Marcelo Gleiser: ‚ÄúLa ciencia no es una elecci√≥n. Es una necesidad ‚ÄĚ





‚ÄúLa ciencia no es una elecci√≥n. Es una necesidad Quien no ve esto est√° condenado al oscurantismo que condena el futuro del pa√≠s ‚ÄĚ. Fue con esta frase que el f√≠sico y astr√≥nomo brasile√Īo Marcelo Gleiser, ganador del Premio Templeton en 2019, una especie de premio Nobel por el di√°logo entre ciencia y espiritualidad, finaliz√≥ la entrevista con Ag√™ncia Einstein. El tema: el papel de la ciencia en medio de pandemia de coronavirus, que solo en Brasil ha matado a m√°s de 100 mil personas.





El investigador, que es profesor de la Universidad de Dartmouth, en Estados Unidos, dice que una de las principales lecciones que se pueden aprender del Covid-19 es la valorizaci√≥n de la ciencia. Tambi√©n critic√≥ la forma en que el gobierno brasile√Īo ha estado tratando la pandemia. Revisa:

Ag√™ncia Einstein: a principios de abril, en una conversaci√≥n con estudiantes de la Universidad de Fortaleza, afirm√≥ que una de las mayores perversidades del nuevo coronavirus era el hecho de que es asintom√°tico en muchos casos, lo que facilitar√≠a su propagaci√≥n. Cuatro meses despu√©s, dado el progreso de la enfermedad, ¬Ņtodav√≠a puedes decir eso?

Marcelo Gleiser: Yo diría que, con lo que sabemos hoy sobre la transmisión de la enfermedad, las personas que salen a la calle sin tomar las debidas precauciones, como el uso de máscaras y el desapego social, están cometiendo el equivalente a un delito. Especialmente aquellos que están en contacto directo con personas de mayor riesgo, como ancianos o personas con diabetes, obesidad, cáncer y problemas pulmonares.

¬ŅCu√°l es su opini√≥n sobre las pruebas masivas?

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

En un mundo ideal, las empresas y los empleadores deberían realizar pruebas periódicas a sus empleados para evitar que el lugar de trabajo se convierta en una incubadora de Covid-19.





A pesar de la falta de inversiones y los movimientos que cuestionan la importancia de la ciencia, ¬Ņc√≥mo analiza el desempe√Īo de la ciencia en la pandemia en el mundo y particularmente en Brasil?

Confieso que no estoy al tanto de los avances cient√≠ficos en la lucha contra el coronavirus en este momento en Brasil. Pero en t√©rminos de cambio de perspectiva sobre la ciencia, sin duda, una de las lecciones m√°s directas del virus es que, sin conocimiento cient√≠fico, el impacto de la pandemia ser√≠a a√ļn m√°s devastador. Tr√°gicamente, incluso en estas circunstancias, seguimos viendo a aquellos en posiciones de liderazgo que intentan negar la ciencia como la √ļnica salida viable a esta crisis. Esto trae resultados a√ļn m√°s terribles a la poblaci√≥n.

El nuevo coronavirus fue noticia a finales del a√Īo pasado. Lleg√≥ a Brasil dos meses despu√©s, cuando ya ten√≠amos algunos ejemplos en el mundo de lo que funcion√≥ y sali√≥ mal en el control de la enfermedad. ¬ŅPor qu√© no podemos hacerlo mejor por aqu√≠ usando estos ejemplos?

Básicamente porque el liderazgo político no ha cumplido su papel de liderazgo. Se transmitió y se sigue transmitiendo información errónea, como en el caso de la cloroquina. No se puede tratar una crisis de vida o muerte de manera superficial.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Sin una política social alineada con los objetivos científicos, es imposible combatir una pandemia. Y eso es lo que vemos tanto en Brasil como en Estados Unidos, los dos países en los que hay un claro enfrentamiento entre liderazgo político y liderazgo científico.

¬ŅPor qu√© tenemos tanta dificultad para seguir recomendaciones como el aislamiento f√≠sico?

Es un problema de madurez cultural y social. Cultural porque el brasile√Īo es gregario y eso es dif√≠cil de cambiar. Madurez social porque, al verse expuestas a las cifras aterradoras de la pandemia, la gente tuvo que movilizarse individualmente para alcanzar los objetivos de aislamiento social y protecci√≥n de los dem√°s. Pero esto no est√° sucediendo como deber√≠a.

Lamentablemente, muchos se guían por el ejemplo del liderazgo político, que envía mensajes confusos y contradictorios y trata la enfermedad con absurdo desprecio.

¬ŅPuede la urgencia de encontrar soluciones, incluidas las vacunas, generar riesgos en cierta medida?

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Por supuesto. Las vacunas se prueban en etapas que involucran a un n√ļmero creciente de personas con diferentes antecedentes m√©dicos. Las prisas pueden provocar problemas, como efectos secundarios inesperados o ineficiencia. Por otro lado, la posibilidad de una vacuna que funcione es tan seductora que es dif√≠cil no acelerar las pruebas, incluso si se compromete su precisi√≥n. Mientras la prisa no sea impulsada principalmente por razones econ√≥micas -la empresa o laboratorio que desarrolle la primera vacuna obtendr√° millones y millones de beneficios- es comprensible que el proceso se acelere al m√°ximo, con el debido cuidado.

¬ŅCu√°les son las principales lecciones de esta pandemia?

Nuestra fragilidad como especie. A pesar de toda nuestra tecnolog√≠a y desarrollo, un virus de unos 100 nan√≥metros de di√°metro puede provocar el da√Īo que estamos viendo. La lecci√≥n es sencilla: tenemos que mirar la naturaleza con la humildad de quien sabe que sabe poco.

Otra lección importante es nuestra codependencia como especie. Quedó muy claro cuánto dependemos de nuestro personal médico, de los que producen los alimentos que seguimos comiendo, de los que mantienen llenos los estantes de los supermercados, las calles limpias, la energía fluyendo. La sociedad se desestabilizaría rápidamente si no fuera así.

Esto muestra cu√°nto nos necesitamos unos a otros, lo que justifica una visi√≥n de la humanidad como una especie √ļnica y no una mezcla de tribus en constante conflicto.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Debido a la distancia f√≠sica, muchas cosas han cambiado: reuniones zoom, evitar abrazos, shows en formato drive-thru, compras por internet con entrega a domicilio. ¬ŅDeber√≠a permanecer esto?

Creo que no. La gente puede ser un poco más cuidadosa con el contacto físico, pero eventualmente se olvidará. Suponiendo que tengamos una vacuna eficaz, por supuesto.

Pienso en la gripe espa√Īola, cuando murieron 50 millones de personas, muy por encima de lo que vemos ahora. ¬ŅY qu√© hay de esta crisis pand√©mica que ocurri√≥ hace 102 a√Īos? Muy poco. Las ventajas de las m√°scaras y la distancia social ya eran conocidas, pero no vemos esta herencia en nuestro comportamiento actual. El √©xito borra la memoria de crisis pasadas.

En su opini√≥n, ¬Ņqu√© hay que repensar a partir de ahora en la conducci√≥n de las pol√≠ticas de ciencia y salud p√ļblica?

Muchas cosas. El gobierno no puede renunciar a la sabiduría que proviene de los científicos. La ciencia no es una elección. Es una necesidad Quien no ve esto está condenado a un oscurantismo que condena el futuro del país.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

No solo es necesario modernizar y ampliar la educación científica en el país, sino también invertir en la formación de nuevos científicos e ingenieros. Solo entonces Brasil participará de manera competitiva en la economía del siglo XXI y con una población sana. Es triste ver el impacto de las políticas actuales en toda una generación de jóvenes que aspiran a una carrera en todas las ciencias.

* Este contenido fue elaborado por Agência Einstein

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *