Los manifestantes desafían a la policía y apoyan al oponente de Putin en Rusia; ver videos





Unas horas después de que el presidente Vladimir Putin pronunció el discurso anual sobre el estado de la nación, los manifestantes tomaron las calles de las principales ciudades rusas en apoyo del líder de la oposición Alexei Navalni.





Los actos, a juzgar por los informes de periodistas independientes y los videos en las redes sociales, llevaron a muchas personas a las calles, no tanto como a principios de a√Īo, cuando Navalni fue arrestado a su regreso de Alemania, pero sobre todo dada la prohibici√≥n total de protestas.

La polic√≠a de Mosc√ļ estim√≥ que hab√≠a 6.000 manifestantes en el centro de la ciudad durante la marcha y 4.500 en ese momento en San Petersburgo. Seg√ļn los organizadores virtuales del manifiesto, hab√≠a decenas de miles.

La represi√≥n fue relativamente contenida, en comparaci√≥n con las protestas de febrero. Seg√ļn el monitor de derechos humanos OVD-Info, hasta las 9:40 pm hora local (3:40 pm en Brasilia) hab√≠a 459 presos en todo el pa√≠s.

Navalni fue detenido el 17 de enero, cuando aterrizaba en Mosc√ļ procedente de Alemania, donde se trataba de un grave caso de envenenamiento. Acusa al FSB, el servicio secreto ruso, de promover el ataque con el agente neurot√≥xico Novitchok (novato) en agosto de 2020, mientras trabajaba en dossieres contra pol√≠ticos alineados con el Kremlin en Tomsk (Siberia).

Putin niega su participaci√≥n y ya brome√≥ sobre el tema, diciendo que si el FSB quisiera matar al activista, lo habr√≠a hecho. A√ļn as√≠, el poder judicial ruso, alineado con el Kremlin, mantuvo a Navalni en la c√°rcel por violar una libertad condicional; hab√≠a recibido una sentencia suspendida por fraude, que dice que fue falsificada. Tendr√° que cumplir otros dos a√Īos y medio de su condena. Hubo grandes protestas en enero y febrero en Rusia contra el arresto, pero la represi√≥n que sigui√≥ dej√≥ sin aliento a los manifestantes.

Con mala salud, inici√≥ una huelga de hambre hace 21 d√≠as y, esta semana, fue trasladado a un hospital para recibir tratamiento. Sus abogados creen que corre peligro de muerte. ¬ęNo tenemos derecho a verlo¬Ľ, dijo su portavoz, Kira Iarmich, en una publicaci√≥n en las redes sociales. En la ma√Īana del mi√©rcoles (21), fue detenida acusada de promover actos a favor de Navalni. En Rusia, protestar sin autorizaci√≥n del gobierno local es motivo de procedimientos legales. Estaba en casa, bajo arresto domiciliario.





Para los opositores al Kremlin, el hecho de que hayan logrado hacer la protesta ya es una victoria. El gobierno lanz√≥ una campa√Īa la semana pasada para ilegalizar las ONG asociadas con Navalni, comenzando con su Fondo Anticorrupci√≥n. Basado en YouTube y otras plataformas digitales, el fondo ha llevado a cabo una campa√Īa sistem√°tica para denunciar casos de desv√≠os y abusos por parte del Kremlin.

Period√≠sticamente suelen ser piezas dudosas, pero tienen un gran p√ļblico por tocar algo que se percibe como un lugar com√ļn en la clase media rusa: la corrupci√≥n end√©mica en diversas esferas de poder. Desde 2017, Navalni ha atra√≠do a una audiencia joven a protestas r√°pidas de ¬ęflash mob¬Ľ, pero la t√°ctica se ha convertido en grandes actos en todo el pa√≠s, algo que ninguno de sus predecesores, como el jugador de ajedrez Garry Kasparov, hab√≠a logrado.

En la capital rusa, los actos se concentraron en el centro de la ciudad. En la segunda ciudad m√°s grande del pa√≠s, San Petersburgo, la polic√≠a intervino con gases lacrim√≥genos. Hubo protestas en lugares distantes, como Vladivostok, siete zonas horarias por delante de Mosc√ļ.

Putin, en su discurso, no cit√≥ a Navalni. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ya impuso sanciones a las personas involucradas en el arresto del activista, y el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el lunes (19) que ¬ęhabr√° consecuencias¬Ľ si muere en la c√°rcel.

Parad√≥jicamente, Navalni no es un h√©roe ruso popular. Su aprobaci√≥n siempre ha estado por debajo del 5%, seg√ļn institutos de investigaci√≥n independientes. Pero est√° apostando a catalizar el sentimiento anti-Putin trabajando en las elecciones locales, que ya han funcionado parcialmente, y apuntan a agitar al establishment en las elecciones parlamentarias de septiembre. A diferencia de la imagen occidental, a pesar de la osificaci√≥n de las estructuras pol√≠ticas, pueden ocurrir sorpresas en las elecciones en Rusia.

Putin siempre ha dado un barniz democrático a sus acciones, pero parece decidido a frenar la organización de Navalni, que pide apoyo para cualquier candidato que no sea de los partidos alineados con el Kremlin.

Ahora, bajo la presi√≥n directa de Occidente debido a la crisis en Ucrania, lo √ļnico que no debe hacer es ceder ante el oponente o los suyos, a riesgo de alienar a√ļn m√°s a la clase media que prosper√≥ en los primeros 21 a√Īos de su poder.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *