Los problemas de la derecha: la dirección





La alternativa no socialista, que la izquierda denomina "derecha", necesita recuperar el centro político, desalojar al PS de ese espacio que no le pertenece y afirmar diferencias políticas que sean perecederas para el electorado.





De la misma forma que derecha, a efectos de este texto es todo lo que no sea socialista, socialista será, como no podría dejar de ser, toda la amalgama que sostiene objetivamente al gobierno en ejercicio. Socialistas y comunistas no son, por ahora, distinguibles. Ni siquiera en la forma dócil como aceptan, que remedio, los "dictates" de la UE.

La "derecha" debe ocupar el centro que le pertenece, por ideología y praxis, a través de:

  1. Políticas solidarias que, a diferencia de la izquierda clientelista que nos ha gobernado, no olviden a nadie;
  2. Una visión de la economía que promueve el crecimiento de la riqueza nacional.

Para ello, necesita un programa y un liderazgo.

Habitualmente, en democracias con representación partidista, las personas que presentan las ideas son más importantes que las propias ideas. Mucho más que en un partido las personas votan en el líder partidista y el partido, por más amplio que sea, corrientes ideológicas que tenga, ilustres militantes que albergue o ruido que haga, es la imagen de su líder. El líder tiene que tener ideas, bien entendido, pero necesita ser capaz de generar confianza, tener carisma, ser movilizador, inspirador y motivador.

La Dra. Asunci√≥n Cristas no es el Dr. Paulo Portas y ella, naturalmente, ya debe haber descubierto eso. Sin embargo, tiene ideas, a veces buenas, que busca explicar de forma simple y, hay que admitir, se mostr√≥ preparada para la funci√≥n a la que fue guiada. Debe tratar de huir del modo "padora de Aljubarrota", moderar el exceso en las notas de indignaci√≥n y concentrarse en una visi√≥n m√°s t√©cnica de sus argumentos, ya que su ret√≥rica, en la comparaci√≥n con Puertas, todav√≠a queda lejos del ideal para campa√Īa alegre que se adivina. Es mejor en la colocaci√≥n del verbo, en el tono y en el dominio del timbre, reconociendo que las cuerdas vocales femeninas pueden traicionar en las frecuencias m√°s altas. Convendr√° que la Dra. Cristas no se confunda, en ning√ļn momento, con los escombros del sector que se siente frente a √©l en el hemiciclo. Creer, es hacer doler los o√≠dos. Sinceramente, sin querer estropear las ilusiones del simp√°tico l√≠der del CDS, el electorado todav√≠a podr√° encontrar que ella no tiene encaje para primera ministra. En todo caso, la l√≠der del CDS puede ser uno de los esposos del espacio no socialista que se esfuerza por tener partidos m√°s, para lugares, ideas y pol√≠ticos, a menos. Atenci√≥n PSD, dale la mano porque a√ļn van a necesitar de la Se√Īora.

En el PSD hay el Dr. Rui Rio, con problemas de comunicaci√≥n que no logra o no quiere resolver. Se ve, a modo de ejemplo, el caso de la anterior Procuradora – General – de que ya nadie se acuerda – que R√≠o no quer√≠a, quer√≠a, ya no quer√≠a, despu√©s de todo puede ser, no me admiro que sea, tampoco puede ser, al final no fue, una verg√ľenza no haber sido.





R√≠o no es torpe, ni es profesionalmente incompetente, es infeliz. Est√° convencido de que su estilo llega y que los dichotes son su mayor patrimonio. No es. Se ve, m√°s un ejemplo, las recientes afirmaciones sobre la no necesidad de cambio de l√≠deres cuando √©stos pierden elecciones. Rui Rio anuncia que no saldr√° si pierde. Se sana la resistencia a la pulsi√≥n de fuga, lo que es loable, pero no fue eso lo que la gente percibi√≥. Puede tener raz√≥n, el comandante no es el primero en abandonar el barco, pero fue infeliz. Luego se entendi√≥ que era anticipaci√≥n de derrotas futuras, de aqu√≠ nadie me quita, no salgo y listo, ya dije, vamos al fondo y yo voy en el tim√≥n, ni que quede solo. Infelicidad que se extendi√≥ a la comparaci√≥n de un l√≠der partidista a Director Comercial. Al menos, para ser gerente, que fuera CEO. R√≠o nos dio su visi√≥n del l√≠der como una especie de vendedor ambulante. A√ļn peor, y no digo m√°s, la par√°bola de los novios que se casan. La idea no era mala, pero la met√°fora fue desastrosa.

Todo bien, no tiene forma de met√°foras, pero eso no tendr√≠a que ser grave. Bastar√≠a tener a alguien que las escribiera para s√≠. Lo que ya es m√°s grave es no reconocer que su humor, √°cido y apreciable por algunos m√°s inteligentes, no pega con el electorado que quiere conquistar. Pretende modernizarse. Gran. Pero, ¬Ņse abri√≥ cuenta en Twitter porque no quiere una agencia profesional de comunicaci√≥n? ¬ŅPara ser austero y ahorrado? Francamente, nadie va a llamar a eso con la misma atenci√≥n con que le van a perseguir los deslizamientos, las bromas de mal gusto, las tomadas en alem√°n.

Rui Rio, siendo Rui Rio, no puede hacer más. Rui Rio tiene que transformarse en una máquina ganadora de elecciones y tal vez ya no vaya a tiempo. El Dr. Rui Rio y su Dirección, no parecen percibir que el problema no es la guerrilla en el interior del PSD poder provocar una eventual pérdida de votos. El problema es lo que provoca la guerrilla dentro del PSD, la auto-alimentación del descontento. Esto puede provocar la pérdida de votos. Esperemos que no. Si es así, se resuelve "dentro", con política, y no en charlas en la comunicación social.

La prensa le gusta las quejas, tiene vocaci√≥n de gastroenter√≥logo y se anima con convulsiones intestinales. Sea. Pero no se les d√© tema. El l√≠der debe hablar hacia fuera e ignorar las supuestas guerras internas. Y la toada de la victimizaci√≥n con las pu√Īaladas en la espalda ya asola todo el tecleo Rioista. Todos se quejan del mismo y de los mismos, saben quienes son, los canallas que hacen la manera al Costa, pero no les quieren atribuir nombres. Sinceramente, creen que la mayor√≠a de los electores est√° vidriada en quien pone el veneno en la sopa del Dr. Rio? Arreglen un probador y cambien de asunto.

Para vencer adversarios externos, el l√≠der no puede perder la parte m√°s significativa de su tiempo a cuidar de los enemigos internos. En primer lugar, los enemigos internos nunca desaparecer. En segundo lugar, esos enemigos se rodean, se convencen, se burlan. En tercer lugar, hay siempre unos que quedar√°n atr√°s, a hablar solos, si no les importa. En cuarto lugar, la perspectiva de victoria sigue siendo lo que moviliza a un grupo de personas, sea cual sea, para cualquier tipo de combate. Despu√©s, medrar en los que sierran los pies de la silla en que nos quieren sentar, es comenzar por buscar una excusa para la derrota que se avecina. As√≠, desde el principio, se est√° muy solo y un solitario ni de s√≠ consigue ser el l√≠der. En √ļltima instancia, los cr√≠ticos pueden ser los mejores amigos. Se aprende siempre desde que estamos dispuestos a escuchar ya conversar.

Rui Rio necesita una idea definitoria de una marca distintiva. ¬ŅQu√© es el "R√≠oismo"? El "Cavaquismo" fue un tiempo de liderazgo fuerte, de afirmaci√≥n internacional, de adhesi√≥n a Europa, fue un conjunto de reformas que condujeron a la destatizaci√≥n de la econom√≠a socialista. "Passismo" estaba tomando la Troika de Portugal y que era mucho m√°s que los comentaristas quieren aceptar y valor. Por otro lado, con la injusticia de los an√°lisis a corto plazo, el "R√≠oismo" ha sido una comunicaci√≥n dif√≠cil, aunque en un contexto de hostilidad y de desinter√©s de la mayor√≠a de los medios de comunicaci√≥n por el mensaje relevante, algunas malas declaraciones que han sido debidamente empoladas, malas elecciones de causas , desastre en la relaci√≥n con la bancada parlamentaria, falta de enfoque en la presentaci√≥n de alternativas pol√≠ticas diferenciadoras, imagen displicente, "azar" en la selecci√≥n de algunos "compa√Īeros" m√°s cercanos, falta de jab√≥n para la barrera √©tica y pogrom interno.

El Dr. Rui Rio, a hacer fe en lo que vamos leyendo, har√° depender la victoria m√°s de los errores del PS y menos de las ideas propias que a√ļn tendr√° que presentar. No es mal pensado, pero no llega. En cualquier caso, el PSD no es partido con una dimensi√≥n tan reducida que pueda perder una, dos, tres, cuatro, cinco veces, hasta que un d√≠a. Si el PS comete errores, aproveche pronto, caigan encima de ellos antes de que la mala impresi√≥n pase. Y miren que el gobierno ha dado abebias. En la salud, hay una ampolla que hasta hierve. Y no ha mejorado. ¬ŅEst√°n a la espera de qu√©?

Rui Rio a√ļn no tiene marca nacional. Se dice que le gusta la regionalizaci√≥n y ese ser√≠a su mayor objetivo en la reorganizaci√≥n pol√≠tica y administrativa de la naci√≥n. Su trabajo en Oporto, por mejor que haya sido, no qued√≥ registrado en todo el pa√≠s. El Dr. Rui Rio tiene que abandonar un discurso hacia adentro, casi irrespetuoso, con algunas m√°ximas que podr√≠an haber funcionado en un contexto de discurso regional, pero que no funcionan en todo nacional – estoy "olor de miedo". Sus luchas no derrota a la m√°quina de propaganda que ha logrado identificar -los del medioticamente correcto -, pero que no sabe combatir. Es cierto que hasta puede tener raz√≥n en mucho de lo que dice, en la mayor√≠a de lo que dice, pero el contenido y la forma no pegan, no inspiran, no motivan. Portugal necesita un nuevo primer ministro y no un regionalista que ven al gobierno como un medio para crear regiones. Regionalizaci√≥n es un desiderato pol√≠tico d√©bil. Geogr√°ficamente, Portugal es bastante extensa. No lo parten a√ļn m√°s. En un pa√≠s peque√Īo ser regional es correr el riesgo de pasar por provinciano.

La verdad, dura e ineludible, es que el Dr. Pasos Coelho a√ļn no ha sido sustituido, tal como el Prof. Cavaco Silva tard√≥ muchos a√Īos hasta el ser. El PSD necesita un l√≠der y no un jefe. Hasta puede ser Rui Rio, no digo que no, cuando ni lo conozco pr√≥ximamente, pero eso le obligaba a transmitir la idea de que est√° c√≥modo en el cargo. Rui Rio, con su postura de defensa basado en el ataque en el interior, s√≥lo para hacernos creer que todav√≠a no es seguro como el l√≠der del partido m√°s grande de Portugal. Ahora bien, si ni en su partido se siente seguro, ¬Ņc√≥mo va a convencer a la poblaci√≥n a votar en √©l para el primer ministro? Es necesario que se quiera votar en el PSD. El PSD tiene que ganar votos por s√≠, para s√≠ y para poder liderar el proceso de ocupaci√≥n del centro pol√≠tico, de construcci√≥n de reformas. El PSD tiene que ser diferente del PS de Ant√≥nio Costa. El PS puede necesitar el PSD, pero el PSD no tiene que necesitar el PS. Para ser ganador, el PSD necesita un l√≠der que sea el cemento, agregue y construya, y no s√≥lo un pegamento que ensamble los pedazos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *