Los proyectos para limitar la discusi贸n sobre el racismo en las escuelas se multiplican en EE. UU.





En Iowa, en el Medio Oeste de Estados Unidos, los maestros tendr谩n que pensarlo dos veces antes de debatir en clase la relaci贸n del racismo con la historia del pa铆s.





El gobernador Kim Reynolds firm贸 una ley en la segunda semana de junio que determina lo que un educador puede, y especialmente no, hablar sobre la desigualdad racial con sus estudiantes. Hablar de c贸mo los blancos, aunque inconscientemente, pueden tener actitudes racistas, por ejemplo, ya no es una opci贸n.

En Arizona, estado fronterizo con M茅xico, un proyecto de ley con esta orientaci贸n y denominado 芦Ley de Educaci贸n Imparcial禄 fue aprobado por el consejo de estado en la primera semana de mayo, pero fue bloqueado por el Senado, por 16 a 14 votos, el d铆a 27. del mismo per铆odo. mes.

Si hubiera pasado, los profesores estatales habr铆an recibido multas por hablar sobre ciertos temas, explicar c贸mo la idea de la meritocracia excluye a una gran parte de los negros, por ejemplo, les costar铆a US $ 5.000 (R $ 25.000).

Tales proyectos se han multiplicado en Estados Unidos. Al menos 27 estados 鈥攅l pa铆s tiene 50鈥 est谩n debatiendo proyectos que apuntan a limitar la discusi贸n racial en la educaci贸n b谩sica. Ocho de ellos ya aprobaron la medida: Idaho, Oklahoma, Tennessee, Texas, Iowa, Florida, Utah y Montana. Todos est谩n gobernados por republicanos.

En 13 estados, las legislaturas est谩n discutiendo estos proyectos de ley o los gobernadores est谩n expresando su apoyo p煤blico a un posible intento de obtener contenido de este tipo. Otros seis estados intentaron aprobarlo pero fracasaron.

En com煤n a estas propuestas, adem谩s de la iniciativa para frenar el debate racial en la educaci贸n p煤blica, se encuentra una campa帽a masiva contra la teor铆a cr铆tica de la raza, una escuela de pensamiento legal fundada por profesores negros y latinos en la d茅cada de 1980 y cuya cuna fue Estados Unidos.





Adilson Moreira, doctor en derecho por la Universidad de Harvard y profesor de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, explica que la teor铆a contribuye al debate p煤blico al explicar c贸mo el racismo est谩 impregnado en la l贸gica de las instituciones.

鈥淟a teor铆a cr铆tica de la raza trabaja con la idea del racismo como fen贸meno sist茅mico, una discriminaci贸n estructural鈥, dice. 鈥淩ecupera el concepto de microagresi贸n para entender c贸mo la animosidad hacia los negros, asi谩ticos e ind铆genas se perpet煤a en las relaciones humanas cotidianas鈥.

Uno de los conceptos con los que trabaja la teor铆a, y que gan贸 jurisprudencia en la Corte Suprema de Estados Unidos en la d茅cada de 1970, es el de discriminaci贸n indirecta. 鈥淗asta entonces, los tribunales entend铆an la discriminaci贸n como un acto arbitrario e intencionado que, movido por prejuicios y estereotipos, impone una desventaja a un determinado grupo鈥, explica Moreira.

En el caso de la discriminaci贸n indirecta, incluso una norma que no menciona la raza puede tener un impacto desproporcionado en un grupo que ya se encuentra en desventaja. En Brasil, esto es lo que sucede, por ejemplo, con el requisito de dominio del ingl茅s para competir por ciertos lugares, ya que los estudiantes de escuelas p煤blicas, en su mayor铆a negros, en general tienen menos acceso a la ense帽anza del idioma.

Sin embargo, en los proyectos de ley que se ejecutan en las legislaturas estatales de EE. UU., Este tema aparece de manera diferente. La mayor铆a de los textos afirman prohibir la ense帽anza de 芦conceptos divisivos禄 que da帽an la unidad de la naci贸n estadounidense.

Este es el caso de la ley que entra en vigor el 1 de julio en Oklahoma. Parte del texto dice que ning煤n maestro puede abordar que 芦un individuo, en virtud de su raza o g茅nero, es inherentemente racista, sexista u opresor, ya sea consciente o inconscientemente禄.

Cuando firm贸 la pol铆tica, el gobernador republicano Kevin Stitt declar贸: 鈥淎hora, m谩s que nunca, necesitamos leyes que nos unan, no que nos separen. Creo firmemente que ni un centavo de su dinero debe usarse para dividir a nuestros j贸venes en funci贸n de su raza o g茅nero 芦.

Gladys Mitchell-Walthour, profesora del departamento de Estudios Africanos de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, dice que lo que est谩n tratando de hacer es una campa帽a de desinformaci贸n masiva.

鈥淣o est谩n hablando de teor铆a cr铆tica de la raza, porque es un tema para estudiantes universitarios, no para ni帽os鈥, dice. 芦Su pensamiento es que los blancos est谩n siendo atacados por minor铆as como los negros y los latinos禄.

Adilson Moreira agrega que se trata de un intento de eliminar la raza como categor铆a social, es decir, evitar que se utilice como criterio social y legalmente relevante en la toma de decisiones.

Aunque se han intensificado y cobrado impulso en el primer semestre de este a帽o, los proyectos de este tipo tienen un trasfondo hist贸rico, se帽ala Mitchell-Walthour.

Diferentes elementos tienen peso en este contexto. Uno de los principales, seg煤n los especialistas, es el efecto rebote del gobierno de Barack Obama, el 煤nico negro que asume la presidencia del pa铆s.

芦La elecci贸n de Obama [em 2008] tuvo un impacto cultural en una naci贸n que siempre se ha representado a s铆 misma como blanca, y esto ha despertado la furia de gran parte de la poblaci贸n blanca estadounidense, un resentimiento racial que se deriva no solo del hecho de que Obama es negro, sino porque cre贸 medidas para promover la inclusi贸n de los negros 鈥, dice Moreira.

El legado reciente del gobierno de Donald Trump tambi茅n est谩 presente en los proyectos de ley. El republicano, por cierto, act煤a como una especie de padrino de propuestas que intentan limitar la ense帽anza de la historia negra.

En los 煤ltimos meses de su administraci贸n, en septiembre de 2020, Trump firm贸 un memorando que prohib铆a la presencia de la teor铆a cr铆tica de la raza en la formaci贸n de empleados de agencias federales. Su sucesor, el dem贸crata Joe Biden, sin embargo, revoc贸 la medida en uno de los primeros actos de su administraci贸n.

Este no fue el 煤nico intento de Trump. Tambi茅n en el segundo semestre de 2020, con la popularidad ya en declive en la carrera electoral, cre贸 la Comisi贸n 1776 鈥攅n referencia al a帽o en que Estados Unidos declar贸 su independencia鈥, una especie de comit茅 asesor de la Presidencia en temas educativos, que dirigido a la ense帽anza patri贸tica.

La comisi贸n, ampliamente criticada por historiadores, surgi贸 en respuesta al galardonado Proyecto 1619 de The New York Times, que investiga el legado contempor谩neo de la esclavitud negra en Estados Unidos. El material, que empez贸 a ser utilizado por muchos educadores en el aula, tambi茅n est谩 en el 谩mbito de varias de las propuestas que los diputados y senadores republicanos est谩n tratando de conseguir en las legislaturas estatales.

En Dakota del Sur, por ejemplo, la gobernadora republicana Kristi Noem firm贸 una carta del movimiento 鈥淐ompromiso 1776 para salvar nuestras escuelas鈥 (Pledge to Save Our Schools, en traducci贸n gratuita), que sigue una l铆nea similar a lo planeado por Trump.

Al justificar el acto en una red social, Noem dijo: 鈥淓l Proyecto 1619 sostiene que Estados Unidos se fund贸 sobre el racismo y la esclavitud, no sobre el ideal de igualdad. Busca reformular incorrectamente la noci贸n de nuestra historia como ‘nosotros contra ellos’ en lugar de ‘nosotros, el pueblo’ 鈥.

Aunque un diputado de estado republicano retir贸, en abril, un proyecto de ley sobre el tema, Noem dijo que trabaja para que el estado proh铆ba la teor铆a cr铆tica de la raza y el proyecto de ley 1619 en las aulas.

Incluso fuera de la presidencia, Trump no ha dejado de encender el tema. En un art铆culo publicado en el sitio web Real Clear Politics el viernes (18), el republicano defendi贸 una vez m谩s que cada estado debe aprobar leyes que proh铆ban la teor铆a cr铆tica de la raza en las escuelas p煤blicas y retirar la transferencia de fondos a los centros educativos que abordan la materia. . Tambi茅n sugiri贸 que cada estado creara su propia Comisi贸n de 1776.

鈥淟ejos de promover el hermoso sue帽o del reverendo Martin Luther King, que nuestros hijos deben ‘ser juzgados no por el color de su piel, sino por su car谩cter’, esta vil teor铆a de izquierda predica que juzgamos a las personas por el color de su piel . es realmente una buena idea 鈥, dice en un fragmento.

Seg煤n el profesor Adilson Moreira, el argumento es parte de una vieja estrategia, que se remonta a las d茅cadas de 1970 y 1980, cuando los grupos conservadores se apropiaron de los reclamos y principios del movimiento estadounidense por los derechos civiles de los negros para defender ideas como el racismo inverso.

鈥淟铆deres como Malcolm X y Martin Luther King sol铆an decir que, dado que vivimos en una democracia, debemos mantener el tratamiento sim茅trico [entre as pessoas]. Los conservadores reaccionarios se han apropiado de eso para decir ‘s铆, tienes raz贸n, y esa es exactamente la raz贸n por la que deber铆amos poner fin a la acci贸n afirmativa’.

La semana pasada, cuando el Congreso de Estados Unidos aprob贸 la creaci贸n de una nueva fiesta nacional el 19 de junio para celebrar la emancipaci贸n de los 煤ltimos esclavos del pa铆s 鈥攁podados 芦June 16th禄 -, el hijo mayor de Martin Luther King, tocayo de su padre, gener贸 cr铆ticas. Proyectos en marcha.

Al celebrar el nuevo hito de las festividades, agreg贸: 鈥淧ero no olvidemos que en Florida y Texas, los educadores tienen prohibido ense帽ar teor铆a cr铆tica de la raza. El decimonoveno deber铆a ser tanto un d铆a de celebraci贸n como un d铆a para educar sobre la verdadera historia de nuestra naci贸n 鈥.

A medida que avanza la avalancha de proyectos a nivel estatal, se hacen p煤blicas m谩s cr铆ticas. El 16 de junio, 90 asociaciones, incluida la Asociaci贸n de Historia Mundial, publicaron una carta oponi茅ndose a este tipo de ley.

鈥淓l objetivo claro de estos esfuerzos es suprimir la ense帽anza y el aprendizaje sobre el papel del racismo en la historia de Estados Unidos鈥, dice el documento. 鈥淐ualquier an谩lisis del racismo en las aulas de este pa铆s provocar谩 ‘malestar’ en algunos alumnos, porque es un tema inc贸modo y complicado. Pero el ideal de ciudadan铆a necesita un p煤blico educado, y los maestros deben brindar una visi贸n precisa del pasado a fin de preparar mejor a los estudiantes para la vida comunitaria y el compromiso c铆vico 芦.

La profesora Gladys Mitchell-Walthour dice que los grupos de la sociedad civil seguir谩n manifest谩ndose contra proyectos de este tipo, pero que el avance galopante en las legislaturas estatales sigue siendo preocupante.

En particular, explica, porque cada vez m谩s estudiantes blancos abandonan las escuelas p煤blicas y migran a las privadas, lo que les hace perder el contacto con otras realidades. 鈥淭engo muchos estudiantes de pueblos peque帽os y zonas rurales de Wisconsin que dicen ‘eres la primera persona negra con la que hablo’. La consecuencia de estos proyectos de ley ser谩 peor que la que ya tenemos 鈥.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *