Magritte en Portugal





No sé si alguna vez visitó René Magritte Portugal. Sabemos que es considerado, por muchos, un nombre mayor de las artes y uno de los mayores artistas que el Reino de Bélgica ya ha dado al mundo. Magritte dejó un acervo artístico muy importante siendo, justamente, un nombre ineludible del surrealismo. Pero el legado que dejó en la pintura, sin duda influyó en la política en Portugal y dejó una característica absolutamente sorprendente en la sociedad portuguesa, pero vamos a ver:





En la Salud, asistimos todos los d√≠as al surrealismo en el SNS. Una consulta de especialidad puede tardar dos o tres a√Īos y la tendencia es para aumentar. La cuesti√≥n del ala pedi√°trica del Hospital de San Juan deb√≠a hacer coraje de verg√ľenza a cualquier gobierno. Los servicios de urgencia, de cualquier hospital p√ļblico, son un inmenso centro de salud abierto las 24 horas. El fracaso de la red de atenci√≥n primaria de salud canaliza, a√Īo tras a√Īo, a la poblaci√≥n para las urgencias.

En el sector de la Educaci√≥n, asistimos recientemente a la discusi√≥n sobre la eliminaci√≥n de las tasas en los cursos de licenciatura. No existen, ni nunca podr√°n existir propinas gratis, porque la frecuencia de la ense√Īanza superior p√ļblica tiene un costo. La cuesti√≥n es saber qui√©n paga. Defiendo que el apoyo social debe cubrir los costos de las tasas, para los m√°s necesitados, al lado del alojamiento y que quien realmente puede pagar no deber√≠a quedar exento de ese costo. En la pr√°ctica, ya sucede. Puede haber una simple revisi√≥n al alza de los valores de los ingresos familiares que permiten el acceso al apoyo social.

El retraso sistem√°tico en el pago de las becas o la notoria falta de alojamiento deb√≠an ser discutidos. Pero no. Lo que se discute es la eliminaci√≥n de las tasas. Pero el surrealismo no queda por aqu√≠ y que en este sector se refiere a la precariedad laboral en la ense√Īanza superior p√ļblica, que esclavitud en versi√≥n 2.0.

Pocos sabr√°n que hay docentes con v√≠nculo contractual, pero con vencimiento cero. Creo que no hay un √ļnico contrato en Portugal, que se unen a un ciudadano a una empresa privada sin compensaci√≥n adecuada. En el caso del Estado, no creo que existan jueces, m√©dicos o diplom√°ticos con contrato y sin vencimiento, pero existen docentes de la ense√Īanza superior p√ļblica, sin vencimiento, vinculados contractualmente.

Muchos preguntarán cuál es la razón por la que llevan a estos colegas a firmar un contrato del que no resulta ninguna remuneración. Creo que la respuesta tal vez resida en la esperanza de mejorar el currículo o ganar experiencia docente y, de esa forma, un día puedan ingresar, en la carrera, a través de un hipotético concurso.

Sin embargo, no hay ninguna garant√≠a de que esto suceda y en la mayor√≠a de los casos, esto no sucede. Por otro lado, hay colegas, a tiempo parcial con remuneraci√≥n, que al cabo de 10, 15 o 20 a√Īos todav√≠a est√°n a plazo. El contrato finalizar√° a 31 de julio y el mes siguiente de septiembre se iniciar√° tambi√©n un nuevo contrato. Si 10, 15 o 20 a√Īos no es una necesidad permanente de las instituciones p√ļblicas, se pregunta entonces qu√© es una necesidad permanente …





¬ŅDe qu√© est√° esperando la tutela para prohibir la contrataci√≥n de docentes a un costo cero? ¬ŅQu√© ejemplo da el Estado al pactar con esta situaci√≥n? Si el Estado lo permite, el sector privado podr√° hacer lo mismo, copiando estas pr√°cticas? El mismo Estado que obliga a la reducci√≥n por escrito de todo contrato de trabajo en funciones p√ļblicas "cierra los ojos" y permite que exista un contrato con remuneraci√≥n cero.

La tutela que todos los meses emite despachos orientadores sobre todos los asuntos (vacantes, condiciones de acceso, requisitos de acceso, etc.), está a la espera de que para emitir un despacho orientador que prohíba la contratación de docentes con remuneración cero y obligue a las instituciones a remunerar debidamente, ya sea a tiempo completo o parcial, el trabajo realizado?

En la actualidad, el presupuesto del Estado (OE) es la principal fuente de ingresos de las Universidades y Polit√©cnicos p√ļblicos, como hubo financiamiento v√≠a OE que no fue gastado, porque hubo contratos con remuneraci√≥n cero, que tal solicitar la devoluci√≥n, a la tutela, fondos no gastados? Si no se hace, el "crimen" seguir√° compensando.

La política deja de ser realista cuando alcanza los límites de lo racional, de la metafísica y contrasta con la realidad con la que, en este caso, no se funde. Todo esto es Magritte, que nos habita en permanencia. Todo esto es surrealista. Y todo esto en Portugal.

El autor escribe de acuerdo con la antigua ortografía.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *