Los libaneses quieren que la comunidad de Brasil vote en unas elecciones de importancia histórica





Las elecciones parlamentarias libanesas est√°n programadas para marzo de 2022, pero las elecciones ya est√°n provocando debates urgentes en este pa√≠s, que atraviesa algunos de los peores a√Īos de su historia reciente. Hoy en d√≠a, uno de los campos de batalla es su di√°spora repartida por varios pa√≠ses, incluido Brasil.





Los ciudadanos libaneses tienen hasta el pr√≥ximo s√°bado (20) para registrarse en l√≠nea y poder votar. Activistas y diplom√°ticos en ciudades como Brasilia, S√£o Paulo y R√≠o de Janeiro han estado haciendo campa√Īa para que la comunidad local participe en las elecciones. El registro se realiza a trav√©s de una p√°gina del Ministerio de Relaciones Exteriores del L√≠bano.

Brasil es el hogar de una de las di√°sporas libanesas m√°s grandes del mundo. Seg√ļn la embajada, hay unos 200 mil ciudadanos. La estimaci√≥n del n√ļmero de descendientes, que solo pueden votar si tienen la ciudadan√≠a, var√≠a enormemente, dependiendo de qui√©n haga el c√°lculo. Seg√ļn el gobierno brasile√Īo, en el pa√≠s viven entre 7 y 10 millones de personas de origen liban√©s.

¬ęS√≥lo con el voto de la di√°spora cambiar√° L√≠bano¬Ľ, dice Lody Brais. Figura influyente en la comunidad, preside la Associa√ß√£o Cultural Brasil-Lebano y dirige, entre otras actividades, la campa√Īa para el registro de votantes en Brasil. ¬ęLos pol√≠ticos que est√°n ah√≠ ya han perdido credibilidad¬Ľ.

Brais, quien naci√≥ en el norte del L√≠bano, dice que ha notado un mayor inter√©s por parte de la di√°spora luego de la secuencia de crisis que asolaron recientemente al pa√≠s. Hoy, casi el 75% de la poblaci√≥n vive en la pobreza, seg√ļn Naciones Unidas. ¬ęTodos tenemos familias all√≠. Desde aqu√≠, podemos cambiar el L√≠bano, eliminar a los que han estado en el poder durante demasiado tiempo¬Ľ.

El discurso refleja un cierto aburrimiento notable también en quienes viven en el propio territorio libanés. Recientemente, los tiroteos dejaron al menos siete muertos en Beirut cuando diferentes grupos salieron a las calles para expresar su cansancio: con la clase política corrupta, con el poder judicial y con la injerencia de Hizbullah y su facción rival, las Fuerzas Libanesas.

El voto en el extranjero es algo nuevo para la naci√≥n del Medio Oriente. Esta es la segunda vez que ser√° posible desde su debut, en 2018, y existe una ansiedad considerable por incorporar nuevos votantes a un sistema pol√≠tico impregnado de tensiones partidistas. En los √ļltimos meses, incluso se ha discutido la creaci√≥n de seis esca√Īos exclusivos para la di√°spora en el Parlamento, limitando el poder de representaci√≥n. La propuesta fue finalmente rechazada en octubre, y los libaneses en el extranjero podr√°n votar, como otros, por los 128 esca√Īos.

En 2018, la participaci√≥n fue bastante baja. S√≥lo 82.000 ciudadanos extranjeros se registraron y 46.000 realmente votaron, mientras que la participaci√≥n del pa√≠s fue de 1,8 millones de votantes. Pero el L√≠bano ha cambiado desde entonces y m√°s personas se han involucrado en pol√≠tica. Seg√ļn las autoridades, 118.000 personas ya se hab√≠an registrado online hasta el pasado viernes (12), y la estad√≠stica crec√≠a visiblemente, acerc√°ndose la fecha l√≠mite el d√≠a 20.

Los libaneses residentes en Brasil tuvieron una participaci√≥n excepcionalmente t√≠mida en las √ļltimas elecciones, considerando su expresividad. Seg√ļn datos oficiales, 2.112 se inscribieron y solo 287 votaron. Fuentes diplom√°ticas dijeron que creen que este a√Īo el n√ļmero deber√≠a aumentar significativamente, dado el dram√°tico contexto.

El aumento del interés de la diáspora está relacionado con la percepción de que se trata de una especie de elección apocalíptica. Beirut experimentó una ola de protestas en 2019, fue devastada por una explosión en 2020, vio nuevas manifestaciones, vinculadas a las investigaciones sobre el episodio en el puerto, que dejaron muertas el mes pasado y vive una de las peores crisis económicas del mundo desde el siglo XIX. siglo.

Los precios de los alimentos est√°n subiendo a niveles invaluables y el gobierno ya no proporciona servicios b√°sicos como electricidad en la capital. Los residentes dijeron al hoja que, sin energ√≠a el√©ctrica, no puede almacenar alimentos en el frigor√≠fico. Sin acceso a Internet, volvieron a escuchar m√ļsica en radios de bater√≠a. Con escasez de combustible, abandonaron los coches en el garaje.

Otra explicaci√≥n de la mayor participaci√≥n de la di√°spora es el hecho de que hoy hay m√°s libaneses fuera del pa√≠s. Decenas de miles de personas han abandonado el L√≠bano en los √ļltimos dos a√Īos, disgustadas por la situaci√≥n pol√≠tica y econ√≥mica; no est√° claro cu√°ntas de ellas fueron a Brasil.

¬ęLa votaci√≥n es un manifiesto, una declaraci√≥n de apoyo al pa√≠s¬Ľ, dice Miled Khoury, c√≥nsul honorario del L√≠bano en Campinas. Ha estado haciendo campa√Īa para informar a los votantes sobre la fecha l√≠mite de inscripci√≥n. ¬ęSer ciudadano no se trata solo de enviar dinero. Se trata de estar cerca, se trata de participar¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *