Manifestación contra Jair Bolsonaro reúne a varias docenas de personas en Lisboa









La manifestación convocada por varios movimientos sociales y políticos contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reunió este domingo en Lisboa a varias docenas de personas, en una acción de protesta que se repitió en al menos 50 ciudades en 23 países.

En Praça do Rossio, una gran tela negra con el mensaje «Fora Bolsonaro» marcó la pauta para los discursos unánimemente críticos del jefe de estado brasileño, en medio de una música que invitaba a bailar pasos de manifestantes menos tímidos y canciones de protesta: «Doctor, no me equivoco / Bolsonaro es un miliciano».

Además de los carteles que recuerdan a la activista Marielle Franco, asesinada a tiros en 2018, o las aproximadamente 58,000 víctimas de la pandemia de covid-19 en Brasil, también hubo preocupación por la enfermedad, presente en máscaras en prácticamente todas las caras o en las marcas del pavimento que señalaban la distancia social necesaria. A lo lejos, al otro lado de la carretera, algunos policías controlaban la pequeña y pacífica manifestación.

Una de las caras de la llamada «Ley Mundial Stop Bolsonaro» en Lisboa fue Raphael Reis, miembro de la delegación de Lisboa del Partido de los Trabajadores (PT). A la edad de 35 años y viviendo en Portugal durante aproximadamente un año y medio, el economista advirtió sobre la «naturalización de lo absurdo» que tiene lugar en Brasil y destacó el impacto que esta protesta internacional puede tener en suelo brasileño.

“Creemos que el impacto de la solidaridad internacional puede ser muy grande, porque sabemos que las fuerzas democráticas y la prensa responsable fuera de Brasil pueden contribuir e interferir positivamente en Brasil. Hoy, el país está pasando por un momento muy difícil, con 58 mil muertos y una gran cantidad de infectados. [por covid-19]. Creemos que este gran acto puede aportar mayor claridad a las personas que viven en Brasil ”, dijo.

Considerando una movilización algo inferior a las expectativas debido a la pandemia, el activista aún contó con el apoyo de varios grupos y partidos portugueses, a saber, el PCP y los Verdes, y destacó el vínculo que une a los dos países.





“Portugal, debido a sus lazos con Brasil, está mostrando solidaridad. Tenemos varios colectivos portugueses y fiestas aquí que están preocupados. Pensamos que es [uma presença] importante no solo por el idioma, sino también porque esta voz que hace eco aquí, también hace eco en Europa ”, señaló.

Armada con un cartel con la inscripción «Fora Bozo», Márcia Coimbra fue una de las primeras en participar en la acción de protesta en Rossio. A los 63 años, esta ex maestra brasileña que vivió en Portugal durante unos 16 años admitió ante Lusa que no dudó en decidir venir a la manifestación contra Jair Bolsonaro.

“Dejé mi cuarentena hoy para venir aquí y agregar mi protesta a la protesta de todos los brasileños que están en Brasil sufriendo, sin trabajo, por los pueblos indígenas, por la selva amazónica, por las instituciones democráticas. No podemos seguir con este gobierno nunca más ”, enfatizó, confesando que todavía está apoyando la creación de un proceso de indigencia contra el líder brasileño.

Menos activo, pero también presente desde la primera hora, Valter Vilar, de 50 años, consideró que Brasil actualmente tiene «un genocidio en el poder», indiferente a los «casi 60,000 brasileños que murieron» debido al nuevo coronavirus.

Destacando que el principal valor agregado de la manifestación es la «conciencia de la gente», Valter Vilar defendió que ya hay «materia» para proceder con el despido de Bolsonaro, pero expresó dudas sobre la viabilidad de dicho proceso.

“El problema es que no hay tanto apoyo en la cámara y en el senado. Si intentas un «juicio político» ahora, tal vez no pase y será peor para quien esté allí. De lo que hablamos es de la revocación de su «plato» y tal vez ese sea el camino a seguir. Es sin duda un gobierno dañino. Brasil tiene una historia de «impugnaciones». Tenemos una democracia joven y tantas «destituciones» que ya han sucedido … No sé si ese es el camino «, dijo.

Acompañada por algunos amigos, Lúcia Bessa, una brasileña de 28 años, explicó la importancia de mostrar a la gente lo que está en juego con la presidencia de Jair Bolsonaro y la situación actual en Brasil, incluso para aquellos que no conocen la realidad política brasileña.

“Es importante involucrarse en el movimiento, incluso si no comprende la política. Fue precisamente porque no se involucró o sintió que no era necesario que [Donald] Trump fue elegido y la izquierda brasileña bajó la guardia y eligió a Bolsonaro. La política es posible para todos hacer una diferencia «, declaró, creyendo que» en cierto modo, Brasil ya está viviendo en una dictadura «.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *