Los libaneses se preparan para protestar y exigir respuestas por explosiones





Miles de libaneses se están preparando, este sábado (8), para una gran manifestación contra la clase política a la que culpan por las terribles explosiones que devastaron parte de Beirut, matando a más de 150 personas.





Dos días después de la histórica visita del presidente francés Emmanuel Macron, la actividad diplomática se intensifica en Beirut para organizar el apoyo internacional al país, en vísperas de una conferencia de donantes.

Por cuarto día consecutivo, Beirut se despertó con el sonido de cristales rotos recogidos en las calles por vecinos y un ejército de voluntarios, equipados con escobas y movilizados desde el amanecer.

Seg√ļn los informes, el incidente del martes en el puerto, cuyas circunstancias a√ļn no est√°n claras, fue causado por un incendio que afect√≥ un enorme dep√≥sito de nitrato de amonio, un qu√≠mico peligroso.

Las imágenes del momento de la catástrofe muestran una deflagración que muchos compararon con las bombas atómicas sobre Japón en 1945, mientras que los rescatistas compararon las escenas de destrucción con las resultantes de un terremoto.

El desastre dej√≥ al menos 154 muertos, m√°s de 5.000 heridos, incluidos 120 en estado cr√≠tico, seg√ļn el Ministerio de Salud liban√©s, adem√°s de casi 300.000 personas sin hogar.

M√°s de 60 personas siguen desaparecidas, mientras que la esperanza de encontrar supervivientes se ha desvanecido.





A√ļn conmocionados tras los estallidos de violencia sin precedentes en la historia del pa√≠s, muchos libaneses exigen responsabilidades a una clase pol√≠tica a la que denuncian como negligente y corrupta.

En la Pra√ßa dos M√°rtires, epicentro de la protesta popular desde el pasado mes de octubre y donde est√° prevista una protesta por la tarde, bajo el lema ¬ęD√≠a del Juicio¬Ľ, los activistas ya han levantado una horca.

¬ęDespu√©s de tres d√≠as limpiando los escombros y curando nuestras heridas, es hora de dejar que nuestra ira se drene y castigarlos por matar gente¬Ľ, dijo Far√®s al-Hablabi, de 28 a√Īos.

¬ęDebemos enfrentarnos a todo el sistema (…) el cambio debe ser compatible con la escala del desastre¬Ľ, agreg√≥ este militante que tom√≥ las calles en el momento del estallido del levantamiento popular el 17 de octubre de 2019.

Si el movimiento ha perdido impulso en los √ļltimos meses, especialmente debido a la pandemia de coronavirus, que contin√ļa empeorando en el L√≠bano, la tragedia podr√≠a revivirlo.

¬ęNo tenemos nada que perder. Todos deber√≠an salir a las calles¬Ľ, dijo Hayat Nazer, activista detr√°s de muchas iniciativas de solidaridad.

El presidente Michel Aoun, cada vez más criticado, dejó claro el viernes (7) que se opone a una investigación internacional, diciendo que las explosiones podrían haber sido causadas por negligencia o por un misil.

Una veintena de funcionarios portuarios y aduaneros fueron detenidos, seg√ļn fuentes judiciales y de seguridad.

Dos d√≠as despu√©s de la visita de Macron, quien critic√≥ duramente a la clase pol√≠tica, el domingo (9) tendr√° lugar una videoconferencia de donantes en apoyo de L√≠bano, coorganizada por la ONU y Francia, seg√ļn inform√≥ la presidencia francesa a la agencia de noticias AFP.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que participar√°. ¬ę¬°Todos quieren ayudar!¬Ľ, Tuite√≥.

El Líbano atraviesa una grave crisis económica y sus líderes no han logrado llegar a un acuerdo de rescate económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Se espera que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, este s√°bado en Beirut muestre la ¬ęsolidaridad¬Ľ de los europeos. La UE ya ha liberado 33 millones de euros.

El jefe de la Liga √Ārabe, Ahmad Aboul Gheit, junto con el vicepresidente turco Fuat Oktay y el ministro de Relaciones Exteriores Mevl√ľt Cavusoglu, tambi√©n visitar√°n Beirut para asegurar su apoyo.

Varios pa√≠ses han enviado equipos m√©dicos y sanitarios, as√≠ como hospitales de campa√Īa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada por la saturación de los hospitales, ya en una situación complicada por la pandemia de coronavirus, la escasez crónica de medicamentos y equipos médicos.

Mientras los funcionarios extranjeros tienen √©xito y llega ayuda internacional, los funcionarios libaneses claramente intentan aprovechar la situaci√≥n, seg√ļn el analista Nasser Yassin, del Instituto Issam Fares.

¬ęEl temor es que las autoridades se aprovechen de este desastre y la atenci√≥n √°rabe e internacional para permanecer en la superficie¬Ľ, dijo.

En este contexto, el l√≠der del partido Kataeb, Samy Gemayel, anunci√≥ este s√°bado su dimisi√≥n junto a otros dos diputados del hist√≥rico partido cristiano tras el desastre en el puerto, diciendo que hab√≠a llegado el momento de construir un ¬ęnuevo L√≠bano¬Ľ.

Su renuncia se produce después de una decisión similar de otros dos legisladores esta semana.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *