MMA en comercio internacional





Desv√≠o de carga, incautaci√≥n de bienes, acuerdos incumplidos en el √ļltimo minuto para mejores ofertas. Con ofertas de pirater√≠a moderna, todo el mundo est√° compitiendo en el mercado chino por equipos de protecci√≥n personal, pruebas y suministros m√©dicos-hospitalarios para combatir Covid-19.





¬ŅPor qu√© en China? Primero, China es el mayor exportador del mundo, incluidos los equipos de protecci√≥n personal (EPP), e incluso antes de la pandemia. Seg√ļn el Instituto Peterson, ten√≠a el 42% del mercado internacional de EPP, como m√°scaras, guantes, anteojos y exfoliantes m√©dicos en 2018.

Además, China aumentó rápidamente su capacidad de producción para estos y otros artículos cuando Covid-19 llegó al país. Justo cuando el mundo se está hundiendo en una crisis, China está saliendo de ella. Requiere menos y está en mejores condiciones de suministrar estos bienes ahora escasos.

Segundo, los otros países que producen estos artículos médicos y hospitalarios comenzaron a limitar sus exportaciones para privilegiar las necesidades domésticas. Las medidas restrictivas también son contagiosas. El 10 de marzo, había 24 países, ahora hay más de 60 que requieren licencias para exportar, limitar la cantidad o simplemente prohibir las exportaciones.

Puede parecer que estas restricciones tienen sentido, pero no lo son. Hacen que todos sean peores. Estados Unidos, por ejemplo, acaba de restringir la exportación de respiradores, máscaras y guantes.

Resulta que el valor que importan de estos productos es cinco veces mayor que el valor exportado, seg√ļn el Instituto Peterson. Si el resto de los pa√≠ses deciden tomar represalias y dejar de vender a los estadounidenses, Estados Unidos tendr√° mucho menos de estos suministros m√©dicos.

Las restricciones a√ļn desalientan las inversiones que el sector privado podr√≠a hacer para satisfacer la demanda global. Como resultado, la producci√≥n de estos art√≠culos escasos crece menos de lo que podr√≠a.





A pesar de esto, las restricciones proliferan. El mayor productor mundial de hidroxicloroquina, India, ha venido a controlar sus exportaciones del producto. Trató de prohibir las ventas por completo, volvió, pero sigue exigiendo licencias.

China tambi√©n tiene sus controles, comenz√≥ a exigir certificaciones para evitar problemas de calidad y los propios pedidos del gobierno restringen la oferta. Pero a√ļn as√≠, es el lugar donde todav√≠a puedes comprar en este momento.

Bajo estas condiciones, la ley de la jungla gobierna. Los principales perdedores son los países menos desarrollados, sin experiencia para importar directamente, sin recursos para disputar compras y sin la industria para producir localmente.

Además, a medida que Covid-19 llegó más tarde al mundo en desarrollo, estos países acaban de ir de compras. Es muy tarde

La lógica MMA y, en particular, las restricciones a la exportación socavan la confianza en el comercio internacional. Todos los países saldrán de la pandemia más escépticos sobre la posibilidad de importar lo que no producen, a pesar de que han contribuido al problema al limitar las exportaciones e, indirectamente, alentar a otros a hacer lo mismo.

La sensaci√≥n de vulnerabilidad generada por los episodios de hoy dejar√° su huella en la pol√≠tica comercial de los pr√≥ximos a√Īos. El mundo pospand√©mico ser√° m√°s proteccionista.

Se realizar√°n esfuerzos para reducir la dependencia del mercado extranjero. La eficiencia econ√≥mica dar√° paso a la redundancia, al margen de seguridad. Como dijo Ian Bremmer, en lugar de ¬ęjusto a tiempo¬Ľ, la l√≥gica ser√° ¬ępor si acaso¬Ľ.

La seguridad de la salud p√ļblica se convertir√° en una preocupaci√≥n de pol√≠tica comercial. De la misma manera que los pa√≠ses hacen reservas estrat√©gicas de petr√≥leo para la seguridad energ√©tica, o reservas de alimentos para la seguridad alimentaria, almacenar√°n suministros m√©dicos y hospitalarios.

El comercio internacional puede hacer una contribución efectiva a la lucha contra las pandemias, después de todo, nadie produce o producirá todo lo que necesita.

El problema es que, ahora, no parece haber una disposición real para coordinar esfuerzos externamente. Mientras esto dure, todos perdemos. Es urgente cambiar de rumbo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *