Los talibanes dicen que las mujeres podr√°n estudiar en Afganist√°n, pero separadas de los hombres





Los talibanes dijeron este domingo (29) que autorizar√°n la presencia de mujeres en las universidades durante su gobierno, pero que estudien por separado de los hombres. El grupo fundamentalista isl√°mico, que regres√≥ al poder en Afganist√°n despu√©s de 20 a√Īos, hab√≠a prometido no prohibir que las ni√Īas y mujeres asistieran a la escuela, como lo hizo bajo su r√©gimen anterior.





¬ęEl pueblo de Afganist√°n seguir√° teniendo una educaci√≥n superior de acuerdo con las reglas de la sharia [lei isl√Ęmica] que proh√≠be las clases mixtas ¬ę, dijo el ministro de Educaci√≥n Superior talib√°n, Abdul Baqi Haqqani, en una asamblea de miembros de alto rango del grupo.

Dijo que los talibanes exigen ¬ęla creaci√≥n de un programa educativo razonable que sea consistente con nuestros valores isl√°micos, nacionales e hist√≥ricos y que, por otro lado, sea capaz de competir con otros pa√≠ses¬Ľ. Los ni√Īos y las ni√Īas tambi√©n deben estar segregados en las escuelas primarias y secundarias.

El permiso, incluso bajo la influencia de la sharia, est√° dentro del discurso de moderaci√≥n que el grupo intenta lograr. El cambio de actitud, sin embargo, se ve con escepticismo. Seg√ļn un estudiante que trabaj√≥ en la ciudad universitaria durante el √ļltimo gobierno, no hubo mujeres en la reuni√≥n, el ministro solo habl√≥ con profesores y estudiantes varones.

Para ella, esto muestra la prevenci√≥n sistem√°tica de la participaci√≥n de las mujeres en las decisiones y la distancia entre las palabras de los talibanes y sus acciones. El n√ļmero de estudiantes universitarios ha aumentado en los √ļltimos 20 a√Īos, principalmente entre las mujeres que estudian con hombres y participan en seminarios impartidos por profesores varones.

Desde que se pronunci√≥ por primera vez despu√©s de tomar el poder, el grupo fundamentalista ha estado trabajando en una campa√Īa para tratar de convencer al pa√≠s y al mundo de que no repetir√° en el gobierno el r√©gimen atroz que gobern√≥ de 1996 a 2001.

En su primera conferencia de prensa desde la toma de control de Kabul, el portavoz Zabihullah Mujahid dijo que los talibanes quieren la paz, ha negado represalias contra antiguos adversarios y dijo que se proteger√°n los derechos de las mujeres, pero la advertencia, dentro del ¬ęmarco del Islam¬Ľ, ya estaba clara en ese primer pronunciamiento.





En ese momento, la declaraci√≥n de Mujahid fue reforzada por un discurso de Enamullah Samangani, miembro de la comisi√≥n cultural talib√°n, a los peri√≥dicos paquistan√≠es. ¬ęEl Emirato Isl√°mico no quiere que las mujeres sean v√≠ctimas. Deben estar en la estructura del gobierno de acuerdo con la sharia¬Ľ. A pesar de las garant√≠as, no estaba claro c√≥mo ser√≠a esta estructura.

En el pasado, la interpretación radical de la ley islámica la ha llevado al extremo en regiones controladas por grupos como los talibanes, el Estado Islámico o el gobierno de Arabia Saudita. Bajo el gobierno del grupo fundamentalista en Afganistán, por ejemplo, las mujeres fueron el principal objetivo de una represión brutal.

Aunque existen diferentes grados de aplicaci√≥n, por regla general se relega a las mujeres a roles subordinados en la vida p√ļblica y se las eleva a la condici√≥n de ¬ęreinas del hogar¬Ľ. En el poder, los talibanes llevaron este aspecto al paroxismo. La educaci√≥n de las ni√Īas ten√≠a que hacerse en casa, no hab√≠a salud p√ļblica para las mujeres y los cuerpos completamente cubiertos por burkas simbolizaban tal represi√≥n en Occidente.

Los burkas son tradicionales entre los pastunes, la etnia mayoritaria de Afganist√°n a la que pertenecen los talibanes, pero su car√°cter obligatorio ha conmocionado al mundo. En la pr√°ctica, muchas mujeres han seguido utiliz√°ndolas durante los √ļltimos 20 a√Īos, especialmente fuera de Kabul. Los talibanes dijeron que exigir√≠an el uso del hiyab, el velo que cubre la cabeza y los hombros y deja la cara al descubierto.

Durante las dos décadas de presencia occidental, se han logrado avances. Se han abierto escuelas y hospitales para mujeres, se han unido al ejército y la policía, y Estados Unidos ha gastado $ 780 millones en programas de inclusión.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *