Los programas de vacunación infantil ayudarían a reducir el uso de antibióticos.





Investigación publicada en la revista científica. La naturaleza muestra que vacunación infantil contra los rotavirus (que causan problemas gastrointestinales) y los neumococos (la bacteria detrás de la neumonía, la meningitis y la otitis) reducen la necesidad de usar tratamientos con antibióticos en niños de hasta 5 años. Esto, a su vez, ayudaría a controlar un problema que asusta a los científicos: resistencia bacteriana.

Para llegar a esta conclusión, científicos de las universidades de Princeton y California en los Estados Unidos y del Imperial College de Londres en Inglaterra analizaron encuestas de hogares de 16 países de ingresos bajos y medios.

La información de más de 60,000 niños se refería a la aplicación y efectividad de las vacunas contra el rotavirus y el neumococo y también a la incidencia del tratamiento con antibióticos para la infección respiratoria aguda y la diarrea.

Después de cruzar los datos, los investigadores encontraron que el 24.8% de las enfermedades del sistema respiratorio y el 21.6% de los casos de diarrea fueron causadas por agentes que estos inmunizadores podrían detener en la infancia.

Incluso los pequeños vacunados contra neumococos y rotavirus tenían, respectivamente, un 8,7% y un 8,1% menos de riesgo de experimentar estos problemas, en comparación con los que no estaban inmunizados.





Con este resultado, los autores estiman que los programas de vacunación previenen aproximadamente 23.8 millones de enfermedades respiratorias y 13.6 millones de casos de enfermedades diarreicas cada año en países de bajos y medianos ingresos, condiciones para las cuales un antibiótico tiende a ser empleado.

Además, estiman que se evitarían 40 millones de otras enfermedades infecciosas si mejoraran los niveles de cobertura de vacunación.

Sin embargo, los autores suponen que la investigación tiene limitaciones. Existe el hecho, por ejemplo, de que las condiciones de salud de los niños fueron reportadas por sus padres y no tomadas de documentos médicos.

Además, la investigación se centró en los efectos directos de los inmunizadores. Y su eficiencia se verificó en un estrato específico de la población (menores de 5 años), precisamente el grupo de edad con mayor probabilidad de detectar las molestias analizadas.

Aún así, los expertos creen que los hallazgos resaltan la necesidad de priorizar las vacunas infantiles como parte de la estrategia general para combatir la resistencia bacteriana. Ahora, el uso excesivo de antibióticos es una de las razones que llevan a la aparición de las llamadas superbacterias, es decir, aquellas que no sucumben a este tipo de medicamento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha publicado documentos que piden más atención al tema. Según la organización, si no se hace nada, podemos entrar en una nueva era, en la que las infecciones comunes, como la causada por un simple corte en el dedo, podrían incluso causar la muerte.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *