Los desafíos de la nueva Comisión Europea





La nueva Comisión Europea asumió el cargo hace dos días, esta vez bajo el liderazgo de la ex ministra de Defensa alemana, Ursula van der Leyen. Al igual que sucede cuando un órgano ejecutivo asume el cargo y comienza un nuevo mandato, siempre se abre un momento de esperanza y expectativa, una oportunidad renovada para el cumplimiento de los viejos deseos, un nuevo horizonte que se desgarra a la vista. de alcanzar nuevas metas, nuevas metas y nuevos desafíos.





Como se se√Īal√≥ correctamente a su debido tiempo, el nuevo ejecutivo de la Comunidad fue el resultado de un dif√≠cil equilibrio entre un n√ļmero cada vez mayor de factores: equilibrio de g√©nero, equilibrio pol√≠tico-partidista, equilibrio geogr√°fico, varios otros … Solo la necesidad de responder a esto. La multiplicidad de desaf√≠os fue suficiente para garantizar la dificultad de formar el cuerpo colegiado europeo.

Pero en el camino, surgieron otros obstáculos y otros obstáculos, lo que obligó a la recomposición del colegio de comisionados propuesto inicialmente, con la necesidad de reemplazar a algunos de los miembros nominados, el más mediado de los cuales fue precisamente el del comisionado francés nominado.

Sin embargo, a nivel sustantivo, es importante atenerse a las palabras que ha dicho la nueva Presidenta de la Comisión Europea, Ursula van der Leyen. Las principales líneas de fuerza que nos han sido transmitidas hasta el momento apuntan a la apreciación de dos grandes líneas de acción por parte de la próxima Comisión Europea.

En primer lugar, la apuesta decisiva por la verdadera dimensión social de la Unión. Si bien la Comisión Europea (CE) tiene el monopolio y el poder exclusivo de la iniciativa reguladora y legislativa dentro del marco comunitario, la afirmación de este principio por parte del nuevo Presidente de la CE es la garantía de que El Consejo de Ministros y, por lo tanto, los Estados miembros de la Unión encontrarán más propuestas sociales a corto y medio plazo. Para quienes sostienen que la Unión Europea (UE) no puede y no debe ser solo un bloque económico, es sin duda un desafío desafiante y una perspectiva muy alentadora.

No debemos olvidar los numerosos indicadores econ√≥micos que nos muestran cu√°n socialmente esta UE todav√≠a tiene que progresar y profundizarse. De estos, tres merecen especial atenci√≥n: el alto n√ļmero de europeos que a√ļn viven muy cerca del umbral de pobreza o subsistencia; el enorme "ej√©rcito de desempleados" de m√°s de 20 millones de europeos, que deber√≠a avergonzar a toda Europa y dif√≠cilmente puede reducirse mientras la Uni√≥n experimente tasas promedio de crecimiento econ√≥mico de solo el 1%; Finalmente, el inmenso desaf√≠o demogr√°fico que enfrenta la Uni√≥n, con el enorme envejecimiento de su poblaci√≥n y la reducci√≥n significativa de su poblaci√≥n activa. Este problema va mucho m√°s all√° de lo que puede parecer a primera vista, ya que no puede disociarse de lo que la UE puede decidir en t√©rminos de migraciones que actualmente exigen territorio europeo.

En segundo lugar, la apuesta decisiva en la llamada "econom√≠a verde". Nadie de buena fe puede cuestionar hoy la necesidad y la urgencia de introducir nuevas reglas en el funcionamiento de la econom√≠a que conduzcan a un mayor respeto por la naturaleza. La divina providencia nos ha dejado solo una naturaleza y un mundo, y cuanto peor lo tratemos, peor viviremos en √©l. Las reglas necesarias deben ser introducidas con criterio, consideraci√≥n y sin el radicalismo que muchos defienden. Pero esta precauci√≥n no puede confundirse con la inactividad o, a√ļn m√°s, la negatividad del problema.





La Comisi√≥n van der Leyen tendr√° un papel y una responsabilidad inigualables a este respecto. Las indicaciones que el nuevo Presidente de la Comisi√≥n ya ha expresado expresan un discurso conservadoramente moderno, que debe ser perseguido y realizado, refinado por el paradigma del respeto por algo que no nos pertenece individualmente y que integra el patrimonio com√ļn de la humanidad.

Desafortunadamente, como no hay belleza, Ursula van der Leyen comienza su mandato como directora de un colegio incompleto de comisionados por falta de representación británica. Boris Johnson hizo otro berrinche y, confundiendo y mezclando asuntos, se negó a nombrar un comisionado antes de las elecciones del 12 de diciembre. Cualquier análisis legal, aunque sea superficial, concluirá que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Excepto por Boris Johnson.

Y si este hecho no pudiera afectar sustancialmente la actividad de la próxima Comisión Europea como titular del poder de iniciativa legislativa de la Unión, una actividad que no es inaplicable por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, ya su actividad como decisor administrativo de la vida y la máquina comunitaria , no estará a salvo de ser cuestionado y evaluado por la jurisdicción de Luxemburgo.

Será una verdadera espada de Damocles que no dejará de centrarse en los primeros días del mandato de la nueva Comisión Europea, que pone de manifiesto lo que ya se está haciendo evidente: la presencia del Reino Unido y su pertenencia a la Unión Europea está comenzando a ser algo que ya no se puede guardar y que, en esta lógica, es mejor que termine. Y para terminar lo antes posible. Si los argumentos que podrían hacer que Londres y los británicos inviertan su posición están agotados, entonces déjenlos marchar, y cuanto antes mejor.

Estos son, por lo tanto, nuevos tiempos y nuevos horizontes que abren la Unión Europea, o lo que queda de ella. Y para aquellos que, por naturaleza, son partidarios de este modelo de integración, es imposible que, después de todo, no sean tiempos de esperanza.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *