Ministro israelí dice que hay poco tiempo para evitar un conflicto con Hezbollah





Después de bombardeos y atentados que aumentaron la inestabilidad en Oriente Medio, el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, dijo a funcionarios estadounidenses que hay «un corto período de tiempo para alcanzar un entendimiento diplomático» con Hezbollah, un grupo islamista chiita apoyado por Irán y que apoya Hamás.





La declaración fue hecha durante una reunión con el enviado especial de Estados Unidos para la región, Amos Hochstein, según The Times of Israel. «Estamos en una encrucijada. Preferimos un acuerdo diplomático, pero tenemos un corto período de tiempo. [para evitar a expansão do conflito]», afirmó Gallant. «No toleraremos las amenazas de Hezbolá y garantizaremos la seguridad de nuestros ciudadanos».

Desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás en octubre, Hezbollah ha intercambiado ataques diarios con el ejército de Tel Aviv en el territorio del norte de Israel. Con base en el Líbano, el grupo extremista dice que ha comprometido alrededor de un tercio de las fuerzas de su rival en la región fronteriza. Sin embargo, la facción ha evitado por ahora ampliar el conflicto: la última pelea abierta entre ambas partes ocurrió en 2006.

Pero la crisis regional se agravó el pasado martes (2), cuando el segundo jefe del ala política de Hamás, Saleh al-Arouri, fue asesinado en Beirut en un ataque con drones atribuido a Israel. La acción, en una zona controlada por Hezbollah, habría sido la más importante de las fuerzas israelíes fuera de sus fronteras en la guerra.

El líder de Hezbolá, el jeque Hassan Nasrallah, dijo que una respuesta a Tel Aviv era inevitable después del ataque en la capital libanesa. «No podemos permanecer en silencio ante una violación de esta magnitud, porque significaría que todo el Líbano estaría expuesto [no futuro]», dijo en un discurso televisado este viernes.

Al comentar sobre un ataque con drones estadounidenses el jueves (4) que supuestamente mató al jefe de un grupo pro-Teherán en Bagdad, Nasrallah instó a otros gobiernos de la región a actuar. Según él, Irak tiene una «oportunidad única» de deshacerse de la presencia estadounidense, aún residual en el país después de las principales acciones de combate relacionadas con la invasión de 2003, que derrocó al gobierno de Saddam Hussein.





Las amenazas hacen temer que la guerra entre Israel y Hamás se extienda a Oriente Medio. También se producen en un momento aún más complejo del conflicto: el lunes (1), Tel Aviv anunció el inicio de una nueva etapa de sus operaciones militares contra el grupo terrorista que controla la Franja de Gaza desde 2006.

Los cambios incluyen la retirada de parte de sus tropas del territorio palestino. Aunque se espera que la mayoría de los soldados regresen a la vida civil, los informes de la prensa israelí sugieren que puede haber un despliegue de tropas para reforzar la frontera norte con el Líbano.

Gallant, el ministro de Defensa israelí, presentó el jueves por primera vez propuestas para la Gaza de posguerra. El plan exige la destitución de Hamas y recomienda la creación de un grupo de trabajo liderado por Estados Unidos en asociación con la Unión Europea y socios regionales para rehabilitar el territorio palestino.

Descartó la creación de asentamientos israelíes en la franja. «Los residentes de Gaza son palestinos, por lo tanto los organismos palestinos estarán a cargo, con la condición de que no haya acciones hostiles o amenazas contra el Estado de Israel», dijo. El ministro también defendió que Tel Aviv continúa brindando información para orientar a los civiles y continúa inspeccionando los productos que ingresan al territorio.

Gallant dijo que las acciones israelíes en Gaza continuarán hasta el regreso de los rehenes, el desmantelamiento de las capacidades militares y gubernamentales de Hamás y la «eliminación total» de las amenazas militares en el territorio.

En la próxima fase de la guerra, según el ministro, las acciones militares más intensas, incluidos ataques aéreos y demolición de túneles, deberían limitarse a la región norte de Gaza. En el sur, la tendencia es una disminución de la presencia de personal militar, siendo la zona objeto de acciones destinadas a eliminar a los líderes de Hamás y rescatar a los rehenes.

En el encuentro con el enviado estadounidense, Gallant también defendió, sin entrar en detalles, una «nueva realidad» en la frontera norte de Israel. Alrededor de 80.000 israelíes tuvieron que ser expulsados ​​de la región al comienzo del conflicto debido a las escaramuzas con Hezbollah.

El encuentro tuvo lugar apenas unos días antes de una nueva visita del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, a Tel Aviv. El estadounidense realiza una gira por Oriente Medio en un intento de enfriar la crisis. Planea discutir los detalles de la guerra con los líderes israelíes, así como «medidas inmediatas para aumentar sustancialmente la ayuda humanitaria a Gaza», según el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *