Maine aumenta la presión sobre la Corte Suprema de Estados Unidos sobre la elegibilidad de Trump





Las dos victorias logradas por la campaña lanzada en 32 estados para eliminar el nombre de Donald Trump de las primarias republicanas han aumentado la presión sobre la Corte Suprema para decidir si, después de todo, el expresidente es elegible para un nuevo mandato.





Si decide responder al llamado, será la decisión de mayor peso electoral –y probablemente la más controvertida– del tribunal desde que sus magistrados confirmaron la victoria de George W. Bush sobre Al Gore en Florida en 2000.

La estrategia de Trump había sido retrasar lo más posible que la cuestión llegara al más alto nivel de la justicia estadounidense; en el mundo ideal, esto sólo sucedería después de su victoria y su toma de posesión con los privilegios del cargo de presidente. En el otro bando, sus oponentes intentan, mediante una enmienda casi olvidada a la Constitución, socavar este plan.

Los argumentos no son idénticos, pero, a grandes rasgos, sostienen que Trump sea retirado de las primarias porque supuestamente cometió una insurrección por su papel en la invasión del Capitolio el 6 de enero de 2021, cuando sus seguidores intentaron impedir que el Congreso confirmara a Joe. La victoria de Biden.

El fundamento jurídico de la reclamación es la Sección 3 de la 14ª Enmienda de la Constitución, adoptada en 1868, cuyo objetivo era impedir que los confederados (como se llama a quienes lucharon por la secesión de los estados del sur) ocuparan cargos públicos tras su derrota en la Guerra civil americana.

En las últimas semanas se han presentado 36 acciones, por parte de organizaciones o grupos de votantes, en 32 de los 50 estados americanos. Las solicitudes solo pudieron presentarse ahora porque tuvieron que esperar hasta que Trump se registrara oficialmente en las primarias locales.

Hasta el momento, sólo dos estados, Maine, este jueves (28), y Colorado, el día 19, han prohibido a Trump, mientras que 17 han denegado la solicitud, siendo los más recientes Michigan y California.





En un cálculo estrictamente electoral, Colorado no preocupa tanto a los republicanos, porque fue ganado por Biden en 2020 y debería volver a apoyar al demócrata, con sus diez delegados, el año que viene. Maine, sin embargo, le dio un delegado al empresario en 2020 (el estado divide los cuatro votos a los que tiene derecho en el colegio electoral), lo que ya genera una advertencia en unas elecciones que prometen ser reñidas.

Hay otras 14 acciones pendientes de decisión en primera instancia (Alaska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Oregón, Carolina del Sur, Texas, Vermont, Virginia, Virginia Occidental, Wisconsin, Wyoming y dos en Nueva York). La expectativa es que Oregón sea el próximo en hablar.

Como era de esperar, la decisión de la Corte Suprema de Colorado de declarar a Trump no elegible llegó a la Corte Suprema. El recurso fue presentado el pasado miércoles (27) por la sección del Partido Republicano del estado. El equipo legal del expresidente también debe presentar una apelación similar antes del 4 de enero.

En el caso de Maine, como la decisión de prohibir al republicano fue tomada por el secretario de Estado (cargo elegido por la Legislatura estatal que se ocupa de varios departamentos, incluidas las elecciones), la apelación debe presentarse primero ante la Corte Suprema local. , y sólo entonces podrá llegar al tribunal federal.

La cuestión es tan espinosa políticamente como urgente. Trump lidera cómodamente las primarias del partido y, en disputas simuladas con Joe Biden, a veces empata y otras vence al demócrata. Por lo tanto, excluirlo significa sacar de la carrera al candidato más fuerte, mientras que mantenerlo tiene consecuencias inciertas para la democracia estadounidense.

Sin embargo, si la Corte Suprema se niega a decidir sobre el asunto (alegando que sería una prerrogativa del Legislativo, por ejemplo), o emite un fallo de alcance limitado, sin repercusiones generales, esto podría llevar al caos en noviembre, cuando se elección, con decisiones contradictorias en diferentes estados, y luego, si Trump es elegido.

En caso de que una mayoría demócrata llegue al Congreso, por ejemplo, en teoría podría utilizar la 14ª Enmienda para no confirmar la victoria de los republicanos.

De los 9 jueces que integran la Corte Suprema, ubicada en Washington (DC), 3 fueron designados por Trump. En términos ideológicos, 6 son considerados conservadores.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *