Macron va a Beirut el día de la muerte por explosión alcanza 145





El presidente franc√©s, Emmanuel Macron, fue el primer jefe de estado en visitar el L√≠bano despu√©s de la gran explosi√≥n del martes que destruy√≥ la capital, Beirut. El jueves, el n√ļmero de muertos aument√≥ a al menos 145 muertos y 5,000 heridos.





Al llegar a la ciudad, el líder francés se posicionó como un articulador para organizar la cooperación internacional enviada al país, pero defendió la necesidad de reformas políticas y económicas en el Líbano y le pidió al país que fortaleciera la lucha contra la corrupción.

¬ęLa prioridad hoy es la ayuda, el apoyo incondicional a la poblaci√≥n. Pero hay reformas indispensables en ciertos sectores que Francia ha estado exigiendo durante meses, a√Īos¬Ľ, dijo Macron. ¬ęNo podemos hacerlas sin se√Īalar algunas verdades inconvenientes. Si estas reformas no se llevan a cabo, el L√≠bano seguir√° hundi√©ndose¬Ľ.

El gobierno francés, una antigua potencia colonial que administró el Líbano a principios del siglo XX, comenzó a enviar asistencia médica y profesional a Beirut el día después de la explosión.

¬ęQuiero organizar la cooperaci√≥n europea y, m√°s ampliamente, la cooperaci√≥n internacional¬Ľ, dijo Macron.

Adem√°s de Francia, pa√≠ses como Alemania, Rusia, Australia, Qatar e Ir√°n, el hist√≥rico rival de L√≠bano, han enviado trabajadores de la salud, hospitales de campa√Īa y toneladas de suministros, adem√°s de equipos especializados de b√ļsqueda y rescate.

En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro (sin partido) dijo el mi√©rcoles (5) que su gobierno har√° ¬ęun gesto concreto¬Ľ para ayudar a los libaneses.





¬ęBrasil har√° m√°s que un gesto, algo concreto para ayudar parcialmente a las personas que se encuentran en una situaci√≥n dif√≠cil¬Ľ, dijo el presidente en su discurso, en el que tambi√©n expres√≥ su solidaridad con la poblaci√≥n libanesa.

Mientras caminaba por Beirut, Macron fue acompa√Īado por grupos de libaneses que corearon consignas que ped√≠an ¬ęrevoluci√≥n¬Ľ y ¬ęla ca√≠da del r√©gimen¬Ľ.

¬ęVeo la emoci√≥n en sus rostros, la tristeza, el dolor. Por eso estoy aqu√≠¬Ľ, dijo a un grupo, d√°ndose la mano con los presentes.

¬ęPero lo que tambi√©n se necesita aqu√≠ es un cambio pol√≠tico. Esta explosi√≥n debe ser el comienzo de una nueva era¬Ľ, agreg√≥ el l√≠der franc√©s.

¬ęEntiendo tu enojo. No estoy aqu√≠ para escribirle al r√©gimen un cheque en blanco¬Ľ.

Decenas de personas siguen desaparecidas en Beirut y las autoridades estiman que 300,000 est√°n sin hogar.

La explosi√≥n destruy√≥ m√°s de la mitad de la capital libanesa, seg√ļn el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, quien calific√≥ la situaci√≥n de ¬ęapocal√≠ptica¬Ľ y la compar√≥ con las explosiones nucleares en Hiroshima hace 75 a√Īos.

Los equipos de b√ļsqueda contin√ļan buscando v√≠ctimas y sobrevivientes entre los escombros de edificios y otros edificios devastados por la explosi√≥n. El escenario es de duelo, pero tambi√©n de optimismo.

¬ęCreemos que hay una buena posibilidad de encontrar personas vivas¬Ľ, dijo el jueves al coronel franc√©s Vincent Teissier, que trabaja en busca de personas desaparecidas (6).

Entre los sobrevivientes, los familiares de las víctimas y otros residentes de la capital libanesa, los sentimientos varían entre el duelo, la solidaridad y la indignación. En las redes sociales, varios usuarios han publicado para ayudar a localizar a los desaparecidos y proporcionar alojamiento a miles de personas sin hogar.

Sin embargo, muchas publicaciones culpan al gobierno libanés y lo acusan de negligencia. El miércoles (5), el país determinó que las autoridades en el puerto donde ocurrió la explosión deberían ser puestas bajo arresto domiciliario.

El gobierno atribuy√≥ la tragedia al almacenamiento incorrecto de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, una sustancia com√ļnmente utilizada en fertilizantes y que tiene un alto poder explosivo.

La hip√≥tesis principal investigada es que esta carga se habr√≠a almacenado en un almac√©n cerca del puerto durante m√°s de seis a√Īos. El material lleg√≥ al L√≠bano en septiembre de 2013, seg√ļn datos oficiales obtenidos por Al Jazeera.

¬ęVan a utilizar un chivo expiatorio para escapar de la responsabilidad¬Ľ, dijo Rabee Azar, un trabajador de la construcci√≥n de 33 a√Īos.

Un voluntario que trabaja en la limpieza de escombros cuestiona las acciones de las autoridades. ¬ęSi tuvi√©ramos un estado real, habr√≠an estado limpiando las calles ayer¬Ľ, dice Melissa Fadlallah. ¬ę¬ŅDonde estan?¬Ľ

Otra voluntaria, Tala Masri, mientras ayuda a limpiar la gran cantidad de vidrios rotos en las calles de Beirut, dice que ha perdido la esperanza en el Líbano.

¬ęIncluso con el coronavirus y todo lo que sucedi√≥ en el pa√≠s, siempre mantuve la esperanza. Pero ahora se acab√≥, no tengo m√°s¬Ľ.

Marcel Ghanem, periodista que tiene un programa de televisi√≥n de alto perfil en el pa√≠s, llam√≥ a los l√≠deres pol√≠ticos del L√≠bano ¬ęcorruptos, negligentes, destructivos, inmorales¬Ľ.

¬ę¬°Fuera todos! Su cobard√≠a y negligencia es lo que mat√≥ a la gente¬Ľ.

En las redes sociales, los usuarios han elevado el tono contra el gobierno liban√©s y otras autoridades del pa√≠s y han compartido un hashtag √°rabe que se puede traducir como ¬ępreparar la horca¬Ľ.

¬ęDet√©n las oraciones. Sabes qu√© hacer¬Ľ, dice un usuario en Twitter que comparti√≥ el hashtag acompa√Īado de fotos de los l√≠deres pol√≠ticos del pa√≠s.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *