Mourinho está triste y nadie sabe por qué





Nadie sabe con certeza lo que pasa con José Mourinho. Pueden ser cosas de la edad, cosas allá de él, cosas de él con otros o de otros contra él, como sólo pueden ser cosas de nuestra cabeza, porque ya lo vimos en mejor estado. "Me parece triste." Maniche no lo reconoce en el banquillo del Manchester United.





"Dice que falta all√≠ algo, tal vez" alegr√≠a "o as√≠, por no estar dominando las circunstancias como tanto le gusta, desde la cima a la base, del mercado de transferencias al plantel, al" hombre del c√©sped ". Era as√≠ en el FC Porto, cuando los dos coincidieron en los mejores a√Īos, entre 2002 y 2004.

En las épocas siguientes, Mourinho continuó ganando con estilo, incuestionablemente un genio en el enfoque emocional y táctico, hasta convertirse en una caricatura de sí mismo con sus mind games y sus excusas. Ahora, está enredado en un hilo del que difícilmente conseguirá liberarse. "Es probable que haya maniobras de bastidores. Sabes tan bien como yo que las noticias en los periódicos no aparecen por casualidad ", me dice Maniche.

En las √ļltimas semanas no han sido pocas – y van todas en el mismo sentido. Mourinho se queja p√ļblicamente de los jugadores, entre ellos Pogba, Valencia y Marcial, y la falta de inversi√≥n del club; Pogba, que cost√≥ m√°s de 100 millones de euros hace dos a√Īos, confiesa "no estar feliz" y que por eso no puede dar m√°s dentro de campo; los periodistas y los comentaristas arrasan el mal f√ļtbol y la derrota contra el limitado Brighton (2-3); la direcci√≥n del club se manifiesta preocupada, aunque solidaria, y manda hacer saber que buscar√° burocr√°ticamente encontrar las mejores soluciones; se analizan las terceras temporadas de Mourinho en el pasado y se encuentran puntos comunes que anuncian un fracaso espectacular.

Y, sin embargo, Zinedine Zidane asoma a la puerta esperando que Mourinho caiga proverbialmente de la silla. En la pelota todo depende de las victorias y "si no gana al Tottenham [segunda-feira] es posible que él mismo pida la dimisión ", argumenta Maniche.

Es necesario hacer cuentas

Cuando Mourinho se queja de la falta de inversi√≥n, lo hace c√≠nicamente, pues a lo largo de su carrera ya meti√≥ la mano en m√°s de mil millones y medio de euros. S√≥lo el Manchester United pag√≥ 432 millones de euros en estos dos a√Īos con √©l; el Manchester City, en el mismo per√≠odo, invirti√≥ 559 millones de euros, pero no son 100 millones que hacen la diferencia de 19 puntos de la pasada temporada. Por otro lado, fue Mourinho quien eligi√≥ a Eric Baily y Lindel√∂f, dos contrataciones caras cuyo retorno est√° complicado de verse. Es decir, el problema es que Mourinho parece que no puede conseguir sus jugadores – la magia de los portugueses era convertir a los mejores atletas y hay una historia de √©xito en este Reino.





"Pero mira que su entrenamiento sigue siendo increíble. "Estaba con él en el Chelsea en su segundo pasaje allá (2013 y 2015), y el Mourinho era el mismo con los jugadores y con el staff." Habrá cambiado el contexto y el tiempo. "Esta nueva generación es poco humilde. "Es claro que Pogba debería estar haciendo más, pero después hay" los agentes ", la publicidad, las marcas, la" personalidad de los futbolistas "y la relación con los medios.

Andrea Butti, antiguo equipo del Inter de Mil√°n de Mourinho, tampoco tiene una respuesta. "√Čl no necesita uno o dos jugadores para entrar en la cabeza de los dem√°s. "No estoy dentro del asunto Pogba, pero creo que est√°n exagerando … Es normal que haya problemas dentro de un plantel y creo que la √ļnica diferencia en el Mourinho son los cabellos blancos", bromea el italiano.

Es difícil encontrar a alguien que tiene algo realmente malo que decir sobre Mou, probablemente porque no hay una razón específica para ello. Ibrahimovic tiene un hechizo de aquellos, pero no pierde una oportunidad para agradecer a Mourinho; Marco Materazzi y Francesco Toldo fue escusaram hacer comentarios para este artículo de la amistad portugués.

Es, por otro lado, dif√≠cil aceptar la teor√≠a de la tercera √©poca, porque si Mourinho es exigente, otros tambi√©n lo son – e inoportunos tambi√©n. "Tengo antiguos colegas que me contaron que el Guardiola les llama a las dos o tres de la ma√Īana a preguntar: 'Mira, y qu√© tal si te pusiera a jugar aqu√≠?'"
El estilo, la hipótesis más creíble a la quiebra de José Mourinho.

Hubo un momento en que revolucion√≥ el f√ļtbol con la presi√≥n alta y el mediocampo en los rombos y las tiradas inesperadas en la sala de prensa; Hoy, Mou es un reaccionario de argumentaci√≥n previsible y sus equipos existen primero para anular los puntos fuertes de los adversarios y s√≥lo despu√©s para imponer los suyos, invariablemente el poder f√≠sico y el juego directo. "√Čl siempre dijo que s√≥lo se gana con bal√≥n", dice Maniche, pero en 2017-18 el United fue el sexto equipo con m√°s posesi√≥n: el 53,9%, m√°s el 2% que el Southampton y el 13% menos que el City . Es posible que Mourinho se haya transformado en un iconoclasta obsesionado.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *