Más de 200 personas siguen desaparecidas en Japón tras el terremoto que mató al menos a 94





Mais de 200 pessoas continuavam desaparecidas nesta sexta-feira (5) na região central do Japão, onde as equipes de resgate mantêm os esforços para encontrar sobreviventes do terremoto de magnitude 7,6 que provocou quase cem mortes e destruição em várias cidades no dia do Año Nuevo.





Dos ancianas fueron rescatadas este jueves (4) de los escombros de sus casas en Wajima, en la península de Noto, una de las más afectadas por el temblor. Pero las esperanzas de encontrar otros supervivientes disminuyen: después de 72 horas, las posibilidades de encontrar personas con vida disminuyen significativamente, según los expertos.

Las búsquedas se ven dificultadas por la lluvia, que aumenta las posibilidades de nuevos deslizamientos de tierra, y por el intenso frío, con temperaturas bajo cero. Los meteorólogos advierten que existe la posibilidad de nevadas el domingo (7).

Según un boletín difundido este viernes por la prefectura de Ishikawa, donde se encuentra la península de Noto, el terremoto ha causado ya 94 muertos y 222 personas siguen consideradas desaparecidas. Anteriormente, las autoridades habían contabilizado 242 desaparecidos.

El terremoto se produjo a las 16h10 hora local (04h10 en Brasilia) del lunes (1) y se sintió en Tokio, a 300 kilómetros del epicentro. El temblor sacudió la península de Noto, una delgada franja de tierra que se adentra unos cien kilómetros en el mar. El fenómeno provocó el derrumbe de casas y edificios y provocó destrozos en las carreteras.

Las autoridades de Ishikawa dicen que al menos 460 personas resultaron heridas en el terremoto y los cientos de réplicas que ocurrieron en los días siguientes. Además, un tsunami azotó la costa, con olas de más de un metro de altura que arrasaron el muelle, casas y dañaron carreteras a lo largo del paseo marítimo.





Varios cientos de personas cuyas casas fueron destruidas permanecen en refugios. «Estamos haciendo todo lo posible para llevar a cabo operaciones de rescate en los pueblos aislados […]. Sin embargo, la realidad es que el problema del aislamiento no se ha resuelto tanto como nos gustaría», afirmó el viernes el gobernador de Ishikawa, Hiroshi Hase.

Más de 26.000 hogares siguen sin electricidad en Ishikawa. Otras 90.000 personas en dos regiones vecinas siguen sin agua. Un olor a hollín persiste en la ciudad portuaria de Wajima, que todavía tiene nubes de humo después de que un incendio destruyera cientos de estructuras el día del terremoto.

«Estaba descansando el día de Año Nuevo cuando ocurrió el terremoto. Estaba con mi familia y nos estábamos divirtiendo», dijo a la AFP Hiroyuki Hamatani, de 53 años. «Mi casa sigue en pie, pero está lejos de ser habitable. Ahora no puedo pensar en el futuro», dijo.

La zona de Suzu, en la punta de la península, también quedó devastada, con barcos pesqueros hundidos o arrastrados por olas que, según las autoridades, arrastraron al menos a una persona.

Noriaki Yachi, de 79 años, contuvo las lágrimas mientras sacaban a su esposa muerta de entre los escombros. «Mi vida con ella era feliz», dijo al periódico Asahi Shimbun.

El terremoto, con sus innumerables réplicas, fue calificado este jueves (4) por el primer ministro Fumio Kishida como el «desastre más grave» de Reiwa, la era de la historia japonesa que comenzó en 2019 con el ascenso al trono del emperador japonés Naruhito. .

Situado en el llamado «cinturón de fuego» del Pacífico, Japón es uno de los países del mundo donde los terremotos son más frecuentes. Las normas de construcción locales son estrictas, los edificios tienden a resistir fuertes temblores y la población está acostumbrada a situaciones como ésta.

La última vez que un tsunami grave azotó la costa de Japón fue el 11 de marzo de 2011. En ese momento, la nación insular registró un temblor de magnitud 9 seguido de una enorme ola que mató a casi 20.000 personas y devastó ciudades del noreste del país. y desencadenó fisiones nucleares en Fukushima, el peor accidente nuclear registrado en el mundo desde el ocurrido en la planta de Chernobyl, en la entonces Unión Soviética, en 1986.

El terremoto del lunes no causó daños significativos a las plantas nucleares japonesas, según las autoridades locales.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *