Mediciones posteriores a Covid-19





Dadas las estadísticas mundiales sobre la evolución de la pandemia causada por el SARS-CoV2 y las medidas de contención tomadas, hay pocas dudas de que el aislamiento social es fundamental para combatir la propagación de esta enfermedad.





Con respecto a la respuesta médica, la disponibilidad de muchos ventiladores y equipos de protección personal para los empleados es la mejor manera de maximizar la probabilidad de curar a los pacientes y proteger al personal del hospital.

Hoy, todav√≠a hay muchas incertidumbres con respecto a la evoluci√≥n de esta pandemia. En particular, queda por ver qu√© tan r√°pida y s√≥lida ser√° la inmunizaci√≥n del curado, c√≥mo reacciona el virus al aumento de la temperatura con el avance de la primavera, cu√°ndo aparecer√° una vacuna (con qu√© eficacia y a qu√© costo) y si el virus mutar√° y se vuelven m√°s letales cuando llega el oto√Īo.

En cualquier caso, sabemos que un retorno a la normalidad pre-Covid-19 no será posible hasta que se encuentre una vacuna. Además, incluso si se encuentra una vacuna, la propagación de nuevas enfermedades puede ser cada vez más probable, tal es el grado de interconectividad entre los humanos en un planeta globalizado. Por lo tanto, una de las soluciones estructurales puede implicar encontrar nuevas formas de interdependencia, con menos exposición a riesgos de pandemia.

En este sentido, y a√ļn en un clima de duda, y en medio de la batalla, tenemos que pensar en medidas para el futuro cercano y m√°s lejano que hagan compatible la vida social y econ√≥mica con esta nueva realidad.

Por lo tanto, propongo lo siguiente:

1) Cree las condiciones para que el teletrabajo se convierta en la realidad definitiva de las profesiones siempre que sea posible. Debido a la inercia natural de las instituciones, muchas profesiones se hacen en persona cuando ya se pod√≠an hacer a distancia, dadas las posibilidades tecnol√≥gicas. Piense en las innumerables profesiones administrativas, tareas inform√°ticas y reuniones celebradas por los titulares de diferentes grados de responsabilidad (desde jueces hasta gerentes, banqueros, dise√Īadores o periodistas) o el trabajo intelectual que se puede hacer desde casa.





Esta opción de teletrabajo aliviaría a las ciudades (y sus centros), daría más espacio para la construcción / ocupación de viviendas (desocupando oficinas), ahorraría tiempo y recursos en desplazamientos, mejoraría el medio ambiente y promovería negocios locales. servicio a las personas en las ciudades dormitorio de hoy y en el interior.

Adem√°s, el teletrabajo deber√≠a implementarse, de frente y como ejemplo, a nivel de los organismos p√ļblicos y pol√≠ticos, permitiendo que se deshiciera la concentraci√≥n desastrosa e injusta en la ciudad de Lisboa, lo que provocar√≠a una verdadera democratizaci√≥n en el espacio.

2) Intensificar los servicios de entrega a domicilio. Con la imposición del confinamiento en el hogar, muchos han optado por estos servicios, a saber, compras nacionales, pero también artículos electrónicos o ropa.

Es posible que la sociedad se organice cada vez más para que los productos lleguen a los hogares de las personas y no a las personas a los productos. Desde centros comerciales, pasaríamos a centros logísticos que encontrarían (con la ayuda de modelos matemáticos) la mejor manera de distribuir pedidos a clientes residenciales.

Esto también requeriría una redistribución de trabajadores, que se trasladarían de las tiendas a los centros logísticos. Al mismo tiempo, daría un nuevo impulso al comercio local, que podría entregar más eficientemente a los hogares cercanos (desde pan, medicinas, pasando por el periódico o flores, con un alto nivel de personalización).

3) Profundizar los servicios de asistencia a distancia. Muchos servicios que actualmente se prestan en persona se podrían realizar de forma remota, con ganancias en términos de tiempo, costos e incluso efectividad. Se pueden proporcionar servicios médicos, legales, burocráticos, bancarios o postales a través de Internet. Esto implica la transición a digital de muchos procesos, pero estos costos iniciales tendrían más que compensar ganancias futuras.

En el caso de la salud, no solo hay muchas consultas que ya se realizan de manera muy efectiva a distancia (incluso en salud mental), sino que hay otras que se pueden hacer, siempre que cada ciudadano tenga los dispositivos apropiados (por ejemplo, relojes inteligentes que hacen electrocardiogramas). Las burocracias estatales pueden y deben digitalizarse, con herramientas de seguridad digital, lo que permite hacer diferentes registros p√ļblicos en l√≠nea.

El tipo de interacción en línea que ya es posible con la Autoridad Tributaria (donde los impuestos se pueden pagar desde casa) debe profundizarse e implementarse en los tribunales, notarios, notarios o municipios.

4) Acabar con el dinero f√≠sico. El dinero f√≠sico implica un costo innecesario, es una ineficiencia relativa (en comparaci√≥n con la digital) y una oportunidad para el crimen. Ya estamos muy tarde en este proceso. En los a√Īos 50 del siglo XX, los economistas ya defend√≠an el fin del dinero f√≠sico, al reemplazarlo con dinero digital. Hoy en d√≠a, ya no tiene sentido que exista este medio de pago, que incluso se convierte en una forma de propagar enfermedades en tiempos de pandemia.

Esto significa que todos los ciudadanos tendr√≠an que tener m√©todos de pago digital gratuitos y que todos los servicios solo aceptar√≠an ese m√©todo de pago. Tal medida, a√ļn, para muchos criptomonedas que existan, dificultar√≠a el lavado de dinero y la evasi√≥n de las autoridades fiscales, y facilitar√≠a los c√°lculos fiscales.

5) Aumenta significativamente las tasas y / o impone cuotas tur√≠sticas. Entre los principales responsables de la propagaci√≥n de Covid-19 se encuentran los flujos tur√≠sticos. No es casualidad que Italia y Espa√Īa se hayan visto muy afectadas por esta pandemia, ya que son una de las principales potencias tur√≠sticas del mundo, que reciben anualmente a millones de personas de todo el mundo. Incluso antes de la pandemia, los lugare√Īos se quejaron de la presi√≥n que el turismo caus√≥ en las ciudades y las injusticias e interrupciones resultantes.

Para que el turismo contin√ļe, pero con seguridad, tendremos que adoptar pol√≠ticas para contener los flujos. Esto se logra mediante la imposici√≥n de cuotas o tarifas en estos flujos (por ejemplo, en But√°n se requiere un m√≠nimo de $ 250 por d√≠a por persona para visitar ese pa√≠s. Creo que Portugal podr√≠a cobrar m√°s).

6) Equipar nuestro sistema de salud con reservas de personal y equipos que puedan responder a este tipo de brote, incluso si están subutilizados en períodos no pandémicos. Se llama prevención y precaución.

Además de esto, habrá que encontrar formas de coordinación y cooperación internacional (comenzando dentro de la UE, a pesar de los signos negativos que han existido hasta ahora, dadas las actitudes y promesas de los diferentes países de la Unión), con compromisos democráticos que entiendan que Las pandemias (así como el medio ambiente) son problemas de gestión global, que solo se resolverán con políticas globales. De lo contrario, las pandemias cíclicas y frecuentes, y las crisis económicas posteriores, se convertirán en la norma.

Nota final: en el proceso de transición digital, los derechos de la información excluida (por razones de edad o financieras) tendrían que protegerse; Cuando se trata de educación, es aconsejable continuar en persona, para que los teletrabajadores puedan operar sin tener que, al mismo tiempo, cuidar a sus hijos en casa.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *