Nacidos en una civilización, morimos en una tribu?





Par√≠s, 24 de octubre. Dos adolescentes mueren en los enfrentamientos que se oponen a grupos de diferentes barrios. La noche anterior un joven de 17 a√Īos no sobrevivi√≥ a las agresiones sufridas en una risa que las autoridades parisinas, ciertamente para descansar a sus conciudadanos, explicaron haber ocurrido en un conflicto en "tr√®s petit comit√©" y no en una de esas batallas campesinas que cada vez m√°s suceden barrios franceses.





Créteil. 18 de octubre. Contrariado con el marcado de una falta de presencia un joven apunta un arma a la cabeza de una profesora en el Liceo Edouard-Branly. La situación fue filmada y llevó a que otros profesores de otros liceos revelaran haber pasado días antes por situaciones idénticas.

Par√≠s, 14 de octubre. Un adolescente (o si se prefiere un ni√Īo de 12 a√Īos) muri√≥ en medio de una ri√Īa. Fue agredido con una de las muchas barras de hierro empu√Īadas en una ri√Īa entre j√≥venes, en Seine-Saint-Denis.

Val-d'Oise, Garges-l√®s-Gonesse 29 de septiembre. Un chico de 17 a√Īos es linchado por un grupo que las autoridades dicen rival. Una vez m√°s los testigos filmaron, gritaron y no hicieron nada.

Angoul√™me, 27 de septiembre. Un grupo de 30 j√≥venes toma de asalto un autob√ļs. Estaban armados de sables y palos de b√©isbol.





París, 18 de septiembre. Un adolescente muere en medio de un intercambio de disparos entre grupos.

Esta lista que ya se dice incompleta de las agresiones recientes entre j√≥venes en Francia (pero que tambi√©n podr√≠a ser de los apu√Īalados en Londres) plantea varias cuestiones, cada una de ellas m√°s perturbadora: ¬Ņqu√© j√≥venes son √©stos? ¬ŅQu√© pas√≥ para que las calles de varias ciudades europeas parecieran salidas de una pel√≠cula de guerrilla? ¬ŅPor qu√© no se habla de esto?

Comencemos por el "porque no se habla de esto?": No se habla porque se tiene miedo. No de ser f√≠sicamente agredido como sucedi√≥ y sucede con las personas que en Garges-l√®s-Gonesse filmaron el ataque a aquel joven de 17 a√Īos pero s√≠ el miedo de ser clasificado reaccionario. Fascista. Racista. Populista … En esta fase del texto se supone que para que el observador no se considere una especie de pasqu√≠n de la reacci√≥n de la derecha rufia, de la derecha que era culta y liberal y ahora es reaccionaria e ignorante, yo trata de explicar que o el centro comienza a abordar estos asuntos o la extrema derecha los tratar√°. No lo har√©. En primer lugar porque no vale la pena: la derecha es lo que la izquierda quiere. Luego es un ejercicio in√ļtil tratar de explicar el disparate y la mala fe de esas clasificaciones. Y en segundo lugar y para m√≠ mucho m√°s importante, porque lo que estamos viviendo se sit√ļa en otro nivel: m√°s precisamente en el plano inclinado que nos est√° llevando de la civilizaci√≥n a la sociedad tribal. En esta regresi√≥n ha desempe√Īado un papel crucial el activismo de las causas identitarias. Las agendas identitarias fraccionaron a las sociedades: donde antes ten√≠amos proyectos para pa√≠ses tenemos ahora agendas antag√≥nicas y particulares de comunidades que se subdividen en comunidades m√°s espec√≠ficas que a su vez se segmentan en otras a√ļn m√°s minoritarias … Y as√≠ sucesivamente en una especie de recurrente pulsi√≥n divisoria que nos acantona en grupos.

Las caracter√≠sticas que antes eran una circunstancia se convirtieron ahora en una especie de segunda piel: es el barrio donde se ha nacido, la tierra / continente de donde vinieron los padres o los abuelos, el color de la piel, las opciones sexuales … En estas sociedades descompuestas en tribus a la libertad individual disminuye (como se cambia de comunidad?); la responsabilidad de cada uno es transferida al grupo y evaluada en funci√≥n de la valorizaci√≥n o devaluaci√≥n de ese grupo (son j√≥venes migrantes, los gays, los hetero, la basura blanca …) y tornada obligatoria la censura por omisi√≥n de lo que pueda dar una imagen negativa de cada una de las tribus: eso no se dice porque da una mala imagen de los musulmanes; que no se escribe porque puede ser interpretado como homof√≥bico …

En la pr√°ctica la histeria alrededor de las falsas news, de la prensa de derecha, de las noticias reaccionarias … busca legitimar la censura y diabolizar cualquier an√°lisis a la tribalizaci√≥n de las sociedades occidentales. El resto es la agit-prop de la costumbre.

PS. El se√Īor Jos√© Magalh√£es, consciente de su campa√Īa, no s√≥lo para detectar fake news, sino tambi√©n para suprimirlas y por fin penalizar a sus difusores, le dar√© cuenta de un caso gritante de mentira: dicen los sectores populistas que la se√Īora ministra de La cultura coloc√≥ a √Čvora al sur del Sado. Usando una t√©cnica t√≠picamente reaccionaria los autores de este informe falso, por credibilizarem, para indicar un lugar y una fecha en la Gra√ßa Fonseca habr√≠a hecho esta declaraci√≥n como cualquier titular de una cartera ministerial es obvio para la mayor√≠a absoluta de la Cultura en Portugal. As√≠ la reacci√≥n puso en marcha en las redes sociales que el 6 de noviembre, en la audiencia de la Comisi√≥n de Presupuesto, Finanzas y Modernizaci√≥n Administrativa sobre el Presupuesto de Estado de 2019, la ministra de Cultura anunci√≥ que el Museo Regional de √Čvora instalado en el antiguo, Pa√ßo Episcopal, frente al Templo Romano, se convertir√° en el primer Museo Nacional del Sur del Sado. No es necesario explicar que esto s√≥lo puede ser mentira. ¬ŅC√≥mo puede una ministra, para m√°s ministra de Cultura en un gobierno de izquierda que es incluso decir una persona cult√≠sima, colocar √Čvora al sur del Sado? Obviamente, si por un desafortunado acaso la se√Īora ministra hubiera pronunciado tal enormidad el hecho habr√≠a sido ampliamente destacado, al menos habr√≠a sido tan destacado como lo fueron las revelaciones que, en el tiempo en que era secretaria de Estado, la ahora ministra de Cultura hizo sobre su vida privada y que tantas noticias, alabanzas y elogios le han valido. As√≠ propongo que se identifique qui√©n puso esta noticia a circular en particular si su difusi√≥n no est√° asociada al activismo de grupos de incivilizados aficionados del toro a caballo. ¬ŅPor qu√© a caballo? Siga el Sado, se√Īor, siga el Sado …

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *