Los intereses de la deuda pagados por la CP daban para comprar 40 trenes nuevos





Todavía no se sabe en que el gobierno encontrará los 170 millones de euros para comprar 22 nuevos trenes regionales anunciadas ayer por el presidente de tren de Portugal (CP), Carlos Gomes Nogueira, los diputados de la Asamblea Nacional. Lo que se sabe es que la deuda histórica de esta empresa pública es tan "astronómica" -como reconoció el propio gestor ante los diputados- que sólo la factura soportada con los intereses de la deuda en los últimos años llegaba para comprar estos 22 trenes de que la CP necesita … y muchos más.





De hecho, en la audiencia parlamentaria de este martes sobre la degradación de material y el servicio prestado en la ferroviaria nacional, el presidente de la CP explicó cómo la deuda está "aplastando" a esta empresa pública, que no recibe compensaciones compensatorias desde 2014. Sólo en la CP gastó 108 millones de euros en 2015, más 88 millones de euros en 2016, otros 77 millones de euros en 2017 y otros 37 millones de euros en el primer semestre de 2018. Se trata de una factura superior a 309 millones de euros que llegaba para comprar cuatro decenas de los trenes ayer anunciados para 2024.

Efecto bola de nieve

Al tratarse de una entidad pública que presta servicio público en líneas deficitarias -como es el caso de los trenes suburbanos y de otras líneas del país al que ningún otro operador quiere llegar-, es el Gobierno que ha tenido la última palabra en cuanto al nivel de el endeudamiento de la CP. Cuando mete más dinero, la deuda desciende. Cuando mete menos, la deuda sube.

Desde que la CP entró en 2015 en el llamado "perímetro de la consolidación del Presupuesto del Estado", la empresa pública dejó de poder recurrir a la financiación de las entidades de crédito, pasando sus necesidades de financiamiento a ser suplidas por el Estado. Y por despacho del Gobierno, ha sido sucesivamente aumentado el llamado capital estatutario de la CP, tanto para hacer frente a las necesidades de inversión, bien para pagar los gastos resultantes de la deuda histórica acumulada como intereses y amortizaciones.

El esfuerzo financiero neto del Presupuesto del Estado con la CP ascendió a 687 millones de euros en 2015, 659 millones de euros en 2016 y 520 millones de euros en 2017

El esfuerzo financiero neto del Presupuesto del Estado con la CP ascendió a 687 millones de euros en 2015, 659 millones de euros en 2016 y 520 millones de euros en 2017

Foto de Nuno Fox

Por las cuentas de la Dirección General del Tesoro y Finanzas (DGTF), el esfuerzo financiero neto del Presupuesto del Estado con la CP ascendió a 687 millones de euros en 2015, 659 millones de euros en 2016 y 520 millones de euros en 2017. Este martes, el presidente de la CP hizo saber a los diputados que en 2018 "entrarán en la CP 455 millones de euros" y que, en 2019, "en función de los planes de amortización de esta deuda, es necesario que el Estado inyecte en la CP, para honrar los planes de amortización, 900 millones ". Resumiendo, desde 2015 los contribuyentes ya inyectaron 1.900 millones de euros en la CP y hasta 2019 van a inyectar otros 1.400 millones de euros.





En este período, la deuda de la CP descendió de 3.500 millones de euros en 2015 a 2.600 millones en 2017. La mayoría de la deuda (84%) ya es de mediano y largo plazo y el acreedor mayoritario es la DGTF aunque la CP también tiene préstamos obligatorios y debe dinero al Banco Europeo de Inversiones ya Eurofima, una sociedad financiera con sede en Zúrich que financia material rodante.

Si el Gobierno allí meter el dinero ahora reclamado, la deuda de la CP deberá cerrar en los 2,1 mil millones de euros en 2018 y ya cerca de los 1.200 millones en 2019.

Romper el círculo vicioso

"Yo no conocía empresas con capitales propios negativos, pero conocí esto: la CP. Es la primera en mi vida. Es una situación de quiebra técnica. "Punto", dijo a los diputados el presidente de la CP, Carlos Gomes Nogueira, que trabajaba en el sector privado antes de asumir el cargo.

Sin embargo, el gestor considera que tras estas amortizaciones de deuda previstas para 2018 y para 2019, "la estructura financiera de la CP comenzará a ser manejada".

"La CP no acumulará pérdidas si las compensaciones financieras en virtud del contrato de servicio público se pagan a tiempo", dijo Carlos Gomes Nogueira a los diputados

"La CP no acumulará pérdidas si las compensaciones financieras en virtud del contrato de servicio público se pagan a tiempo", dijo Carlos Gomes Nogueira a los diputados

Foto Tiago Petinga / Lusa

El presidente de la CP dejó el martes a los diputados la solución para que esta empresa pública rompa el círculo vicioso del endeudamiento y deje de acumular pérdidas a pagar por los contribuyentes: un contrato de servicio público que establezca, en blanco, una compensación anual de 90 millones de euros del Estado a la CP por el servicio que ésta presta, en particular en las líneas deficitarias.

"La CP no acumulará pérdidas si las compensaciones financieras en virtud del contrato de servicio público se pagan a tiempo. Este dinero debe ser inyectado por el accionista Estado a tiempo y horas ", dijo el presidente de la CP sobre esta solución más transparente de capitalizar la empresa.

En el marco de la liberalización del mercado de transporte ferroviario prevista para 2019, la CP espera que el Gobierno acepte conceder por diez años (renovables por otros cinco años) el servicio público de transporte de viajeros por ferrocarril. "Lo que quiero es que el contrato de servicio público sea formalizado con el Gobierno, sea aprobado por la Autoridad de Movilidad y Transportes, sea aprobado por el Tribunal de Cuentas y que el Gobierno cumpla sus compromisos en función de ese contrato de servicio público de 90 millones al año. Punto final. A partir de ahí, la CP presenta resultados netos positivos ", explicó el gestor.

La CP dice que tendrá el trabajo completamente listo hasta finales de septiembre, de modo que el Ejecutivo de António Costa pueda tomar una decisión final sobre este contrato de servicio público anual de 90 millones de euros.

El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez, no comenta "para ya" este contrato de servicio público que está en negociación entre el Gobierno y la CP y que se considera esencial para la compañía ferroviaria nacional afrontar la liberalización del mercado comienza el 1 de enero de 2019.

El jueves, 6 de septiembre, será el turno del ministro Pedro Marques también ir al Parlamento para debatir el ferrocarril.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *