Los taxis y la esencia reaccionaria del régimen





En cuanto a los taxistas, ¬Ņqu√© decir? Tal vez es m√°s f√°cil entenderlos que simpatizar con ellos. Los taxis se beneficiaron durante a√Īos de un sistema p√ļblico de contingentes que no s√≥lo hizo de los permisos un buen negocio, pero permiti√≥ a los conductores cultivar impunemente las m√°s variadas excentricidades corporativas, seguros de que a los clientes, sin alternativa, no quedaba otro remedio que sufrir te√≥ricamente su mala creaci√≥n, opiniones, y preferencias radiof√≥nicas. De repente, todo fue cuestionado por las plataformas electr√≥nicas de transporte, que permitieron a miles de particulares prestar el mismo servicio a precios a menudo m√°s bajos y con mucha m√°s cortes√≠a y transparencia.





Hasta aqu√≠, me imagino que ya todo el mundo ha aprendido la lecci√≥n. Pero hay otra historia por contar. Es que, en principio, los pol√≠ticos deb√≠an estar con los taxistas. Observen: esta es una masa relativamente importante de empresarios y de trabajadores que se benefician de un monopolio p√ļblico y de sus ingresos, y que cualquier gobierno podr√≠a interesar tener como clientes satisfechos. Los taxistas no son funcionarios p√ļblicos, pero es como si fueran. M√°s: est√°n concentrados en las ciudades, cuyo tr√°nsito puede bloquear o perturbar. Son el tipo de clase profesional capaz de proporcionar a la √©lite pol√≠tica todas las razones para las cedencias. Ser√≠a f√°cil, por lo dem√°s, tratar las plataformas electr√≥nicas como ejemplos de "capitalismo salvaje". El izquierdismo primario que hoy en d√≠a pasa por ciencia en las universidades dispone, a tal efecto, de la necesaria doctrina sobre la "uberizaci√≥n de la econom√≠a".

Era lo que se podr√≠a esperar: la clase pol√≠tica portuguesa se convirti√≥ durante mucho tiempo el guardi√°n de las "realidades que vienen de vuelta", para usar una expresi√≥n del Presidente de la Rep√ļblica, ya que ese era el corporativismo Salazar hasta que sobrevivieron a la gon√ßalvista PREC . Es casi su √ļnica raz√≥n de ser: defender, contra todos los cambios, viejos estatutos, viejas situaciones, viejos privilegios, viejas maneras de hacer las cosas, y las rentas que les est√°n asociadas. Siendo as√≠, ¬Ņpor qu√© los pol√≠ticos rechazan a los taxistas la mano que han extendido a otras corporaciones – y, adem√°s de todas las ventajas que la ley ya intenta garantizar a los taxis, no imponen tambi√©n la contingencia a las plataformas (porque, como es obvio, el contingente es el gran problema)?

Hace d√≠as, el presidente de la rep√ļblica ayud√≥ a desvelar el dilema: "Lo que espero es que se alcance un equilibrio justo en la competencia ante una realidad que viene de atr√°s y es socialmente muy importante y una realidad que arranc√≥ hace menos tiempo y que est√° . ampli√°ndose en la sociedad portuguesa ", la segunda parte de la frase lo dice todo: este es quiz√°s uno de los pocos casos en que la nueva econom√≠a cre√≥ r√°pidamente una masa de grupos de inter√©s, aunque de manera inorg√°nica o no reaccionar, no m√°s con el mal humor. La adhesi√≥n a las plataformas electr√≥nicas fue casi instant√°nea y masiva. Ya es dif√≠cil imaginar la vida urbana sin la facilidad de llamar un coche por el m√≥vil, y sin sorpresas sobre el recorrido, el precio y los humores del conductor. Significativamente, poca gente pareci√≥ en los √ļltimos d√≠as quejarse de la falta de taxis.

Imaginen que las plataformas digitales de transporte a√ļn no hab√≠an aparecido. Ahora estar√≠a alguien a decirnos que, si fueran autorizadas, s√≥lo los ricos pasar√≠an a poder usar transporte individual. Tal como, muy probablemente, si el comercio al por menor fuera, como otros servicios todav√≠a son, un monopolio estatal, tendr√≠amos inmensa gente a explicarnos que sin supermercados del Estado no habr√≠a comida en el pa√≠s. El reaccionarismo del r√©gimen depende de que no podamos experimentar otras cosas. En este caso, hemos experimentado. Ya es demasiado tarde para volver atr√°s.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *