.

¬ŅQu√© dice ahora?

la El presidente de la Cámara de Diputados niega que alguna vez haya sido informado sobre el peligro de la carretera. "Nadie me habló en peligro en la carretera. Pero listo. "Nunca he oído hablar de una carretera insegura", dijo al observador. En las varias entrevistas que ha dado tras el derrocamiento, el alcalde reafirma que "Nunca en la vida" fue alertado y que "no creía que la carretera fuera ruidos". El alcalde dice que está de "conciencia tranquila" y no se despide porque "eso es para los débiles". Este martes, en declaraciones a los periodistas, volvió a rechazar responsabilidades de la autarquía y criticó a las entidades superiores por la información que llegó a la secretaría de Estado de Economía en 2014. "Si el gobierno central sabe, es muy grave ", dijo el alcalde.

La informaci√≥n recogida por la investigaci√≥n del Observador muestra que Antonio Anselmo fue uno de los destinatarios, con conocimiento, del e-mail enviado por el responsable de los recursos geol√≥gicos de la Direcci√≥n Regional de Econom√≠a del Alentejo donde se se√Īala el riesgo de colapso y el peligro para los trabajadores y para la circulaci√≥n de veh√≠culos en la carretera municipal 255.

¬ŅCu√°ndo lo supo?

Al menos en 2001. El oficio preparado por DRE Alentejo y que el Observador ya ha divulgado, empieza diciendo que "desde hace varios a√Īos ha venido constatando la falta de seguridad existente en el tramo de la carretera que une Borba a Vila Vi√ßosa debido a las condiciones de estabilidad de los taludes laterales que confinan con esta ".

El documento revela tambi√©n que ya en 1995 y 1996 se hab√≠an celebrado reuniones con la C√°mara de Borba y los due√Īos de las canteras para encontrar soluciones para la existencia de una fracturaci√≥n paralela al talud que era generadora de inestabilidad y del riesgo de deslizamiento y ca√≠da parcial del tallo incluso. Pero no queda claro si la entidad ya sab√≠a del riesgo para la carretera y en qu√© t√©rminos. Esto s√≥lo es evidente cuando la DRE admite que en 2001, como entidad licenciante, impuso intervenciones de seguridad a los due√Īos de las canteras.

¬ŅC√≥mo supo?

La informaci√≥n habr√° llegado a la Direcci√≥n Regional de Econom√≠a del Alentejo por las antiguas estructuras que desempe√Īaron las competencias de licenciamiento y fiscalizaci√≥n de canteras, en particular la DREAL (Econom√≠a) y la DRARN (Ambiente y Recursos Naturales).

¬ŅQu√© pod√≠a haber hecho?

Podía exigir el cumplimiento de condiciones y realización de obras de consolidación. Se sabe que esto se ha hecho en el pasado, pero el Observador tiene también la indicación de que hubo instrucciones dadas para intervenciones que no fueron ejecutadas. En el límite, la Dirección Regional podría suspender la licencia de explotación de las canteras si se trata de fallas en ese cumplimiento.

En noviembre de 2014, se publica el régimen extraordinario de regularización de unidades industriales, agrícolas y canterasque permitió a éstas mantener actividad aunque no respetaran reglas de ordenamiento u otras condicionantes del uso del suelo, siempre que presentaran una solicitud de regularización y un plan para cumplirlo. Pero cuando se trata de la protección de la seguridad, la salud y el medio ambiente es "expresamente mantenida la posibilidad de adoptar las medidas cautelares previstas en el régimen de las contraordenaciones ambientales y en los regímenes especiales aplicables", donde se incluye la suspensión de la labor.

No es, sin embargo, claro con la información disponible que el final de los trabajos en las canteras pudiera, por sí solo, resolver los riesgos de seguridad, en particular para la carretera. Y la responsabilidad por la circulación en la vía municipal estaba fuera de la tutela de estas estructuras Рpertenecía a la autarquía.

¬ŅLo que hizo?

Los documentos e informaci√≥n disponibles, sobre todo relativos al a√Īo 2014, muestran que la DRE procur√≥ movilizar a empresarios del m√°rmol y la C√°mara de Borba para encontrar una soluci√≥n.

Hay una indicaci√≥n de que, en 2001, se impuso a las empresas Contimaro (la cantera ahora es explotada por Ala Almeida) ya Pl√°cido Jos√© Sim√Ķes a consolidaci√≥n de los taludes de las canteras para minimizar fallas que merec√≠an "serias preocupaciones por los riesgos que ponen a la estabilidad" del talud paralelo a la carretera. Los trabajos deber√≠an ser sostenidos en estudios t√©cnicos.

en 2009, la DRE Alentejo pidi√≥ a las dos empresas que articular el trabajo a desarrollar en el talud com√ļn a las canteras. Los trabajos deber√≠an ser ejecutados por empresas especializadas y que fueran seguidas por los responsables t√©cnicos de las canteras, debiendo presentarse informes de seguimiento. Pero esos trabajos no fueron ejecutados, reconoce un oficio de la DRE fechado en junio de 2014.

en octubre de 2014, la DRE env√≠a un e-mail a los industriales de las canteras a convocados para una reuni√≥n en la autarqu√≠a. Bernardo Piteira, de la DRE Alentejo, apunta a la "necesidad de articular los trabajos a ejecutar en esta √°rea para minimizar todas las restricciones en la explotaci√≥n de un recurso que resulta vital para la regi√≥n", ya sea en la "preservaci√≥n de la seguridad de las personas y bienes, que hoy nos sigue meriendo una fuerte preocupaci√≥n ", seg√ļn se puede leer en informaci√≥n remitida a la secretaria de Estado de Energ√≠a.

la 20 de noviembre de 2014, se celebr√≥ la reuni√≥n en la C√°mara de Borba en la que se presentaron varios documentos, incluido un memor√°ndum elaborado por los industriales de m√°rmol. La DRE comunic√≥ sus preocupaciones de seguridad y se discuti√≥ el cierre de la carretera municipal. A ra√≠z de esta reuni√≥n, el director regional de Econom√≠a, Juan Felipe de Jes√ļs, admite que la seguridad de las personas podr√≠a estar en peligro. Y dijo que ya hab√≠a sido decidida "una intervenci√≥n articulada en la carretera 255 para minimizar estos riesgos.

La DRE, que durante m√°s de un a√Īo estuvo en proceso de extinci√≥n con doble tutela entre la Econom√≠a y el Ambiente, fue entretanto extinguida en febrero de 2015. El proceso de paso de carpetas y personas fue complejo y cre√≥ mucha disrupci√≥n en los servicios, seg√ļn informaci√≥n recogida por el Observador. Incluso hubo un testimonio de que esta transici√≥n se llev√≥ a cabo sin tener en cuenta el rendimiento eficaz de las competencias, lo que provoc√≥ retrasos en los procesos.

¬ŅCu√°ndo lo supo?

La actual Dirección General de Energía y Geología (DGEG) fue informada en el inicio de diciembre de 2014, en un e-mail remitido al entonces Director General de Energía, Pedro Cabral, que confirmó al Observador haber recibido el 5 de diciembre. El remitente del e-mail era el director regional de Economía, que envió el punto de situación sobre las canteras de Borba y las evaluaciones hechas por sus técnicos a los riesgos de seguridad para la entidad que iba a quedar con la tutela de las canteras después de la extinción de la DRE Alentejo que fue formalizada en despacho tres meses después.

¬ŅQu√© pod√≠a haber hecho?

El Observador sabe que Pedro Cabral reenvi√≥ la informaci√≥n a la direcci√≥n de servicios de minas y canteras a√ļn en diciembre de 2014. Y que abandon√≥ el cargo de director general al final del mes, habiendo sido sustituido por Carlos Almeida. La DGEG se qued√≥ con las competencias de licenciamiento y fiscalizaci√≥n de canteras y con los funcionarios de DRE Alentejo que acompa√Īaron el caso. Podr√≠a haber cumplido esas funciones, prosiguiendo con los estudios y las iniciativas de la DRE junto a los municipios y canteras. Y, eventualmente, adoptar alguna decisi√≥n m√°s dura en caso de incumplimiento o indisponibilidad de las canteras para hacer lo que se les ped√≠a.

¬ŅLo que hizo?

No hay información. Es una materia que está siendo investigada por el IGAMAOT (Inspección General de Agricultura, Mar, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio). El Observador sabe también que Mário Guedes, que fue director general entre abril de 2017 y 16 de noviembre, pidió una auditoría de la división de minas y canteras alegando que ésta no funcionaba y presentaba retrasos injustificables. Por la información recogida por el Observador, esta auditoría no tuvo nada que ver con los riesgos provocados por las canteras de Borba, porque no serían conocidos al nivel más alto de la jerarquía de la DGEG -especialmente a nivel del director general, que era ingeniero de minas- y de la secretaría de Estado de la Energía, ocupada por Jorge Seguro Sanches, que entonces estaba en la cartera de Economía.

¬ŅCu√°ndo lo supo?

La información completa sobre los peligros de la carretera municipal 255 fue enviada al gabinete del secretario de Estado de Energía, Artur Trindade, el 1 de diciembre de 2014.

¬ŅC√≥mo supo?

El entonces director general de Econom√≠a, Juan Felipe de Jes√ļs, envi√≥ un correo electr√≥nico a la jefa de gabinete del secretario de Estado, que fue precedido por una llamada telef√≥nica. Adem√°s del dossier con fundamentaci√≥n t√©cnica, descripci√≥n de los pasos tomados, fotograf√≠as, todav√≠a hay un powerpoint que resume los temas discutidos con los industriales del m√°rmol y la autarqu√≠a de Borba. En este documento hay una diapositiva en particular que hace la alerta: "El colapso de la carretera potencialmente acarrear√° consigo v√≠ctimas La Responsabilidad Civil y Criminal ser√°:

En el texto del e-mail se refiere falta de seguridad de la carretera y manifestada preocupación por la situaciónpero también se afirma que el tema estaba siendo comunicado a la secretaría de Estado porque la DRE iba a ser extinta y sus competencias en materia de minas y canteras serían transferidas a la Dirección General de Energía y Geología.

¬ŅQu√© pod√≠a haber hecho?

El e-mail podr√≠a haber sido enviado al secretario de Estado de Energ√≠a, llevando as√≠ directamente al conocimiento de un miembro del Gobierno los peligros asociados a la carretera de Borba. pero esta informaci√≥n no lleg√≥ al secretario de Estado, seg√ļn afirma el propio y su jefe de gabinete que recibi√≥ la comunicaci√≥n. Marta Alves explic√≥ al Observador que entendi√≥ la comunicaci√≥n como el reporte del paso del tema a la esfera de la DGEG, que tambi√©n la recibi√≥ la misma informaci√≥n. Tambi√©n consider√≥ que los servicios de la DRE estaban haciendo todo lo que deb√≠a hacerse. El tema no subi√≥ al nivel pol√≠tico porque no se ped√≠a una intervenci√≥n / decisi√≥n, ni propuesta una forma de actuaci√≥n que involucrara una decisi√≥n. Era s√≥lo la descripci√≥n de un proceso.

Otras fuentes admite que una de las razones por las que la información no ha sido más valorada fue la circunstancia de que no se remitió en papel, lo que obligaría a adoptar procedimientos de registro, tratamiento y archivo que harían más difícil que el documento desapareciera.

¬ŅY si la informaci√≥n hubiera llegado a Artur Trindade? El entonces secretario de Estado estar√≠a en mejor posici√≥n para poner alguna presi√≥n ante los servicios para no dejar caer el asunto si hubiera constatado la gravedad y el riesgo de lo que se inform√≥. Un miembro del Gobierno tendr√≠a tambi√©n, al menos en teor√≠a, un mayor poder de presi√≥n sobre la autarqu√≠a para tomar medidas, involucrando eventualmente a otras personas del equipo gubernativo.

¬ŅLo que hizo?

Artur Trindade afirma que no supo del caso, porque no recibió el e-mail, luego no estaba en condiciones de hacer nada.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *