Monarquía, una tradición sin sentido





Formada en Harvard y Oxford, Masako Owada tuvo que abandonar la carrera de diplomático al aceptar el pedido de matrimonio. Pues, al hacerlo, entró en la ruta para convertirse en la nueva emperatriz japonesa, lo que acabó ocurriendo la semana pasada.





Pero, por ser mujer, Masako no pudo asistir a la ceremonia en que Naruhito, su marido, fue promovido. Fue barrada por la tradición de la monarquía japonesa -la misma que, por ahora, impide que su hija asuma el puesto del padre, reservado a hombres.

Otro país que acaba de vivir un importante evento monárquico es Tailandia. Promueve una lujosa ceremonia durante tres días para coronar al rey Rama 10º ya la reina Suthida, con quien se había casado de sorpresa días antes.

La fiesta para el nuevo jefe de Estado tailandés costó R $ 122 millones, tres veces lo que los dos presidenciables de la segunda vuelta de la elección brasileña dicen haber gastado en la campaña. Los súbditos de allí no pueden criticar al rey, que, a pesar de costar mucho, apita poco -una junta militar comanda el país desde hace cinco años.

Este miércoles (8), quien tomó espacio del noticiero fue la más famosa de todas las monarquías. La realeza británica quería mostrar a su nuevo bebé. A pesar de todo el ruido del anuncio, se trata sólo del séptimo nombre en la línea sucesoria.

Las tradiciones no están inmunes a las críticas, incluso por el flanco del ridículo. Y las tradiciones monárquicas van contra valores de igualdad de géneros, de diversidad, de meritocracia. Ninguna acción del príncipe Carlos en defensa de la Amazonía será capaz de borrarlo.

Afortunadamente, el sentido de la historia ha sido claro: los actuales 44 países bajo régimen monárquico representan una cuarta de lo que había a principios del siglo pasado.





Si quiere un día seguir el camino de la política, Archie Harrison, el más nuevo integrante de la Corona británica, haría bien en usar su ascendencia americana para presentarse a la presidenta de Estados Unidos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *