Los problemas de comunicación son triviales cerca de los riesgos reales de cubrir la crisis en Venezuela





Mis editores quedaron superpreocupados conmigo porque me quedé tres horas desconectada, durante un día de esta semana, mientras cubría en Caracas la crisis en Venezuela.





Y con razón. Hoy en día, es inimaginable que un periodista suelte su celular, su tablet o su computadora durante tres horas. Expreso mi gratitud por la preocupación y pido disculpas por no haber entrado en contacto.

Pero el cotidiano de quien viene a cubrir los acontecimientos en este pa√≠s en los √ļltimos tiempos es as√≠. Y la situaci√≥n est√° empeorando.

Hasta hace un a√Īo, no era dif√≠cil comprar un chip local prepago. Hoy, es complicado comprar cualquier cosa, debido a la falta de dinero vivo y de la actividad comercial, en general, colapsada. Esto sin entrar en la cuesti√≥n de la falta de alimentos y medicamentos, el factor m√°s grave de la crisis.

El problema no se resuelve incluso si tuviera un chip o roaming internacional. En días de gran tensión y protestas, el servicio telefónico cae o se vuelve demasiado lento, hasta el punto de que usted tiene que esperar mucho para poder abrir su e-mail.

Tambi√©n es com√ļn que las redes sociales queden totalmente inaccesibles, como ocurri√≥ el martes (30). El objetivo de esto es evitar el est√≠mulo a manifestaciones antiguas y el intercambio de fotos.

Pero la comunicación es algo trivial cerca de los riesgos reales, físicos.





Las concentraciones de apoyo al líder opositor Juan Guaidó tienen aspecto familiar desde el principio -las personas participan en familia, en pareja y en grupos de adolescentes. Y todos parecen estar protegidos por la multitud, hasta que aparezca la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) lanzando gases lacrimógenos, balas de goma y eventualmente balas de verdad.

Esta reportera anda en moto, con una conductora, desde que en 2017 -cuando cubr√≠ las elecciones de la Asamblea Constituyente- las llamadas "guarimbas" (barricadas improvisadas con bolsas pl√°sticas, alambre de p√ļas y basura incendiada) imped√≠an el paso de coches.

La moto pasó a ser el mejor medio de transporte, hasta para huir rápidamente cuando llega la represión. También hay cada vez menos taxis en la ciudad.

Sin embargo, es dif√≠cil moverse cuando Caracas est√° muy convulsionada, en el caso de la manifestaci√≥n del √ļltimo d√≠a 1. Al intentar dejar la regi√≥n de Altamira, chocamos en varias barreras y vimos acercarse a la fila de los motociclistas de la GNB, siempre seguidos de los colectivos (milicias pro-gobierno).

En una maniobra para salir de la confusi√≥n, entramos en un humo espesa que hab√≠a salido de una bomba de gas lacrim√≥geno. Ojos y rostro ardiendo, garganta tomada por el gusto de agua de desag√ľe.

Sin embargo, tuve suerte. En el mismo lugar, y aproximadamente a la misma hora, tres colegas periodistas venezolanos resultaron heridos. Uno de ellos todav√≠a est√° en estado grave en la cl√≠nica El √Āvila, con una herida en la frente provocada por una bala de goma. Los otros dos, ya liberados, tuvieron brazos y est√≥mago golpeados.

El estampido de una bala de verdad, cerca de nosotros, se mostr√≥ haber sido del tiro que mat√≥ a una manifestante de 27 a√Īos.

Otra dificultad es la de encontrar fuentes confiables de información. La televisión no muestra manifestaciones antiguas, mucho menos represión o arresto de opositores. El armagedón puede ocurrir en el exterior de su ventana, pero dentro de la habitación usted sólo verá la historieta, películas enlatadas dobladas o noticieros oficiales.

La manera es informarse por las redes de WhatsApp de periodistas locales. Pero, incluso éstas, formadas por profesionales de la comunicación, no están libres de fake news. Basta con alguien escribir "oír que arrestaron [opositor] Leopoldo López "o" una fuente dice que Maduro renunció ", para luego extender la paranoia y los mensajes tratando aquello como noticia cierta.

Es necesario, m√°s que lo normal, chequear y rellenar toda la coma.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *