Los efectos previsibles de la revocaci贸n del mandato presidencial





La revocatoria de mandato se introdujo en los sistemas presidenciales como un mecanismo de democracia directa, junto con el refer茅ndum, el plebiscito, el presupuesto participativo y la consulta ciudadana. Pero, en la pr谩ctica, funciona m谩s como un mecanismo de medici贸n de fuerzas entre el gobierno y la oposici贸n y como un term贸metro de la popularidad de los titulares.





Su incorporaci贸n, contemplada en unos pocos pa铆ses latinoamericanos, surgi贸 bajo gobiernos de izquierda con un fuerte componente populista: en Venezuela en 1999, en Ecuador en 2008, en Bolivia en 2009 y en M茅xico en 2021. y legislaturas a nivel subnacional, la revocatoria del per铆odo presidencial es lo que llama la atenci贸n del p煤blico.

El objeto de la derogatoria es someter al voto de los ciudadanos la permanencia de un ejecutivo en el poder. Se presenta como un mecanismo de control para revertir una decisi贸n mayoritaria previamente establecida. Pero, 驴cu谩les son las razones que justifican votar para decidir mantener o remover a una persona de su cargo?

Te贸ricamente, se basa en una evaluaci贸n de las acciones gubernamentales desde el momento en que asume el poder hasta que es sometido a dicho control. Una evaluaci贸n positiva implica continuidad, y una negativa implica dejar el cargo. Emp铆ricamente, los ciudadanos dif铆cilmente pueden contar con todos los elementos para hacer una valoraci贸n, la informaci贸n sobre lo que hacen los gobiernos es asim茅trica y est谩 pr谩cticamente monopolizada por las 茅lites pol铆ticas.

Por lo tanto, los ciudadanos se guiar谩n m谩s por sus afinidades pol铆tico-ideol贸gicas y menos por una evaluaci贸n de desempe帽o. En cambio, en los sistemas parlamentarios o semipresidenciales, la continuidad o no de un gobierno depende de la confianza de los parlamentarios, quienes pueden revocar o confirmar la permanencia del gobierno durante su per铆odo.

Los procesos de revocaci贸n en Am茅rica Latina

A febrero de 2022 solo se hab铆an realizado dos procesos de revocaci贸n de mandatos presidenciales. El primero en Venezuela, el 15 de agosto de 2004, fue iniciado por varios sectores de la oposici贸n de manera coordinada, pero tambi茅n impulsado por Hugo Ch谩vez y sus aliados. Guiado por organismos electorales poco independientes, termin贸 siendo un proceso que puso en entredicho su viabilidad y termin贸 generando una crisis pol铆tica.

Ch谩vez se mantuvo en el poder, ganando con el 59,1% de los votos, y desde entonces hasta su muerte en 2013, la polarizaci贸n aument贸. Hoy, Venezuela, bajo el mando de Nicol谩s Maduro, es considerada un r茅gimen autoritario, sumida en una grave crisis pol铆tica y econ贸mica, y el mecanismo revocatorio, que precisamente deb铆a ayudar a promover la salida del gobernante, no funcion贸. En 2016 y 2002, el Consejo Nacional Electoral rechaz贸 la aplicaci贸n de este mecanismo al imponer reglas inalcanzables.





El segundo proceso se realiz贸 en Bolivia el 10 de agosto de 2008, para el presidente, vicepresidente y ocho de los nueve alcaldes. Evo Morales fue ratificado con el 67,43% de los votos, al igual que seis alcaldes, todos del mismo partido. Dos de los alcaldes destituidos, de La Paz y Cochabamba, eran miembros de la oposici贸n.

Bolivia tambi茅n entr贸 en una crisis pol铆tica, ya que el refer茅ndum revocatorio profundiz贸 los conflictos existentes entre los l铆deres regionales y el gobierno central.

Nueve d铆as despu茅s de la celebraci贸n comenzaron los paros y cortes de caminos, el conflicto escal贸 al punto que en septiembre explot贸 un oleoducto que hab铆a sido cerrado por la oposici贸n y d铆as despu茅s fueron asesinados campesinos simpatizantes del oficialismo.

En ese contexto, Morales expuls贸 al embajador estadounidense acus谩ndolo de apoyar a la oposici贸n e impuso el estado de sitio en Pando, donde se concentraron los enfrentamientos.

El conflicto disminuy贸 cuando intervino Unasur y se crearon comisiones para investigar los hechos. Posteriormente, y en menos de un a帽o, se realizaron nuevos procesos para llamar a las urnas a los ciudadanos bolivianos.

En enero de 2009 se realiz贸 el refer茅ndum constitucional para la nueva Constituci贸n y en diciembre se realizaron elecciones generales para la reelecci贸n del presidente y otros cargos. En ambos casos, como en el caso de la derogatoria, gan贸 ampliamente el movimiento de Evo Morales.

Estas experiencias demuestran que la revocaci贸n del mandato es un mecanismo ciudadano de control del poder, pero que se basa en informaci贸n asim茅trica, por lo tanto, es un mecanismo manipulable por las 茅lites. Adem谩s, estos procesos tienden a favorecer al presidente de turno y su partido y, en 煤ltima instancia, pueden conducir a crisis pol铆ticas.

驴Cu谩l es el prop贸sito del proceso de derogaci贸n de L贸pez Obrador?

En M茅xico, la revocatoria del mandato presidencial se incorpor贸 a la constituci贸n el 20 de diciembre de 2019, en septiembre de 2021 se expidi贸 la ley reglamentaria y el pr贸ximo 10 de abril se votar谩.

La revocaci贸n procede si el resultado es por mayor铆a absoluta y si la participaci贸n supera el 40% de los inscritos en la lista nominal. Bajo esta premisa, el Poder Ejecutivo asumir铆a la presidencia del Congreso y dentro de los pr贸ximos 30 d铆as deber谩 designar un presidente suplente para completar el per铆odo constitucional.

No es de extra帽ar que L贸pez Obrador y su partido Morena hayan impulsado la aplicaci贸n de la derogatoria, ya que, en la pr谩ctica, la presentan como una 鈥渞atificaci贸n鈥. Al mismo tiempo, han utilizado su activaci贸n para atacar a las autoridades electorales, en particular al Instituto Nacional Electoral, neg谩ndole los recursos para hacerlo.

Al contrario de lo ocurrido en Venezuela y Bolivia, en el caso de M茅xico la oposici贸n, partidista y apartidista, no se moviliz贸 para promover la derogatoria. Esto podr铆a ser un 鈥渇racaso鈥 para L贸pez Obrador, quien ha intentado generar amplias movilizaciones a trav茅s de otras consultas, pero sin lograrlas.

En la encuesta popular de 2021 para 芦demandar a los expresidentes禄, solo particip贸 el 7,11% de la lista nominal, previsiblemente ganando el ‘s铆’ con el 97,72%. En octubre de 2018, tres meses despu茅s de ganar las elecciones, L贸pez Obrador realiz贸 una consulta (al margen de la ley) para cancelar la construcci贸n del aeropuerto de Texcoco y construir uno nuevo en Santa Luc铆a, y en esa oportunidad gan贸 la opci贸n del presidente, con la participaci贸n de s贸lo el 1,22% de los votantes.

En este contexto, todo indica que es altamente previsible que la participaci贸n ciudadana en la derogatoria sea baja y que el resultado favorezca en gran medida a L贸pez Obrador. Quiz谩s luego de esta tercera experiencia en la regi贸n, sea 煤til evaluar si la revocaci贸n del mandato presidencial es realmente un mecanismo de democracia directa o simplemente un instrumento de manipulaci贸n de las 茅lites pol铆ticas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *