Los republicanos coordinan ataques al departamento contra la desinformación en EE.UU.





Una campaña liderada por los republicanos contra los investigadores que estudian la desinformación en línea se ha centrado en la agencia gubernamental más destacada de Estados Unidos dedicada a combatir la propaganda y otras operaciones de información por parte de terroristas y naciones hostiles.





El Centro para el Compromiso Global del Departamento de Estado se enfrenta a una avalancha de acusaciones en los tribunales y en el Congreso de Estados Unidos de haber ayudado a los gigantes de las redes sociales, incluidos Facebook, YouTube y X (anteriormente Twitter), a censurar a los estadounidenses en violación de la Primera Enmienda.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, y dos medios de noticias digitales conservadores se han convertido en los últimos demandantes en una demanda contra el departamento y sus altos funcionarios, incluido el secretario de Estado Antony Blinken. La demanda afirmaba que el trabajo del centro era «una de las operaciones gubernamentales más atroces para censurar a la prensa estadounidense en la historia de la nación».

El centro enfrenta una amenaza más existencial en el Congreso. Los republicanos de la Cámara de Representantes bloquearon este mes una propuesta para reautorizar el centro, que comenzó en 2011 a combatir la propaganda de grupos terroristas como Al Qaeda y el grupo Estado Islámico.

El centro, una pequeña agencia con una plantilla regular de 125 personas, muchas de ellas contratistas, y un presupuesto de 61 millones de dólares, coordina los esfuerzos de todo el gobierno para rastrear y exponer la propaganda y la desinformación de Rusia, China y otros adversarios. Dado que su mandato expirará a finales del próximo año, el centro ahora funciona bajo una nube de incertidumbre, incluso cuando sus partidarios afirman que no hay pruebas que respalden las acusaciones en su contra.

Si los republicanos se mantienen firmes, como parece decidido a hacer un bloque central en la Cámara, el centro se disolverá en medio de dos grandes guerras regionales y una ola de elecciones en 2024, incluida la campaña presidencial de Estados Unidos.

James P. Rubin, coordinador del centro desde principios de este año, cuestionó las acusaciones de que su organización censurara los comentarios de los estadounidenses en línea. Dijo que el mandato legal del centro era «centrarse en cómo los adversarios extranjeros, principalmente China y Rusia, utilizan operaciones de información e interferencias malignas para manipular la opinión mundial».

«Lo que no hacemos es examinar o analizar el espacio informativo de Estados Unidos», dijo.

Un informe del inspector general del Departamento de Estado del año pasado dijo que el centro padecía una burocracia esclerótica que limitaba su capacidad para gestionar contratistas y no logró crear un proceso de planificación estratégica que pudiera medir su eficacia. El departamento aceptó los hallazgos y prometió abordarlos, según el informe.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *