Los desplazados que llegan a Pemba est√°n ¬ęen estado de shock¬Ľ





Muchas de las miles de personas que huyeron del ataque armado de nueve d√≠as contra Palma, en el norte de Mozambique, ¬ęest√°n muy traumatizadas¬Ľ y a√ļn ¬ęen estado de shock¬Ľ al llegar a Pemba.





Al parecer llegan mucho despu√©s del rescate, pero ¬ędesde el momento en que se dan cuenta de que est√°n a salvo en la ciudad de Pemba, entonces comienzan a mostrar sus emociones¬Ľ, describe a Lusa Margarida Loureiro, jefa de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) en Cabo Delgado.

¬ęNo creo que a nadie le vaya bien¬Ľ, dice mientras camina hacia un centro de acogida temporal en la capital provincial, un pabell√≥n deportivo proporcionado por las autoridades mozambique√Īas.

En el interior, equipos de Naciones Unidas y organizaciones humanitarias brindan apoyo y servicios básicos a 100 personas que no tenían familiares ni amigos para recibirlos cuando llegaron el jueves.

Viajaron en un barco con unas 1.100 personas que se escondían junto al sitio del proyecto de gas de Total en Afungi.

La operaci√≥n de acogida ¬ęfue muy bien, de manera coordinada con las autoridades y los socios humanitarios¬Ľ, describe Margarida Loureiro.





PUB

Excluyendo 100, con todos los dem√°s se pudo localizar a familiares y amigos para recibirlos e instalarlos.

Una ¬ęinmensa solidaridad¬Ľ de parte de toda la regi√≥n al sur y oeste de Cabo Delgado hacia la poblaci√≥n que deja los distritos en conflicto.

‚ÄúPara esta poblaci√≥n que llega de Palma hemos tenido un servicio ‘salvavidas’‚ÄĚ, dice Margarida Loureiro, es decir, apoyo de emergencia con todo lo imprescindible, incluida la valoraci√≥n psicol√≥gica, la respuesta m√©dica y nutricional con todos los socios.

¬ęQuien abandona por la fuerza su tierra, sufre una violencia extrema y ve morir a sus seres queridos de la forma m√°s violenta, es imposible estar bien¬Ľ, resume.

¬ęTenemos poblaciones muy resistentes, tenemos hombres, mujeres y ni√Īos muy resistentes, pero ahora lo que quieren es estar en paz¬Ľ.

Como en otras tragedias y dada la pir√°mide de la juventud de Mozambique (aproximadamente la mitad de los 30 millones de habitantes tienen menos de 20 a√Īos), las madres y los ni√Īos son las principales v√≠ctimas.

¬ęTrabajamos con muchos ni√Īos, lamentablemente son la mayor√≠a de esta poblaci√≥n. Tenemos muchos ni√Īos no acompa√Īados, separados de sus familias¬Ľ y muchos informes de abusos violentos contra mujeres y menores.

La ONU ha enfatizado que la falta de financiaci√≥n del apoyo humanitario complica las operaciones y Margarida Loureiro hace un llamamiento: ¬ęlas condiciones est√°n llegando con lo que hemos logrado y por eso es importante que la comunidad internacional ayude, no basta con hablar, es necesario contribuir ¬ę.

Se desconocen los próximos días.

Sobre el terreno, se espera informaci√≥n de las fuerzas mozambique√Īas sobre las operaciones en curso para tratar de retomar Palma, mientras que un n√ļmero indeterminado de residentes de Palma sigue huyendo.

¬ęEstamos listos para recibir a quien llegue. Estamos esperando que llegue m√°s gente. Sabemos que todav√≠a hay mucha gente escondida, esperando poder escapar, tenemos gente que est√° desaparecida¬Ľ.

El movimiento de desplazados ¬ęno termina con este barco¬Ľ que lleg√≥ a Pemba, concluye.

* Agência Lusa

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *