Michael Bloomberg vendió protección y el Partido Demócrata compró





Este mi√©rcoles 19, por la noche, dos estadounidenses de 78 a√Īos har√°n historia. No porque sean los m√°s viejos en postularse para presidente. Bernie Sanders y Michael Bloomberg participan en el debate dem√≥crata en Nevada como los primeros precandidatos jud√≠os, favoritos y con la oportunidad de ser elegido presidente de los Estados Unidos.





Y en un momento en que los incidentes de antisemitismo han aumentado en el país, hasta el punto de que, este mes, el FBI declaró la amenaza de los defensores de la supremacía blanca extremista, cachorros del Ku Klux Klan, tan grave como la amenaza de grupos como el Estado Islámico y sus partidarios

El repentino aumento de Michael Bloomberg en las encuestas nacionales es el resultado directo de su fortuna. Ha gastado $ 400 millones en menos de tres meses de campa√Īa y est√° dispuesto a comprar su lugar en la Casa Blanca por m√°s de $ 1 mil millones.

Bloomberg gobern√≥ Nueva York con competencia quir√ļrgica durante tres per√≠odos, entre 2002 y 2013, utilizando la fortuna creada en la compa√Ī√≠a de informaci√≥n financiera que lleva su nombre. El precio de cada voto estaba aumentando. En su primer mandato, gast√≥ $ 74 millones, $ 99 por voto.

En el segundo, US $ 85 millones, US $ 112 por voto. Pero la ley municipal vetó la tercera orden. El entonces alcalde retiró el consejo de la ciudad con un gasto de $ 102 millones y cada voto en la segunda elección le costó $ 174.

Con un detalle: el tercer mandato sería una excepción personalizada para São Sebastião Bloomberg, que necesitaba salvar a Nueva York, en medio del colapso de 2008, de una administración no plutócrata menos efectiva.

En 2013, el √ļltimo a√Īo de su mandato, Bloomberg coquete√≥ con el poder global. Comenz√≥ a construir la lujosa sucursal de Londres de su compa√Ī√≠a y fundaci√≥n, dise√Īada por el arquitecto Norman Foster, y verti√≥ generosas donaciones en instituciones como galer√≠as y teatros, en un pa√≠s donde el gobierno tradicionalmente patrocina la cultura.





Amigos conservadores le sugirieron que se postulara para alcalde de Londres.

Bloomberg contrat√≥ a una empresa de relaciones p√ļblicas para ayudarlo a ser aceptado en la √©lite enrarecida de Gran Breta√Īa. Compr√≥ una casa espectacular, construida en el siglo XVIII, en una calle privada de Londres. Se acerc√≥ al entonces alcalde y futuro primer ministro pro-Brexit, Boris Johnson, despu√©s de cooperar nombrando expertos, a√Īos antes, para la primera campa√Īa conservadora de David Cameron para primer ministro.

¬ŅDem√≥crata Michael Bloomberg? Es fiel a la fiesta de Michael Bloomberg. Fue republicano, independiente y dem√≥crata a lo largo de los a√Īos, dependiendo de la conveniencia electoral. Es liberal en las costumbres, pro aborto, progresivo en el medio ambiente y control de armas de fuego, y conservador en econom√≠a. Pero el resumen anterior es una reducci√≥n.

Como alcalde, Bloomberg hered√≥ una ciudad donde el crimen ya estaba en declive, pero a√ļn viv√≠a bajo el trauma del 11 de septiembre. George W. Bush aprovech√≥ el ataque contra las Torres Gemelas para comenzar la guerra en Irak, quiz√°s el evento moderno m√°s destructivo para el poder global estadounidense. En el mismo per√≠odo, Bloomberg enfrent√≥ poca resistencia a sus t√°cticas policiales en el ayuntamiento.

El m√°s dram√°tico de ellos, ¬ędetenerse y registrar¬Ľ, traumatiz√≥ a una generaci√≥n de j√≥venes neoyorquinos. Entre 2002 y 2011, la polic√≠a detuvo a casi 700,000 personas, la gran mayor√≠a afroamericanas y latinas, el 90% de las cuales eran inocentes. Hablar con la madre o el padre de cualquier adolescente negro o latino en un vecindario no pr√≥spero de Nueva York da una medida de estr√©s colectivo en esos a√Īos.

Hasta justo antes de lanzar un pre-candidato en 2019, Bloomberg defendi√≥ la pr√°ctica de ¬ęparar y registrar¬Ľ, suspendi√≥ y consider√≥ inconstitucional gracias a la decisi√≥n judicial contra la cual apel√≥, todav√≠a alcalde.

Otra práctica menos conocida durante los términos de Bloomberg fue la cooperación de la policía de Nueva York con la CIA en un programa de espionaje indiscriminado para musulmanes. Se han infiltrado mezquitas, librerías, restaurantes. Los vendedores ambulantes e incluso los estudiantes registraron sus conversaciones.

En 2015, un tribunal federal compar√≥ el espionaje √©tnico masivo de musulmanes con la persecuci√≥n de jud√≠os estadounidenses en un clima de ¬ęalerta roja¬Ľ durante la Guerra Fr√≠a.

Cuando participe en el debate en Nevada, un estado en el que su nombre a√ļn no aparece en la boleta electoral, Michael Bloomberg ser√° interrogado por otro albatros en la parte posterior de su carrera, la misoginia. Numerosas acciones legales de mujeres contra la compa√Ī√≠a que √©l fund√≥ fueron completadas por acuerdos antes de llegar a los tribunales.

La semana pasada, el Washington Post entrevist√≥, por primera vez, a un testigo que confirm√≥ un di√°logo que Bloomberg niega, pero que result√≥ en un acuerdo extrajudicial, actualmente protegido por una cl√°usula de confidencialidad. En 1995, una vendedora de la compa√Ī√≠a inform√≥ a Bloomberg de su embarazo para ser contemplado con la reacci√≥n, ¬ęmatarlo¬Ľ (matar al feto).

Una pregunta inevitable en el debate de Nevada ser√°: ¬Ņpor qu√© Bloomberg no libera a las mujeres que demandaron a su empresa de la cl√°usula de confidencialidad? Este es un reclamo del movimiento #MeToo contra el acoso sexual y la violencia.

Con tanto techo de vidrio, debe comprender el abrazo al multimillonario ex alcalde de Nueva York en el Partido Demócrata. Especialmente el apoyo de los negros elegidos. Bloomberg invirtió parte de su fortuna, no solo en causas, como el control de armas y el medio ambiente, sino también en políticos que están de acuerdo con su agenda, sin importar el partido.

En 2016, gastó $ 12 millones para reelegir al republicano Pat Toomey, intensamente conservador, al Senado, solo porque acordó apoyar las verificaciones de antecedentes para la compra de armas de fuego.

En 2018, Bloomberg gastó $ 100 millones para ayudar al Partido Demócrata a recuperar la mayoría en la Cámara, perdida desde 2010. De los 21 candidatos que recibieron donaciones de Bloomberg, 15 eran mujeres.

En septiembre pasado, la organizaci√≥n feminista Emily’s List, que trabaja para la elecci√≥n de mujeres, acept√≥ a Bloomberg como oradora, a pesar de un debate interno poco despu√©s de que expres√≥ escepticismo sobre la veracidad de los testimonios de mujeres en el movimiento #MeToo, especialmente aquellas que llegaron a un famoso amigo tuyo, ancla Charlie Rose.

Las burlas a Michael Bloomberg parecen ser una gran preocupación entre los demócratas que se benefician de las donaciones de su fortuna de $ 60 mil millones.

Si Bernie Sanders, la peque√Īa locomotora financiada por donantes, y Michael Bloomberg, son los √ļnicos candidatos previos de las elecciones primarias de marzo, ¬ŅBloomberg usar√° su fortuna para destruir a Sanders con anuncios de televisi√≥n? ¬ŅCu√°l es el efecto de un candidato de Bloomberg en millones de votantes que donaron peque√Īas cantidades a otros candidatos, con la esperanza de combatir el poder financiero en la pol√≠tica y la desigualdad en el pa√≠s?

¬ŅQu√© pasa si, por otro lado, Michael Bloomberg, una vez en el poder, result√≥ ser un ¬ętraidor de clase¬Ľ, el ep√≠teto dado al radicalmente progresista y rico Franklin Delano Roosevelt?

Por el momento, Bloomberg se beneficia de una prensa que claramente aprueba su gestión en Nueva York y no ha pagado el precio que enfrentan las minorías.

Desde el New York Times hasta los programas de televisión por cable, la cobertura de Bloomberg es ridículamente desproporcionada con respecto a la cobertura de candidatos que ya han sido evaluados en las urnas, como Pete Buttigieg y Elizabeth Warren. Fue una cobertura sensacional que ayudó a llevar a Donald Trump a la Casa Blanca en 2016.


√öLTIMA B√öSQUEDA

Bernie Sanders 25%
Michael Bloomberg 17%
Joe Biden 13%
Pete Buttigieg 11%
Elizabeth Warren 9%
Amy Klobuchar 5%

Reuters / Ipsos, publicado el martes (18)


Pero si Bloomberg compra la presidencia, se trata de pedir el precio final de la transacción, a mediano plazo, para el Partido Demócrata. Donald Trump ocupó el Partido Republicano y ahuyentó a los moderados. Bernie Sanders, el senador independiente que se niega a unirse al partido para el que se postula, y Michael Bloomberg entendió que alquilar el acrónimo es más ventajoso que postularse como candidatos independientes.

El a√Īo pasado, el actor Brian Cox, ganador del Globo de Oro como protagonista de la serie ¬ęSucesi√≥n¬Ľ, vivi√≥ en Broadway, el ex presidente Lyndon Johnson, en el programa ¬ęThe Great Society¬Ľ, sobre un per√≠odo eso coincidi√≥ con la debacle de la guerra de Vietnam.

Semanas antes de declararse candidato, Michael Bloomberg estaba en la audiencia y fue a saludar al actor escocés en el vestuario. Le dije que apenas escapó de ser convocado a la guerra. E hizo hincapié en que no habría sido enviado como recluta, sino como oficial, un teniente. Cox dice que mantuvo el comentario en mente. Para él, el momento ilustraba la sinceridad del multimillonario a quien las reglas siempre se pueden eludir por un precio.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *