Los jóvenes de habla portuguesa forman un colectivo para debatir sobre cultura, política y similitudes





El brasile√Īo Ricardo Teixeira, los portugueses Beatriz Varela y Diego Garc√≠a y el mozambique√Īo Bruno Mourinho se han estado reuniendo peri√≥dicamente sobre una pantalla de ordenador desde hace aproximadamente un a√Īo.





Juntos conversan sobre la vida cotidiana de sus pa√≠ses, la cultura y la pol√≠tica de habla portuguesa y tratan de comprender qu√© tienen en com√ļn adem√°s, por supuesto, del idioma. Junto con otros 13 j√≥venes, forman la Juventud Unida de Pa√≠ses de Lengua Portuguesa (JUPLP), un colectivo creado durante la pandemia de coronavirus.

La iniciativa vino de Ricardo, de 23 a√Īos, residente de Belo Horizonte. Estudiante de periodismo, ya trabaj√≥ en colectivos culturales enfocados en la memoria afrodescendiente y el hip-hop.

Cuando escuché al rapero portugués Nenny, de ascendencia caboverdiana, comenzó a germinar la idea de un colectivo que fomentara los debates sobre la lusofonía y uniera a los jóvenes de estos países. Fue entonces cuando se propuso buscar posibles integrantes a través de las redes sociales, y la iniciativa despegó.

¬ęGran parte del contenido que tenemos en Palop [Pa√≠ses Africanos de L√≠ngua Oficial Portuguesa] es angl√≥fono o estadounidense ¬ę, dice Bruno, de 25 a√Īos, que vive en la capital de Mozambique, Maputo.¬Ľ Hay una falta de informaci√≥n sobre la lusofon√≠a, y nos damos cuenta de la necesidad de educarnos y explorar los aspectos comunes ¬ę.

Licenciado en Relaciones Internacionales y uno de los primeros en incorporarse a la JUPLP, ve en el colectivo una oportunidad para la diplomacia cultural, aunque informal, y un freno a los prejuicios. ¬ęPara muchos de nosotros, las favelas brasile√Īas son solo crimen y drogas, cuando, de hecho, son la fuente de samba y Anittas¬Ľ.

Entre los miembros del colectivo, todav√≠a existe el deseo de comprender mejor su propia historia. Beatriz, de 22 a√Īos, naci√≥ y vive en Lisboa, donde se gradu√≥ recientemente en negocios internacionales. El padre naci√≥ en el archipi√©lago de Cabo Verde, de donde emigr√≥ en la d√©cada de 1990, y la madre es hija de caboverdianos.

Se enter√≥ de JUPLP a trav√©s de Instagram, una plataforma en la que el colectivo comparte informaci√≥n sobre lus√≥fonos. Las √ļltimas publicaciones tratan, de forma did√°ctica, de las elecciones presidenciales en Cabo Verde. ¬ęQuiero hablar de pol√≠tica a la ligera, sin dejar nunca informaci√≥n confiable¬Ľ.

La idea central del colectivo es que el idioma es solo el punto de partida y una ventana de oportunidad para descubrir una amplia canasta de caracter√≠sticas comunes, dice Diego, de 29 a√Īos, que vive en el distrito portugu√©s de Viseu y trabaja como asesor parlamentario del partido.

Los proyectos que tienen por delante a los j√≥venes de habla portuguesa dialogan con un rasgo llamativo de los pa√≠ses de habla portuguesa: el predominio de los j√≥venes en la poblaci√≥n. Los Palop ‚Äďcon excepci√≥n de Cabo Verde‚Äď y Timor Oriental tienen, en promedio, el 60% de su poblaci√≥n de hasta 24 a√Īos. En Santo Tom√© y Pr√≠ncipe, por ejemplo, el 21,6% de la poblaci√≥n tiene entre 15 y 24 a√Īos, y en Angola, el 18,6%.

En total, la lusofon√≠a cuenta con unos 48 millones de personas entre 15 y 24 a√Īos, lo que representa el 16,4% de la poblaci√≥n de los pa√≠ses de habla portuguesa. Portugal y Brasil son miembros de la CPLP (Comunidad de Pa√≠ses de Lengua Portuguesa) con poblaciones mayores. En el primero, la edad media es de 44,6 a√Īos; en el segundo, 33,2. El promedio m√°s joven es el de Angola, con 15,9 a√Īos.

Durante m√°s de 20 a√Īos, la CPLP ha tenido estructuras para pensar las pol√≠ticas y fomentar la participaci√≥n de los j√≥venes. El director de Cooperaci√≥n Comunitaria, Manuel Lap√£o, dice que el tema es una prioridad en las intervenciones de la organizaci√≥n, que re√ļne a nueve pa√≠ses en los que el portugu√©s es uno de los idiomas oficiales.

En 1997, por ejemplo, se cre√≥ el Foro de la Juventud, un √≥rgano consultivo que re√ļne a los consejos de j√≥venes de los pa√≠ses miembros. Tambi√©n est√° el Consejo de Ministros de Juventud y Deportes.

Los miembros de JUPLP dicen reconocer la importancia del di√°logo de CPLP y desean contribuir a la comunidad, pero por otro lado, quieren buscar un espacio de discusi√≥n menos burocr√°tico. ¬ęA los j√≥venes no solo les gusta el debate pol√≠tico, el ocio tambi√©n es parte de √©l¬Ľ, dice el brasile√Īo Ricardo.

Lap√£o afirma ser consciente de la burocracia, com√ļn a los organismos vinculados a los gobiernos, pero agrega que el papel de los j√≥venes es crucial para la comunidad, que en 2019 cre√≥ el ¬ęA√Īo CPLP para la Juventud¬Ľ.

El brasile√Īo Marcus Bar√£o, de 31 a√Īos, presidente del Consejo Nacional de la Juventud de Brasil (Conjuve), ingres√≥ al mundo de habla portuguesa en 2015. Presidi√≥, de 2017 a 2020, el Foro de la Juventud de la CPLP, del que ahora es vicepresidente. ¬ęLos j√≥venes tienen mucho de qu√© beneficiarse, porque participar en una comunidad que se extiende por cuatro continentes es una puerta al mundo¬Ľ.

Entre una lista de proyectos encabezados por el foro, destaca el programa Juventud Emprendedora, que capacita a j√≥venes vulnerables y residentes de comunidades de la periferia de los pa√≠ses de habla portuguesa. Seg√ļn Bar√£o, en 2020, con actividades virtuales debido a la pandemia, el proyecto lleg√≥ a m√°s de 10 mil j√≥venes brasile√Īos en mil ciudades. En 2021, la cifra supera los 38 mil.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *