Mil√°n exporta bosque vertical y quiere bosque urbano con 3 millones de √°rboles





Fue durante un viaje a Dubai en los Emiratos √Ārabes Unidos en 2007 que el arquitecto italiano Stefano Boeri tuvo la idea de su proyecto m√°s famoso. ‚ÄúTodos esos rascacielos revestidos de vidrio en el desierto est√°n locos. El vidrio refleja el calor al espacio p√ļblico, sin mencionar el uso de aire acondicionado. Bosco Verticale naci√≥ all√≠ ", dijo Hoja.





Siete a√Īos despu√©s, las dos torres residenciales con aproximadamente 800 √°rboles en la fachada (y otros 20,000 arbustos y plantas m√°s peque√Īos) fueron entregados en Mil√°n, Italia. El conjunto gan√≥ premios internacionales, se uni√≥ a la lista de postales de la ciudad y acredit√≥ al arquitecto como un experto en bosques urbanos.

Despu√©s del Bosco Verticale de Mil√°n, Boeri fue llamado a repetir el concepto en cuatro ciudades de China, Par√≠s (Francia), Tirana (Albania), Eindhoven y Utrecht (Pa√≠ses Bajos), El Cairo (Egipto), Bangkok (Tailandia) y Canc√ļn (M√©xico). ) √Čl dice que tuvo conversaciones para hacer un proyecto similar en S√£o Paulo, pero por ahora, la idea no ha funcionado.

Al mismo tiempo, Boeri, que es profesor en el Politécnico de Milán, lidera un equipo que tiene como objetivo aumentar horizontalmente la cantidad de verde en el área metropolitana de la ciudad italiana, que consta de 133 municipios y una superficie de 1,575 kilómetros cuadrados, aproximadamente lo mismo que la capital. Paulista.

El proyecto, llamado Forestami, es ambicioso: planea plantar 3 millones de √°rboles y arbustos para 2030.

“La idea nació en 2018 y se desarrolló concretamente en 2019, cuando plantamos alrededor de 85,000 árboles. Para 2020, el objetivo es tener 100,000 nuevos ", dice Pierfrancesco Maran, secretario de Planificación Urbana, Verde y Agricultura de Milán.

La siembra de esta temporada agron√≥mica comenz√≥ en noviembre y contin√ļa hasta marzo, cuando se espera que alcance la meta de 100,000. Solo en la ciudad de Mil√°n, se planean 20,000 nuevos √°rboles, que, para encontrar espacio, deben ir m√°s all√° de las √°reas de parques y jardines y ocupar superficies pavimentadas como rotondas, aceras y estacionamientos.





Es precisamente esta unión de varios elementos verdes, así como cementerios y patios de construcción, lo que caracteriza a un bosque urbano. “Es un concepto metafórico más que físico.

El bosque urbano es la suma de todas las partes verdes que juntas brindan servicios como sombra, absorci√≥n de agua y limpieza de aire para una ciudad ‚ÄĚ, explica Simone Borelli, directora de bosques urbanos y periurbanos de la FAO, el organismo de la ONU. Naciones Unidas) para la alimentaci√≥n y la agricultura con sede en Roma.

El t√©rmino, dice Borelli, comenz√≥ a estudiarse en la FAO a fines de la d√©cada de 1980 y se ha intensificado en los √ļltimos diez a√Īos debido al mayor inter√©s de las ciudades y sus habitantes. ‚ÄúLa urbanizaci√≥n se est√° acelerando mucho. Hay una crisis urbana, una presi√≥n muy fuerte sobre las ciudades. Y adem√°s, existe una creciente preocupaci√≥n por el cambio clim√°tico. La gente se est√° dando cuenta de que las condiciones en las ciudades est√°n empeorando cada vez m√°s ‚ÄĚ.

Seg√ļn datos de la ONU, desde 2008, por primera vez en la historia, m√°s de la mitad de la poblaci√≥n mundial vive en centros urbanos. Se estima que la tasa alcanzar√° el 70% para 2050. Con el aumento de la infraestructura, fen√≥menos como las islas de calor, las inundaciones y las alarmantes tasas de contaminaci√≥n del aire se han vuelto cr√≥nicas.

Problemas que, seg√ļn estos expertos, un bosque urbano puede ayudar a resolver, si se acompa√Īa de otras medidas, en particular proyectos de movilidad basados ‚Äč‚Äčen la restricci√≥n de autom√≥viles y fomentando el uso de medios p√ļblicos y compartidos (autom√≥viles, motocicletas, bicicletas, scooters).

‚ÄúTenemos muchos instrumentos para reducir la producci√≥n de gases de efecto invernadero: usar energ√≠a renovable, cambiar las dietas, trabajar el sistema de movilidad. Pero solo tenemos una forma de absorber el CO2 que ya se ha producido: √°rboles y plantas ‚ÄĚ, dice el arquitecto Boeri.

‚ÄúLos bosques y los bosques del mundo absorben aproximadamente el 40% de todo el CO2. As√≠ que hacer esto en las ciudades donde m√°s se produce es muy efectivo ‚ÄĚ, agrega.

Tiene beneficios para aquellos que viven en ciudades y hay aquellos para quienes dirigen ciudades. Seg√ļn Borelli de la FAO, el sello "verde" ha ayudado a recaudar dinero. ‚ÄúEsta idea de hacer que la ciudad sea m√°s bonita y saludable atrae inversiones. Si una multinacional necesita decidir d√≥nde invertir, probablemente elija una ciudad que se est√© moviendo contra el cambio clim√°tico. Realmente se trata de crear una imagen positiva ‚ÄĚ.

Es en capital privado donde Mil√°n apuesta sus fichas para financiar su proyecto para 2030.

"Se está creando un fondo ad hoc (propósito específico), que recaudará fondos entre empresas y personas que quieran contribuir a este desafío ambiental", dice el Secretario Maran, quien espera recaudar 3 millones de euros para 2020 (R $ 13). , 5 millones) para usar en la región metropolitana.

Además del problema financiero, las ciudades deben tener capacidad de planificación y mantenimiento a largo plazo y encontrar espacio para aumentar el porcentaje de verde.

Borelli estima que el primer paso es incluir los objetivos ambientales en la planificación urbana desde el principio y considerar el gasto como inversión en lugar de costo. También es mejor involucrar a las personas, consultar con los residentes al decidir dónde y qué especies plantar en un vecindario, siempre a partir de una lista de árboles nativos, una regla fundamental.

‚ÄúOtro problema est√° en la distribuci√≥n del verde, con barrios ricos m√°s boscosos que los pobres. Cuando haces planificaci√≥n urbana tienes que cuidar esta justicia ambiental ‚ÄĚ, dice.

Las ciudades que han superado estas dificultades son parte de una lista publicada en 2018 por la FAO, que enumeró 15 historias "inspiradoras" sobre este tema de los bosques urbanos.

Lejos de ser un ranking, el informe da ejemplos de c√≥mo diferentes municipios de todo el mundo est√°n mejorando su infraestructura verde. Hay proyectos desarrollados en Phoenix (EE. UU.), Nairobi (Kenia), Melbourne (Australia), Vancouver (Canad√°) y Niteroi, el √ļnico brasile√Īo en la lista.

Todos estos lugares ponen en pr√°ctica lo que Boeri imagin√≥ en 2007. ‚ÄúLa cultura occidental siempre ha dividido el bosque de la ciudad. Est√° afuera o, cuando est√° adentro, separado en forma de parque o jard√≠n. Estos elementos deben 'centrarse completamente'. Bosco Verticale es un s√≠mbolo de este doble movimiento ‚ÄĚ, dice el arquitecto.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *