Macri se despide de la presidencia en una depresi贸n de choque neoliberal fallida





Tres d铆as antes de que Alberto Fern谩ndez asuma la presidencia argentina, el actual ocupante de Casa Rosada, Mauricio Macri, se despide de sus seguidores el s谩bado (7), en un acto en la Plaza de Mayo.





En un ambiente de terapia, Macri pas贸 la semana pasada recordando momentos de su gesti贸n en publicaciones de Internet y una direcci贸n de televisi贸n transmitida a nivel nacional.

Public贸 videos cortos llamados "momentos" en las redes sociales, en los que revivi贸 pasajes de su administraci贸n, y en una declaraci贸n a la naci贸n el jueves (5), dijo que estaba frustrado por el desempe帽o econ贸mico del pa铆s.

Sin embargo, justific贸 las principales causas de su fracaso debido a factores m谩s all谩 de sus medidas: la severa sequ铆a que en 2017 y 2018 comprometi贸 la cosecha de soja y los efectos impuestos por el clima de guerra econ贸mica en la escena internacional.

Tambi茅n dijo que Argentina es hoy "un pa铆s m谩s tolerante", donde hay menos divisiones en la sociedad y las instituciones y las estad铆sticas son m谩s confiables.

Entonces, Macri intenta renunciar como dem贸crata, que acepta la derrota en las urnas y quiere liderar una "oposici贸n constructiva": este es su discurso desde el 27 de octubre, cuando perdi贸 en la primera ronda.

Pero el primer presidente no peronista en terminar su mandato no deja al pa铆s en buenas condiciones.





脡l, quien desde el primer d铆a de su gobierno dijo que hab铆a recibido una "maldita herencia", refiri茅ndose al estado de la econom铆a durante el mandato de Cristina Kirchner (2007-2015), entrega un legado negativo en el 谩rea, que se ha convertido en el m谩s grande preocupaci贸n del futuro gobierno de Fern谩ndez.

No solo los n煤meros finales de estos cuatro a帽os no fueron buenos, sino que Macri tampoco ten铆a estabilidad pol铆tica en la econom铆a.

Habiendo tenido tres agricultores, Alfonso Prat-Gay, Nicol谩s Dujovne y Hern谩n Lacunza, dividi贸 el ministerio en subcarpetas porque prefer铆a "el trabajo en equipo en lugar de las superadministraciones".

Aun as铆, no pudo evitar una devaluaci贸n importante del peso: si $ 1 costaba 14 pesos cuando se hizo cargo, ahora cuesta 62.25 pesos. Los salarios en el pa铆s, por supuesto, no han seguido el ritmo.

Tambi茅n hubo un aumento en la inflaci贸n, que se espera que cierre el a帽o en un 55%, y el n煤mero de pobres del 28.5% en 2015, cuando se hizo cargo, al 40% cuatro a帽os despu茅s.

A mitad de camino, endeud贸 a煤n m谩s al pa铆s debido a un d茅ficit presupuestario cr贸nico que su equipo no pudo resolver.

Se abri贸 una l铆nea de cr茅dito con el FMI (Fondo Monetario Internacional), y Argentina pidi贸 prestados $ 57 mil millones ($ 236 mil millones), la remisi贸n faltante de $ 11 mil millones fue renunciada por Fern谩ndez, cuyo El principal desaf铆o despu茅s de hacerse cargo es definir c贸mo pagar谩 lo que ya se gast贸.

La estrategia de no dar un shock neoliberal a la vez tampoco funcion贸. Adopt贸 lo que llam贸 "gradualismo", es decir, reformas, ajustes, el fin de los subsidios y la reducci贸n de la maquinaria p煤blica, pero todo gradualmente.

Por lo tanto, el fracaso se debe principalmente a las tarifas de cuentagotas, que aumentaron su desgaste pol铆tico con cada anuncio. Entonces la promesa de una "lluvia de inversiones" tampoco se hizo realidad, esta vez debido a la desaceleraci贸n internacional.

A Macri le result贸 mucho m谩s dif铆cil derribar las cerraduras proteccionistas de lo que pensaba, y al final, mantuvo muchas de ellas, especialmente en la agroindustria.

Entre los legados positivos, al menos seg煤n una encuesta realizada por el instituto Berensztein, se encuentran las inversiones en infraestructura (aprobadas por el 49% de los que participan en la encuesta), la lucha contra el tr谩fico de drogas (47%) y el esfuerzo por mejorar el funcionamiento de las ciudades. instituciones del pa铆s (43%).

En relaci贸n con el primer 铆tem, podemos mencionar los gastos en construcci贸n de carreteras, la apertura de l铆neas a茅reas entre las provincias sin tener que pasar por Buenos Aires y las obras de modernizaci贸n en la capital, como el Paseo del Bajo.

En cuanto al narcotr谩fico, hubo un mayor n煤mero de aprehensiones y una gran explotaci贸n medi谩tica de cada uno de ellos, lo que no significa que Argentina haya abandonado la ruta latinoamericana del narcotr谩fico.

Las tasas de homicidio en ciudades como Rosario, la principal salida de sustancias il铆citas en el extranjero, lo demuestran.

Tambi茅n es un hecho que la justicia del pa铆s ha mejorado, aunque todav铆a es lenta y est谩 sujeta a la presi贸n de los actores pol铆ticos.

Pero, por ejemplo, se implement贸 la Ley de Arrepentimiento, similar al mecanismo del premio en Brasil. Las investigaciones de casos de corrupci贸n han avanzado a trav茅s de la regla.

Al contrario de lo que tem铆an muchas organizaciones de derechos humanos, el gobierno de Macri no sofoc贸 ni bloque贸 el frenado de los cr铆menes contra la humanidad cometidos durante la dictadura militar (1976-1983).

No otorg贸 amnist铆a a los genocidios, como lo solicit贸 el ala derechista de sus partidarios, y no dej贸 de dar dinero, como lo dicta la constituci贸n del pa铆s, a instituciones como los abuelos de May Square, que buscan hijos de personas desaparecidas, y el Equipo Antropolog铆a Forense Argentina, que realiza an谩lisis 贸seos para determinar las identidades corporales.

A Macri tambi茅n le fue bien en el lado de la pol铆tica exterior. El pa铆s recibi贸 visitas de presidentes estadounidenses 鈥擝arack Obama y Donald Trump鈥 y franceses 鈥擣ran莽ois Hollande y Emmanuel Macron鈥 y ha establecido buenas relaciones en su continente con l铆deres de diferentes matices ideol贸gicos de Chile, Colombia, Brasil y Uruguay. Argentina tambi茅n organiz贸 con 茅xito una reuni贸n del G20.

El esfuerzo de liderazgo para presionar al dictador venezolano Nicol谩s Maduro fue crucial para la formaci贸n del Grupo de Lima. La agencia, por otro lado, no ha logrado los resultados deseados hasta ahora.

Macri y su familia, su esposa, Juliana Awada, su hija Antonia y su hijastra Valentina, ya comenzaron a mudarse de Olivos, la residencia oficial del presidente.

Est谩n buscando un hogar en un elegante suburbio de Buenos Aires, y se espera que Macri mantenga una oficina en el centro de la capital, donde tiene la intenci贸n de reorganizar su partido, el PRO (Propuesta Republicana), y liderar la oposici贸n al gobierno kirchnerista.

Agustina, una de sus hijas mayores, de su primer matrimonio, compr贸 una casa en Madrid con la esperanza de llevar a su padre all铆. Pero esta hip贸tesis, por ahora, est谩 descartada, porque Macri quiere dedicarse a la pol铆tica.

Miembro de una de las familias m谩s ricas de Argentina, planea pasar unas vacaciones en Europa durante al menos un mes y medio.

Durante los 煤ltimos d铆as, ha estado relajado, y el jueves por la noche, para despedirse de Olivos, fue con Juliana a cenar a Pablo's Panaderia, un restaurante a una cuadra de la residencia oficial.

Como dolor de cabeza, enfrentar谩 algunas demandas, incluidos los esc谩ndalos de la oficina de correos, en los que favoreci贸 a su grupo empresarial al perdonar parte de su deuda con el estado, y MacAir, en el que se le acusa de favorecer Avianca en ofertas por nuevas aerol铆neas en el pa铆s.

Cuatro a帽os despu茅s, con cifras econ贸micas adversas y una derrota de primera ronda para los rivales kirchneristas, Macri lleva a una Argentina a la depresi贸n luego de un intento de choque neoliberal.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *