Los críticos de Río van a juego e intentan aislar al líder. La dirección desvaloriza

"Un general sin soldados". Un dirigente máximo que se arroga en el derecho de invitar a militantes a salir del partido, cuando él mismo traicionó al PSD en batallas recientes. Un líder que persigue a los adversarios internos, bajo el lema de correr con los prevaricadores, y que se rodea de malos ejemplos en su núcleo duro. Un presidente que ganó el partido por poco y que está cada vez más aislado. Rui Rio estuvo en las Caldas da Rainha, para un Consejo Nacional que se anticipaba tenso, y no fue ahorrado por la mayoría de los militantes que pidió la palabra para intervenir. El líder socialdemócrata oyó e hizo lo que ya había prometido hacer: ignoró, desvalorizó y vació. Pero la incomodidad y la tensión eran evidentes: la reunión del órgano máximo entre congresos del partido fue todo menos un paseo en el parque para el río.

Por otra parte, quien pasara en la noche del miércoles por el Centro de Congresos de las Caldas da Rainha, era capaz de jurar que se trataba de una concentración regional de amoladores, tal la cantidad de cuchillos que iban siendo afilados a medida que las horas pasaban. El ambiente ya estaba satinado a la salida: en la TSF, Luis Montenegro había acusado a Rui Rio de provocar gratuitamente a los que de él discrepaban; a la llegada, el líder del PSD dijo estar "llenos de miedo" de los recados de sus adversarios.

De hecho, hubo críticas – y duras. En las bastidores, todas las versiones que circulaban apuntaban en el mismo sentido: "Río fue arrasado"; "No hay memoria de una reunión así", "ni los fieles lo apoyaron". No habría sido exactamente así, pero Río acabó efectivamente aislado. De los nueve militantes que pidieron la palabra, sólo dos defendieron a Rui Rio: Alberto Machado, recién electo líder del distrito del PSD / Porto y hombre de confianza del presidente; y Ricardo Gonçalves, ex líder del consejo de distrito de la PSD / Lisboa y uno de los hombres fuertes del aparato socialdemócrata – con Gonçalves, que apoyó Río el último directa, incluso admitió que era necesario oposición "más fuerte para el PS."

En un Consejo Nacional sin los barones de antaño y con ausencias de peso, acabó por ser Hugo Soares a sintetizar todas las críticas que han sido dirigidas al presidente del partido en los últimos meses. El ex líder parlamentario del PSD, que Rui Rio dispensó en una rescisión nada amistosa, acusó al líder socialdemócrata de estar fallando prácticamente en toda la línea. En la cuestión de la "Tasa Robles", Río se colocó al lado del Bloque ya la izquierda del PS, en una medida que está en los antípodas de lo que es, en teoría, la orientación ideológica del PSD. En la reconducción o no de Joana Marques Vidal, Río desmintió a su secretario general el mismo día en que José Silvando defendió la permanencia de la Fiscalía General de la República en el cargo e ignoró los llamamientos de figuras como Paulo Rangel, Miguel Poiares Maduro, José Eduardo Martins y varios diputados del PSD. O en la forma en que está persiguiendo a los candidatos del partido a las últimas autárquicas que gastaron más allá de la cuenta, en un gesto que Hugo Soares (y otros socialdemócratas) considera ser desleal. El ataque, en este punto, fue casi personal: el ex líder parlamentario del PSD acusó a Río de entregar a Hugo Carneiro, secretario general adjunto y delfín del antiguo alcalde de Oporto, la tarea de presionar y "dar lecciones de moral a los autarcas del PSD ", cuando en el año 2013 el mismo Hugo Carneiro estuvo con Rui Moreira en la disputa contra Luís Filipe Menezes, con el alto patrocinio de Río.

Los ataques de Hugo Soares no quedaron por aquí. De acuerdo con lo que el Expreso constató junto a varios consejeros que participaron en la reunión, el antiguo líder de la JSD cuestionó una vez más la estrategia de acercamiento del PSD al PS y desafió a Rui Rio a corregir los ataques que hizo los críticos del actual liderazgo. "No recibo lecciones de militancia de nadie. En los últimos seis años, estuve al frente del combate político, a salvar al país ya combatir el PS, pero nunca dijo que aquellos militantes que todos los días criticaban al Gobierno y al PSD eran la muleta del PS ", dijo Hugo Soares.

Una intervención muy dura y en todo semejante a la de Virgínia Estorninho. La histórica militante socialdemócrata acusó a Río de querer ser "un general sin tropas", hostilizando abiertamente las estructuras de los partidos. Más: de atacar candidatos que superen los límites financieros en las campañas autárquicas y, al mismo tiempo, tener a su lado dirigentes partidarios que hicieron exactamente lo mismo. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció hoy que el presidente de la República, José Luis Rodríguez Zapatero, Todo sumado, Virginia Estorninho dejó una sentencia: si en las últimas direcciones hubo un 46% de militantes que no votaron en Río, después de los últimos meses, "serán ahora muchos más".

En otra fase del debate, también José Matos Rosa fue juego y para responder directamente al presidente del PSD, que acusó a la anterior dirección de haber dejado las cuentas del partido en estado de sitio. "No admito que pongan en cuestión mi seriedad. "No soy más serio que los demás, pero no hay nadie más serio que nadie", afirmó el ex secretario general del PSD. Tres intervenciones que resumen bien el estado de ánimo de una parte del partido.

Río reacciona con frialdad y esconde triunfo

El líder del PSD dejó a todos los críticos sin respuesta, limitándose a responder a las preguntas concretas que le fueron planteadas y reservando largos minutos para explicar la validez de la propuesta que el partido va a presentar para combatir la especulación inmobiliaria – que no será una nueva tasa como pretende el Bloque, sino una diferenciación de la tasa del impuesto sobre las plusvalías, que ya existe actualmente, y que, como pretende el presidente socialdemócrata, debe pasar penalizar a quien vende una casa en un corto espacio temporal y privilegiar que mantiene el inmueble durante mucho tiempo.

En cuanto al resto, ni una palabra de Rui Rio – hasta porque el líder socialdemócrata continúa insistiendo que las declaraciones que le son atribuidas han sido engañadas y que nunca ha invitado a ningún crítico a dejar el partido. Al final del Consejo Nacional, sería Paulo Mota Pinto a resumir el estado de espíritu del núcleo duro del líder. "El PSD es un partido plural, hubo intervenciones más críticas, otras de alerta, otras de defensa. Salgo plenamente satisfecho. "No pienso que el PSD salga dividido, mucho menos más dividido de este Consejo Nacional", aseguró el presidente del Consejo Nacional, a los periodistas.

El documento estratégico se volvió controvertido antes de serlo, con varios dirigentes, con o sin división en el partido, Río acabó por ocultar el triunfo que pretende usar para marcar esta rentrée política: el paquete de medidas que el PSD va a presentar para la Salud. socialdemócratas a sugerir que el partido se preparaba para cometer un gigantesco error político al presentar un programa altamente liberal y de mayor apoyo a los privados. La polémica fue tal, que llevará dos miembros del núcleo duro de Río a amenazar con el despido. La dirección del partido desmintió siempre esas noticias, pero decidió no entregar la versión final del documento a los consejeros nacionales antes de presentarla formalmente en las Caldas da Rainha.

La expectativa era grande, por lo tanto. Pero duró poco. Río casi no habló del paquete de medidas y entregó la misión Luís Filipe Pereira, coordinador del Consejo Estratégico Nacional del PSD para esta área. El dirigente socialdemócrata presentó un 'powerpoint' sobre el tema y, una vez más, no se distribuyeron documentos escritos a los consejeros, ni a la comunicación social – en teoría, así no existen fugas de información. El texto sólo se dará a conocer formalmente el jueves en una rueda de prensa prevista para 15:30 en la sede nacional del partido en Lisboa. Sólo ahí, los opositores tendrán la posibilidad de organizar una resistencia formal. Hasta entonces, Río controlará el calendario y la agenda política.

Noticia publicada por...

Ana Gomez
Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Sé el primero en comentar en "Los críticos de Río van a juego e intentan aislar al líder. La dirección desvaloriza"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*