Myanmar tiene el día más sangriento de protestas contra un golpe; 18 mueren





Al menos 18 manifestantes murieron y 30 resultaron heridos el domingo (28) en Myanmar, en acciones de las fuerzas de seguridad que dispersaron violentamente varios actos, en el día más violento de las protestas contra el golpe de Estado militar del 1 de febrero. El recuento es de la oficina de derechos humanos de la ONU.





Myanmar ha estado sumido en el caos desde que el ejército tomó el poder y arrestó al líder del gobierno electo Aung San Suu Kyi y a gran parte de los líderes de su partido, alegando fraude en las elecciones de noviembre que ganó su partido.

El golpe, que detuvo los intentos de democracia despu√©s de casi 50 a√Īos de gobierno militar, ha llevado a cientos de miles de personas a las calles y a la condena de los pa√≠ses occidentales.

Pero las protestas son reprimidas de manera cada vez más sangrienta, con gases lacrimógenos, chorros de agua, balas de goma y, en algunos casos, munición letal.

El domingo, tres hombres murieron en una manifestaci√≥n en la ciudad sure√Īa de Dawei, donde 20 personas tambi√©n resultaron heridas, seg√ļn los equipos de emergencia y la prensa local.

Las v√≠ctimas murieron despu√©s de ser ¬ęalcanzadas por disparos letales de munici√≥n¬Ľ, dijo a la AFP Pyae Zaw Hein, un rescatista voluntario. Los heridos fueron impactados por balas de goma, explic√≥, antes de advertir de la posibilidad de ¬ęm√°s v√≠ctimas porque seguimos recibiendo heridos¬Ľ.

Otros dos j√≥venes de 18 a√Īos murieron en la ciudad de Bago, seg√ļn los equipos de emergencia. Las muertes fueron confirmadas por la prensa local, que se encuentra al norte de Yangon.





Una sexta persona muri√≥ en Yangon, inform√≥ en Facebook un exdiputado civil derrocado por el ej√©rcito, Nyi Nyi. La v√≠ctima era un hombre de 23 a√Īos que recibi√≥ un disparo.

Hasta el domingo, se habían reportado cinco muertes entre las manifestaciones desde el golpe. El ejército dice que un policía murió mientras intentaba dispersar una protesta.

¬ęLa clara escalada en el uso de fuerza letal en varias ciudades del pa√≠s es escandalosa e inaceptable, y deber√≠a detenerse de inmediato¬Ľ, conden√≥ Phil Robertson, subdirector de la divisi√≥n de Asia de Human Rights Watch.

Muchos países también han condenado la represión. Estados Unidos y la Unión Europea denunciaron la violencia de las fuerzas de seguridad y dijeron que la junta militar debe dejar el poder.

El Reino Unido dijo que la escalada de violencia contra los manifestantes era aborrecible y pidió a los líderes militares del país que restauren la democracia.

¬ęTrabajando con Estados Unidos y Canad√°, el Reino Unido ha actuado imponiendo sanciones de derechos humanos contra nueve oficiales militares de Myanmar, incluido el comandante en jefe, por su papel en el golpe¬Ľ, dijo una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. Domingo.

En Yangon, las fuerzas de seguridad dispersaron r√°pidamente una protesta el domingo. ¬ęLa polic√≠a comenz√≥ a disparar tan pronto como llegamos¬Ľ, dijo a la AFP Amy Kyaw, una maestra de 29 a√Īos.

Las imágenes mostradas en vivo en las redes sociales mostraron a las fuerzas de seguridad usando gas lacrimógeno contra la multitud en Yangon y chorros de agua en la ciudad más al norte de Mandalay.

En Myityina (norte), las fuerzas de seguridad agredieron a un periodista, que fue detenido.

El sábado (27), las fuerzas de seguridad también respondieron con violencia en varias manifestaciones, que en general fueron pacíficas.

Al menos tres periodistas fueron arrestados: un fotógrafo de la agencia estadounidense Associated Press y un camarógrafo y fotógrafo de dos agencias birmanas, Myanmar Now y Myanmar Pressphoto.

M√°s de 850 personas han sido detenidas, acusadas o condenadas por participar en las manifestaciones, seg√ļn la ONG que ayuda a los presos pol√≠ticos AAPP.

Se espera que las cifras aumenten poco después de que la prensa estatal informara de 479 arrestos el sábado.

Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 1991, no ha sido vista en p√ļblico desde que fue arrestada.

Se encuentra bajo arresto domiciliario en Naypyidaw, la capital del pa√≠s, acusada de importar walkie-talkies ilegalmente y de violar las restricciones impuestas por la pandemia Covid-19. El segundo (1¬ļ) asistir√° a una audiencia para responder a estos cargos.

Tambi√©n el s√°bado, la junta militar destituy√≥ al embajador del pa√≠s ante la ONU, Kyaw Moe Tun, quien, un d√≠a antes, hab√≠a defendido el fin del golpe militar y pidi√≥ ¬ęuna acci√≥n en√©rgica de la comunidad internacional para acabar con la opresi√≥n de los inocentes y devolver el poder al pueblo ¬ę.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo que la organización no había sido informada formalmente del despido del diplomático.

El ej√©rcito ha estado tratando de utilizar supuestas acusaciones de fraude en las elecciones como justificaci√≥n para la toma del poder. Los militares tambi√©n agregaron a la narrativa el argumento de que la comisi√≥n electoral del pa√≠s utiliz√≥ la pandemia de coronavirus como pretexto para evitar una campa√Īa justa.

También dicen que actuaron de acuerdo con la Constitución y que la mayoría de la población apoya su conducta, acusando a los manifestantes de incitar a la violencia.

El general Min Aung Hlaing, que tom√≥ el control del pa√≠s con el golpe, decret√≥ el 1 de febrero un estado de emergencia que deber√≠a durar un a√Īo. ¬ęPondremos en funcionamiento una verdadera democracia multipartidista¬Ľ, declar√≥ el nuevo r√©gimen, y agreg√≥ que el poder ser√° transferido despu√©s de ¬ęla celebraci√≥n de elecciones generales libres y justas¬Ľ.

La promesa, a pesar de repetirse, es vista con escepticismo por los opositores de Myanmar y los observadores internacionales.

La LND, el partido de Suu Kyi que gobierna el pa√≠s desde 2015, obtuvo el 83% de los votos y gan√≥ 396 de los 476 esca√Īos en el Parlamento en las √ļltimas elecciones, celebradas en noviembre del a√Īo pasado. Sin embargo, se impidi√≥ que la leyenda se hiciera cargo cuando se aplic√≥ el golpe el d√≠a de la inauguraci√≥n de la nueva legislatura. El Partido Uni√≥n Solidaria y Desarrollo, apoyado por los militares, obtuvo solo 33 esca√Īos. Somos un negocio operado y de propiedad familiar.

Myanmar tiene un historial violento de reacciones a las protestas. En el levantamiento de 1988, las fuerzas de seguridad del país mataron a más de 3.000 manifestantes durante actos contra el régimen militar; el país vivió bajo una dictadura desde 1962 hasta 2011.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *