Menos ciencia, más ideología.





La joven activista sueca Greta Thunberg se dirige a Portugal a bordo de un velero. La ni√Īa ser√° bienvenida en la Asamblea de la Rep√ļblica y ciertamente podemos contar con su intervenci√≥n sobre el cambio clim√°tico.
Greta y otros activistas han desempe√Īado un papel clave en la sensibilizaci√≥n del p√ļblico sobre los riesgos y los efectos del cambio clim√°tico. Pero este activismo emocional, alimentado por el resplandor de la juventud, tambi√©n tiene un inconveniente, que es el riesgo de convertirse en una especie de culto milenario utilizado por algunos para tratar de debilitar el sistema pol√≠tico y econ√≥mico en el que vivimos (y que se encuentra en el otro lado). espectro ideol√≥gico, un nivel similar de irracionalidad, como hemos visto en el negacionista presidente Trump).





Seamos realistas: cuando los activistas afirman que el cambio clim√°tico pondr√° fin a la civilizaci√≥n humana, lo hacen sin evidencia cient√≠fica que los respalde. Lo mismo es cierto cuando dicen que tenemos X a√Īos para salvar el planeta, que miles de millones de personas morir√°n o que las aguas del mar envolver√°n a pa√≠ses enteros. Estas son buenas frases para encabezar titulares y generar clics en las redes sociales, pero no cuentan con el respaldo de la ciencia (en este sentido, recomiendo leer el √ļltimo informe del IPCC de la ONU en https://www.ipcc.ch/) .

El cambio climático es un problema importante para la humanidad y el planeta, ya que pone en peligro la supervivencia de miles de especies. Por lo tanto, debemos centrarnos en una energía más limpia, reducir las emisiones de carbono y tomar medidas para mitigar los efectos de este proceso. Pero no hay consenso científico sobre los escenarios generalizados de destrucción y catástrofe que han sido profetizados por algunos activistas. El cambio climático es un problema grave, que afectará sobre todo al llamado Tercer Mundo (y no solo), pero es solo uno de varios desafíos que la Humanidad tendrá que resolver en las próximas décadas, haciendo uso de la ciencia y la tecnología. En resumen, falta más ciencia y menos ideología en este debate.

Lo más probable es que, suponiendo que aparezca un loco que no presiona el botón nuclear, Greta y los jóvenes de su generación probablemente vivan hasta el siglo XX.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *