Magic, Bird, Jordan o Shaq: 10 juegos clásicos de la NBA para ver en línea









1980, Juego 6 de las Finales

Quiz√°s sea la exhibici√≥n m√°s completa de un jugador en un juego de Finales, que se hace a√ļn m√°s impresionante si pensamos que Earvin Johnson Jr., de su nombre de nacimiento, estaba en su primera temporada y ni siquiera era titular. Y todo es a√ļn m√°s significativo si pensamos que Kareem Abdul-Jabbar, el jugador principal de los Lakers (y la principal fuente de puntos) se hab√≠a quedado en Los √Āngeles, lidiando con una lesi√≥n en el tobillo que lo mantuvo fuera del juego 6 y 7 (si el hubo). Se puede decir que Magic literalmente se adelant√≥: en el avi√≥n para Philly se sent√≥ en el lugar generalmente ocupado por Kareem y le dijo al equipo que no se preocupara: si las cosas fueran complicadas, resolver√≠a el juego. Dig√°moslo de esta manera: en el juego m√°s importante de su temporada de debut, Magic jug√≥ en cinco posiciones y lider√≥ a su equipo con 42 puntos, 15 rebotes y siete asistencias, en una victoria 123-107 que anunci√≥ la llegada de un maravilloso jugador

1984, juego 7 de las finales

En 1980 y 82, los Lakers tomaron el t√≠tulo contra Philly, quien se veng√≥ en 83; en el medio, en 81, los Celtics vencieron a los Rockets, pero solo en 1984 Magic y Bird se encontraron nuevamente en una final: en 1979, Bird hab√≠a perdido el campeonato universitario ante Magic y ahora estaban aqu√≠, en el m√°s grande desde el escenario, con todo empatado en 3. Los Lakers ten√≠an un equipo incre√≠ble (Kareem Abdul-Jabbar, Michael Cooper, Magic Johnson, Byron Scott, James Worthy), representando a Showtime, es decir, jugando para el espect√°culo; los Celtics ten√≠an un equipo que no era menos sorprendente (Danny Ainge, Larry Bird, Cedric Maxwell, Kevin McHale, Robert Parish) pero que estaban menos interesados ‚Äč‚Äčen el espect√°culo, antes del juego de equipo. De los cinco iniciales de los Celtics, tres contribuyeron con 20 o m√°s puntos, incluidos Bird (20), Cedric Maxwell (24) y Dennis Johnson (22), mientras que Robert Parish contribuy√≥ con 14 puntos y 16 rebotes.

1985, Juego 6 de las Finales

La mejor venganza no es lo que se sirve fr√≠o, es lo que se sirve de inmediato. La d√©cada de 1980 estuvo completamente dominada por Lakers y Celtics, con al menos uno de los equipos llegando a las Finales cada a√Īo (esto considerando que la d√©cada comienza en los 80 y termina en los 89). Ambos ganaron ocho t√≠tulos, cinco para los Lakers, tres para los Celtics, y se enfrentaron tres veces en la final, con el primer mill√≥n yendo a los Celtics y el resto a los Lakers. As√≠ que esta final fue extremadamente importante para los Lakers, que recibieron a los Celtics 3-2 a su favor: fue bueno ganar y ganar el t√≠tulo all√≠ mismo, de lo contrario tuvieron que ir al juego 5 en Boston, que nunca hab√≠an perdido en casa. en algunas finales. En un juego muy cerrado hasta el tercer per√≠odo, Larry Bird solo conect√≥ 12 de sus 29 tiros, a pesar de que Kevin McHale anot√≥ 32 puntos y tom√≥ 16 rebotes. Pero el mayor h√©roe del juego fue Kareem Abdul-Jabbar, con 29 puntos. Kareem termin√≥ como MVP con 38, mientras que James Worthy y Magic promediaron 23.7 puntos y 18.3 puntos, 14.0 asistencias y 6.8 rebotes por juego.





1986, Play 2 de los Play-offs

Michel Jordan solo estaba en su tercera temporada en la NBA y estaba cansado de perder, por perder, entiendo: no ser un campe√≥n. Por pura mala suerte encontr√≥ en los play-offs que sol√≠a ser un equipo: los Celtics de Larry Bird, Kevin McHale, Danny Ainge y compa√Ī√≠a. Durante la temporada regular, los Celtics ganaron 40 de sus 41 juegos en casa, por lo que Jordan sinti√≥ que ten√≠a que asumir la responsabilidad de resolver el problema: sac√≥ 22 de 41 tiros de campo, anot√≥ 19 de sus 21 tiros libres y, como los tiempos eran diferentes, ni siquiera un triple lo intent√≥, eligiendo ingresar a la canasta a trav√©s de un mar de empujones y codos. El juego termin√≥ con 63 puntos, un r√©cord en la historia de los Play-offs, pero a√ļn as√≠: en camino a otro t√≠tulo, los Boston Celtics, actuando como equipo, ganar√≠an el juego 135-131, y luego Larry Bird dir√≠a que no fue as√≠. Jordan en el campo, era Dios.

1991, juego 2 de las finales

Hasta el d√≠a de hoy, este juego ha sido conocido por un lanzamiento de Jordan en el que cambia el balonmano en el aire, haciendo que el comentarista de televisi√≥n grite ¬ę¬°Oh, un movimiento espectacular de Michael Jordan!¬Ľ. Para tener una idea de lo maravilloso que es, este movimiento todav√≠a se repite hoy en d√≠a en las pesta√Īas y los puntos destacados de la NBA. Jordan sol√≠a aumentar su juego en los Play-Offs y aumentar su juego fue lo que hizo aqu√≠. Despu√©s de perder el primero en casa, los Bulls estaban en peligro de hacer el viaje a Los √Āngeles en un valiente problema contra algunos Lakers cuyos cinco primeros estaban compuestos solo por Magic Johnson, Vlade Divac, James Worthy, Sam Perkins y Byron Scott. Un s√ļper equipo. Pero no fue posible detener a Jordan en su camino hacia el primer t√≠tulo de los Bulls: en una exhibici√≥n muy completa, Jordan anot√≥ 33 puntos, sac√≥ 7 rebotes, ofreci√≥ 13 asistencias, rob√≥ 2 pelotas y bloque√≥ otra. El asombro es a√ļn mayor si pensamos que su porcentaje de lanzamientos de campo fue de 83.3. Una locura.

1998, Juego 6 de las Finales

Con Chicago perdiendo por un punto, rob√≥ la pelota en defensa, fue al contraataque, ya cerca de la l√≠nea de tres puntos atac√≥ a la izquierda del oponente, de repente detuvo el movimiento, bloque√≥ y jal√≥ la pelota hacia su mano se fue, mientras su oponente sali√≥ disparado, y √©l subi√≥ e hizo el lanzamiento que le dar√≠a su sexto y √ļltimo t√≠tulo. Es el √ļltimo juego de Jordan para los Bulls, y todo podr√≠a haber sido diferente si los Jazz hubieran podido capitalizar su victoria en el juego inaugural de la serie. Pero en el segundo juego perdieron todo en el √ļltimo cuarto, en el tercero simplemente fueron aplastados y en el cuarto nunca lograron recuperar la desventaja de dos puntos que ten√≠an a la entrada del √ļltimo cuarto. Los Jazz llegaron 2-3 y, a 35 segundos del final del sexto juego, tuvieron una ventaja de 3 puntos que les permiti√≥ quedar en negro. El resto era Michael Jordan y una de las finales m√°s √©picas de la memoria, o la despedida necesita un gran campe√≥n.

2005, juego 7 de las finales

El tercer t√≠tulo de la era de Popovich fue quiz√°s el m√°s dif√≠cil de todos, para la cuenta del oponente, algunos Detroit Pistons hist√≥ricamente se prepararon para convertir cualquier partido en una batalla f√≠sica, m√°s dependiente de la cantidad de codos que de la correcta aplicaci√≥n de los fundamentos t√©cnicos del juego. En una serie siempre al l√≠mite, los Spurs vieron una ventaja de 2-0 convertirse en una desventaja de 2-3. Tim Duncan estaba en mal estado, David Robinson era a√Īos mayor y solo Manu Gin√≥bili parec√≠a inyectar magia en el equipo: en el s√©ptimo juego anot√≥ 23 puntos en una serie de imparables canastas. Duncan, que logr√≥ hablar ocho tiros seguidos, logr√≥ despejar su cabeza a tiempo para imponerse en el cuarto per√≠odo (con la ayuda de Gin√≥bili), terminando el juego con 25 puntos y 11 rebotes, lo que le vali√≥ el premio MVP . Puede que no haya sido el baloncesto m√°s hermoso que los Spurs hayan producido, pero en un final tan √©pico y tan dependiente de la fe para superar la adversidad, es un ejemplo del lado oscuro que los Spurs (conocidos por practicar el baloncesto correcto y fundamental) tambi√©n tienen, y a los que recurren cuando es necesario.

2006, juego 5 de las finales

Al principio todo era impredecible, considerando que era la primera vez desde 1971 que el t√≠tulo de la NBA era jugado por dos equipos que nunca hab√≠an llegado a la final; Desde 1978, un t√≠tulo de la NBA no ha sido jugado por dos equipos que nunca hab√≠an ganado. Por lo que siempre ser√≠a historia. Pero lo que sucedi√≥ despu√©s fue extraordinario: los Mavericks, que vivieron mucho para Dirk Nowitzki, un alem√°n aparentemente lento, que era casi imparable cuando aplic√≥ su hermoso tiro desvanecido o semi-gancho, sacaron los primeros dos juegos , dejando al Heat en una posici√≥n casi imposible: solo los Celtics, en 1969, y los Trail Blazers, en 1977, hab√≠an logrado convertirse en campeones despu√©s de perder los dos primeros juegos. El Heat, que viv√≠a en el equipo Shaq + Dwayne Wade, hizo lo m√°s dif√≠cil y empat√≥ el empate, dejando a los Mavericks en una situaci√≥n dif√≠cil: ten√≠an el juego 5 en casa y el juego 6 fuera; si perd√≠an el juego 5 corr√≠an el riesgo de tener que ganar en Miami para mantenerse con vida. Aqu√≠ est√° el √©pico juego 5, un juego lleno de tensi√≥n, en el que Wade fue 25 veces a la l√≠nea de tiros libres, sufriendo m√°s faltas que todo el equipo Mavericks, tomando el Heat en los √ļltimos segundos hasta el tiempo extra, durante el cual gan√≥ el juego pr√°cticamente solo, terminando con 43 puntos.

Juego 7 de las Finales, 2010

Al final hubo confeti p√ļrpura y dorado celebrando la m√°s fea de todas las victorias en la carrera del absolutamente brillante y extra√Īado Kobe Bryant (el jugador m√°s elegante de la historia). El m√°s feo, pero quiz√°s el m√°s inteligente. Kobe hab√≠a ganado tres t√≠tulos en t√°ndem con Shaq; luego, Shaq fue a Miami y obtuvo su cuarto t√≠tulo. En 2008, Kobe gu√≠a a los Lakers a las Finales y pierde 2-4 a los Celtics, lo que solo se sum√≥ a la idea de que Kobe no era un jugador del tama√Īo de Jordan. Pero en los pr√≥ximos dos a√Īos Kobe casi se suicid√≥ para obtener el anillo del campe√≥n. Al comienzo del cuarto per√≠odo, los Lakers perdieron, en un juego feo, de defensas cohesivas y brutales: los Celtics de Garnett, Paul Pierce, Wallace, Perkins no fueron exactamente lisos. Kobe no estaba en la noche, y termin√≥ con 23 puntos, pero solo 6 lanzamientos de 24. Y fue entonces cuando Kobe hizo lo impensable: comenz√≥ a pasar el bal√≥n, y sus compa√Īeros de equipo hicieron frente a la ocasi√≥n, con Ron Artest para servir 20 puntos y Pau Gasol para anotar 9 puntos en el √ļltimo trimestre (y un total de 18 rebotes). Fue una victoria, como dicen, con fuerza: fea, hecha en equipo, con mucho sudor, codos, pelotas en el suelo, sangre salpicada de espadas. Un cl√°sico

Juego 7 de las Finales, 2016

Es muy posible que este sea el mayor silencio en la historia de las finales, incluso al final del juego, cambiando completamente el curso de los eventos, cuando parec√≠a que la balanza se inclinar√≠a hacia los Guerreros. Lebr√≥n ya hab√≠a ganado dos t√≠tulos, ambos con Miami (en 2012 y 2013), pero a√ļn ten√≠a que ofrecer a Cleveland el t√≠tulo prometido, por otro t√≠tulo que en un momento parec√≠a imposible: nunca antes ning√ļn equipo hab√≠a logrado superar un d√©ficit de 1 -3 en una final, que se vuelve a√ļn m√°s indescriptible si tenemos en cuenta que del otro lado estaban los campeones (y que ganar√≠an los siguientes dos t√≠tulos). El juego 7 es tenso, se juega intensamente y tiene un final el√©ctrico. Esa noche, Lebr√≥n termin√≥ con 27 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes, pero sus n√ļmeros a lo largo de la serie son extraordinarios: un promedio de 29.7 puntos, 8.9 asistencias, 11.3 rebotes, 2.6 robos y 2.3 bloques por juego: n√ļmeros deslumbrantes.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *