Mientras Estados Unidos debate la estrategia para Oriente Medio, los chinos y los rusos ocupan espacios





En un reflejo inevitable de las caracter√≠sticas del siglo XXI, Oriente Medio abandona el escenario de la hegemon√≠a unipolar, dise√Īado por el monopolio geopol√≠tico estadounidense en la regi√≥n, y se embarca en la multipolaridad, con una creciente influencia de China y Rusia.





Se plantea la cuesti√≥n de si la deshidrataci√≥n del poder estadounidense se producir√° en un proceso gradual, como ha se√Īalado Barack Obama, o en el modo acelerado, como sugiri√≥ el apetito aislacionista del presidente Donald Trump.

Al anunciar la retirada de las tropas sirias a principios de este mes, Trump mencion√≥ el deseo de "poner fin a la participaci√≥n de Estados Unidos en guerras interminables". Cant√≥ una melod√≠a querida para los o√≠dos de su electorado m√°s leal, un fan√°tico de America First, que hab√≠a sido cantada desde la campa√Īa de la Casa Blanca.

Para el "trumpismo de raíz", Estados Unidos debe priorizar los problemas internos y retirarse de los problemas globales, en una percepción aislacionista responsable de despreciar la importancia de cultivar el estatus del poder hegemónico global.

Trump ilustra esta opinión argumentando que construir un muro en la frontera mexicana es más importante que mantener la asociación de Siria con los kurdos, aliados clave en la guerra contra el Estado Islámico.

Al aumentar el volumen del aislacionismo diplomático, Trump generó una fuerte reacción interna, desde la oposición demócrata a los republicanos refractarios a la idea de acortar las alas de la hegemonía global.

Pero en cualquier caso, la prevalencia de Washington en el Medio Oriente se desvanece a medida que avanzan las redadas en Beijing y Mosc√ļ.





El apogeo del intervencionismo estadounidense en la región en las primeras décadas posteriores a la Guerra Fría se produjo en la era del republicano George W. Bush. La invasión de Iraq en 2003 simbolizó esta estrategia.

Con Barack Obama, los cambios han llegado. El radar diplom√°tico, plagado por la crisis financiera de 2008-2009, el ascenso de China y la p√©rdida global de petr√≥leo, se√Īalaron la necesidad de una reorientaci√≥n: la disminuci√≥n de la presencia en el Medio Oriente para aumentar los esfuerzos en la regi√≥n China-India.

La gira fue nombrada "pivote para Asia".

La reducción de la presencia de Estados Unidos en las partes del Medio Oriente, por lo tanto, se ha verificado desde la administración de Obama, pero bajo diferentes ideas de la administración actual.

Mientras los dem√≥cratas abogan por la globalizaci√≥n y predican un reordenamiento de la presencia de Estados Unidos en el escenario internacional, Trump, inspirado en sue√Īos aislacionistas y antiglobalizaci√≥n, coquetea con una era dise√Īada por barreras y proteccionismo econ√≥mico.

Mientras los estadounidenses debaten su estrategia en el Medio Oriente, la multipolaridad aumenta en la región. Los chinos y los rusos ocupan espacios de cultivo.

Desde 2010, China ha intensificado las inversiones y el comercio con el mundo árabe. Se ha convertido en uno de los mayores compradores de petróleo del Golfo Pérsico y construye una asociación sólida con Israel basada en tecnología e infraestructura.

Rusia, después de la intervención militar en Siria en 2015, se ha convertido en el personaje principal en la escena política del país árabe.

Esta semana, Vladimir Putin recibi√≥ una alfombra roja mientras visitaba a aliados tradicionales de Estados Unidos, como Arabia Saudita y los Emiratos √Ārabes Unidos, cuyo l√≠der, el pr√≠ncipe Mohammed bin Zayed, escuch√≥ la frase: "Estamos conectados por una relaci√≥n estrat√©gica profunda".

El peso de los Estados Unidos en el Medio Oriente cambia inexorablemente. Sin embargo, el cambio no llegar√° a la velocidad que Trump quiere.

El intenso rechazo de la decisi√≥n de retirar las tropas de Siria, que podr√≠a unir a sectores de los partidos dem√≥crata y republicano, demostr√≥ los obst√°culos al sue√Īo aislacionista.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *